Imprimir
Desde CCOO y UGT de Navarra se está tratando de despreciar la convocatoria de huelga general en Euskal Herria alegando que "no tiene efectividad para salir de la crisis", como dice Juan Goyén de UGT, que explica que la huelga general es "una medida de presión ante los gobiernos que quieren imponer unos recortes y para conseguir que retiren esas medidas, pero para salir de la crisis no lo entiendo".
Según Ramón Górriz, secretario de Organización de CCOO estatal, "convocar por convocar, sin objetivos, puede dar gusto al cuerpo pero sirve para poco", a lo que ha agregado que estas organizaciones "han perdido una oportunidad importante para haber generado espacios de unidad sindical. Han reavivado su interés por el frentismo sindical que no conduce a ninguna parte".
Según un informe realizado por el sindicato CCOO de Navarra, sólo en el primer trimestre de este año se han presentado 260 ERE, 30 más que los solicitados por las empresas en todo el año 2008. El saldo de estos quince meses supone 20.390 trabajadores afectados por algún ERE. De ellos, 17.906 afectados por EREs temporales y 2.484 por EREs de despidos.
Además, los datos que están apareciendo sobre la repercusión de la crisis entre los más jóvenes son muy significativos: en sólo un año, la tasa de paro de la población joven se ha disparado un 40,8%, del 13,24% del cuarto trimestre del año 2007 al 54,04% actual. Del total de los 25.100 parados que hay en Navarra según el Inem, cerca de 13.700 tienen menos de 34 años. Una cifra que se ha duplicado desde el cuarto trimestre de 2007, cuando el total de jóvenes desocupados se situaba en los 6.600.
Los embargos de viviendas por no poder pagar la hipoteca se están disparando, siendo Navarra, junto con Murcia y La Rioja, las comunidades autónomas donde porcentualmente más han crecido las ejecuciones hipotecarias. Esta huelga general de Euskal Herria es necesaria también en Navarra y para que sea efectiva todos los trabajadores debemos ir juntos contra los que han provocado esta crisis, los capitalistas, y encima quieren aprovecharse de ella a nuestra costa.