Imprimir
El 19 de junio, la empresa Océ, concesionaria del servicio de reprografía de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), despidió a dos trabajadoras con más de veinte años de antigüedad: Amparo, del servicio de reprografía de la Facultad de Letras, y Yolanda, del de Ciencias. Estos despidos forman parte de un plan de reorganización del servicio, en el que parece ser que está previsto suprimir más de un punto de atención en el campus de Bellaterra, con lo que es previsible que dentro de los planes haya más despidos.
En los últimos días ha habido intensas reuniones entre la UAB y la empresa Océ, con lo que la dirección de la UAB tiene que estar al corriente del plan de despidos. De hecho, la empresa concesionaria del servicio de fotocopias no puede llevar a cabo ninguna variación en la plantilla sin la aprobación de la Universidad. De forma inmediata, en cuanto se conocieron los dos despidos, los delegados sindicales del PAS, junto a las delegadas de Océ, prepararon un plan de movilización para echar atrás los planes de la empresa.
El jueves 25 de junio ha habido una concentración con más de 150 trabajadores del PAS, profesores, estudiantes y trabajadoras de reprografía en el edificio del Rectorado y se ha presentado un comunicado a la gerencia de la UAB para que paren de forma inmediata los despidos.
Océ es una multinacional europea que tiene una facturación mundial de 2.900 millones de euros al año (más de 100 millones en el Estado español y Portugal). Está claro que Océ pretende aprovechar la situación económica actual para llevar a cabo sus planes de despidos. Océ busca mejorar sus cifras de negocio en la UAB a costa de la parte más débil, las trabajadoras de copistería. Pero la respuesta del PAS, profesores, estudiantes, está siendo muy positiva. En pocos días se están recogiendo miles de firmas de apoyo. Y estamos convencidos que la Universidad va a tener que rectificar y denegar a Océ sus planes de "reorganización".