Corriente Marxista Internacional

La forma de financiación de las organizaciones políticas, no es una cuestión menor. Cuanto más cerca está una organización de aceptar las bases ideológicas del capitalismo, más tentadora le resultará la idea de obtener sus recursos precisamente de este sistema. La banca, se convierte así en parte interesada y en artífice de la vida política a través de las ingentes cantidades de dinero prestadas a los partidos. Pero en época de crisis, al igual que el resto de los prestatarios, los partidos están encontrando dificultades extremas para conseguir financiación; así, durante el año 2008, según datos publicados en El País, La Caixa prestó cerca de 9 millones de euros, (en 2007 prestó casi el doble), Caja Madrid prestó en el año pasado casi un 43% menos que en 2007, y así un largo etcétera. El endeudamiento de los partidos obreros ha ido creciendo a lo largo de los años, hasta convertirse en una verdadera losa que les impide adoptar una política independiente. IU debe más de la mitad del valor de su patrimonio y el PSOE debe casi 14 millones de euros (Expansión, 16/4/09).
Los marxistas siempre hemos insistido en un aspecto importantísimo: para garantizar la independencia política, para no tener que doblar la rodilla ni mendigar a nuestros enemigos de clase, las organizaciones obreras tienen la obligación de financiarse recurriendo al propio movimiento obrero. Es un viejo dicho que "quien paga al flautista, elige la melodía...", y naturalmente los favores se pagan, si no se pueden devolver los créditos, los consejos de administración de los bancos siempre pueden encontrar la manera de llegar a un acuerdos beneficiosos con las cúpulas de los partidos, acuerdos en que los trabajadores no tenemos ni voz ni voto.
No podemos dejar que nuestras ideas se tengan que subordinar a intereses ajenos a nuestra clase, por eso, los marxistas de El Militante acudimos a las fuentes de financiación revolucionarias y siempre que ofrecemos nuestra prensa, o pedimos una aportación a nuestros simpatizantes y en general al movimiento, lo hacemos con el orgullo de saber que estamos preservando el mayor instrumento de transformación de la sociedad: una organización con ideas, pero también con medios suficientes para subsistir sin tener que depender de nadie.
Participa regularmente en nuestras campañas económicas. Es la única manera de garantizar nuestra independencia política.
¡Lee y difunde nuestra prensa!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org