Imprimir
El 25 de marzo hubo un paro de una hora entre las nueve y las diez de la mañana en la red de centros de AENA, formada por 47 aeropuertos y 6 centros de control de tránsito aéreo en contra de los planes de privatización de AENA. La convocatoria se realizó por los sindicatos CCOO, UGT y USO tras la reactivación de los planes de privatización anunciados en agosto pasado por el gobierno. En una primera valoración el paro ha sido secundado en el 100% de los centros.
El 25 de marzo hubo un paro de una hora entre las nueve y las diez de la mañana en la red de centros de AENA, formada por 47 aeropuertos y 6 centros de control de tránsito aéreo en contra de los planes de privatización de AENA. La convocatoria se realizó por los sindicatos CCOO, UGT y USO tras la reactivación de los planes de privatización anunciados en agosto pasado por el gobierno. En una primera valoración el paro ha sido secundado en el 100% de los centros.
En el aeropuerto de Valencia los compañeros de CCOO comenzamos colgando una gran pancarta en la pasarela que comunica el aparcamiento principal y la Terminal, de modo que pudiera ser vista por todos los trabajadores a la entrada del turno de mañana. Durante la hora de paro nos reunimos unos 80 trabajadores entre personal del aeropuerto y del centro de control y realizamos concentraciones en el bloque administrativo, terminal de pasajeros y bloque técnico.
En las concentraciones los compañeros de CCOO expusimos megáfono en mano que desde la empresa intentan justificar la entrada de capital privado como el medio para mejorar la gestión, cuando en realidad los responsables de la mala gestión son ellos mismos. Que la privatización de empresas públicas se da en el contexto más general de precarización y externalización del trabajo como medio de aumentar los beneficios de los empresarios a costa de los trabajadores y de la destrucción y precarización del empleo, y de la necesidad de la movilización y la continuidad de la lucha para enfrentar estos ataques.
Este paro será positivo si es el primer paso de una movilización más amplia y contundente, que se concretara en una huelga de 24 horas en todos los centros de la empresa. Además, ha servido, al menos en AENA-Manises, para revitalizar la sección de CCOO y empezar a reorganizarla con el objetivo de que esté presente en todos los problemas que nos afectan a los trabajadores.