Corriente Marxista Internacional


Debemos salir a la huelga para defender un puesto de trabajo fijo y digno frente al despido libre y la precariedad, por una educación pública de calidad y gratuita y en defensa de los derechos democráticos para Euskal Herria.

Debemos salir a la huelga para defender un puesto de trabajo fijo y digno frente al despido libre y la precariedad, por una educación pública de calidad y gratuita y en defensa de los derechos democráticos para Euskal Herria.
A los trabajadores están intentado hacernos creer que para que la economía funcione hay que hacer sacrificios y asegurar los beneficios empresariales. Como ha dicho la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, en su reunión con sindicatos y patronal "hay que dar créditos a las empresas porque son las que generan empleo". Pero todos hemos visto como las grandes empresas y los bancos han obtenido beneficios récord, sin que ello haya asegurado el pleno empleo, ni la seguridad en el trabajo. Los contratos temporales en Euskadi sur son el 25,3% y prácticamente duplica la media europea (14,2%). En la administración llega al 35%, uno de cada tres trabajadores es temporal, siendo la enseñanza el sector con más trabajadores temporales1. En precariedad laboral Euskal Herria, junto con el Estado español, está a la cabeza de Europa.

Más sacrificios para los trabajadores, más facilidades para los ricos

El ejecutivo de Ibarretxe ha gobernado para favorecer a la burguesía rebajando los impuestos de las grandes empresas y restringiendo el gasto social. La plataforma Elkar-tzen (movimiento a favor a de los derechos sociales básicos)  indica que "la política fiscal -siguiendo directrices europeas, el Cupo y las diferentes reformas fiscales- sigue encaminada a bajar la presión fiscal a las rentas empresariales y de capital. El ejemplo más evidente es la bajada del Impuesto de Sociedades. Aunque los beneficios de las empresas constituyen mucho más de la mitad de la riqueza generada (PIB), de cada 100 euros que se espera recaudar en 2008, solamente 14,4 serán pagados por las empresas (14,2 en la CAPV y 15,5 en Nafarroa Garaia [Comunidad Foral de Navarra]). Todo esto se une a un alto nivel del fraude fiscal que supera en Hego Euskal Herria (Euskadi Sur) los 9.000 millones de euros"... A esto hay que añadir que los gastos sociales han sido restringidos en educación, sanidad, etc.2
Las grandes empresas y los bancos ahora quieren mantener sus beneficios metiendo la mano en el presupuesto del Estado. Después de no pagar impuestos y llevar a la bancarrota a la industria, ahora pretenden quedarse con el dinero público. Si lo logran no habrá dinero para los servicios públicos como sanidad o educación y van a llevar a la bancarrota a la Administración.

Pugna por los presupuestos

No podemos permitir que esto ocurra. Ya antes de que comenzara oficialmente la crisis se dedicaba poco dinero a educación, hecho del que incluso la prensa burguesa se ha hecho eco: "El gasto público educativo en el año 2006 era del 3,5% del PIB, cuando la media europea (la de los 27 países) era de 5,4%. Y la comparación es escandalosa si se hace con países punteros: Suecia, 7,4% y Noruega, 7,6%. El ritmo de crecimiento de nuestro gasto público educativo es, pues, menor que el de la riqueza que generamos"3.
Incluso con superávit fiscal en los presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) se está reduciendo el gasto social. Llegar al 6% en educación requiere mil millones más de euros. Tal como denunció CCOO, en Hego Euskal Herria "para prestar servicios a las personas con dependencia deberían destinarse 800 millones de euros, mientras que la suma de las partidas de Gobierno y Diputaciones para bienestar social ‘no llegan a 400 millones"
La causa de la crisis es el sistema capitalista, no los salarios de los trabajadores, ni el gasto social. La crisis es mundial, y las medidas que proponen los capitalistas son iguales en todo el mundo. Ellos tienen un programa claro. Los trabajadores debemos hacer lo mismo: ponernos de acuerdo en un programa que defienda nuestros intereses y luchar por conseguirlo. Las organizaciones que convocan a la huelga proponen como medida para solucionar la crisis el derecho a decidir en Euskal Herria: "La falta de capacidad de decisión a la hora de abordar temáticas económicas y sociales es fundamental para que se mantenga el actual modelo y continúen prevaleciendo los intereses empresariales de unos pocos frente a los de la clase trabajadora. Es por ello que exigimos que las políticas económicas, sociales y laborales se decidan en Euskal Herria y estén al servicio de los intereses de la clase trabajadora". Ahora bien, para poder decidir sobre la economía es necesario que los medios de producción y la banca estén nacionalizados y bajo control obrero.

1. El País, 10/03/2009
2. Gara, 27/12/2007
3. Deia.com ‘¿Para cuándo el 6% del PIB a Educación?', 14/01/2008

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org