Imprimir
La huelga de profesores y estudiantes del 19 de marzo fue un éxito, con un seguimiento del 80% de los maestros en primaria y un 60% en secundaria. La manifestación en Barcelona congregó a unas 100.000 personas, mayoritariamente profesores. Era la tercera convocatoria de huelga en poco más de un año y los trabajadores de la enseñanza y los estudiantes hemos vuelto a dejar claro nuestra oposición a los planes de privatización de la escuela pública: la LEC, Llei d'Educació de Catalunya.
La huelga de profesores y estudiantes del 19 de marzo fue un éxito, con un seguimiento del 80% de los maestros en primaria y un 60% en secundaria. La manifestación en Barcelona congregó a unas 100.000 personas, mayoritariamente profesores. Era la tercera convocatoria de huelga en poco más de un año y los trabajadores de la enseñanza y los estudiantes hemos vuelto a dejar claro nuestra oposición a los planes de privatización de la escuela pública: la LEC, Llei d'Educació de Catalunya.

El Departament d'Ensenyament ha mentido diciendo que el seguimiento de la huelga fue de sólo un 40%. Pero no nos pueden engañar porque cada docente en nuestro centro hemos visto que la participación ha sido masiva. En muchos centros de primaria el seguimiento ha sido de un 100%. Además, el Departament ha intentado bajar estas cifras de participación con unos servicios mínimos abusivos que obligaban a mantener el centro abierto a pesar de que la totalidad del claustro quisiera secundar la huelga.
El ambiente de la manifestación era combativo y se corearon consignas pidiendo la dimisión de Maragall, el conseller de Educación. Las declaraciones de Maragall ese día fueron a favor del diálogo, cuando se ha negado a dialogar durante más de dos años.

El Tripartit pretende pactar con CIU dando la espalda a la comunidad educativa

Después de la movilización, el gobierno tripartito ha propuesto, en el trámite parlamentario, negociar con CIU. Esto demuestra hasta qué punto esta ley es un ataque a la educación pública. Durante más de 20 años con CIU en el gobierno de la Generalitat se dedicaron grandes cantidades a la patronal de la educación concertada mientras se dejaba a su suerte a la educación pública. El actual tripartito lejos de cambiar radicalmente esa política ha profundizado en el aumento de recursos a la escuela concertada. De hecho, uno de los puntos que propone CIU para aprobar la ley es retirar el punto que exigía la escolarización mixta (niños y niñas)  en los centros concertados. CIU no exige nada más porque el actual proyecto de ley ya satisface su modelo de enseñanza.
La pregunta que planeaba en la cabeza de los presentes en la manifestación del 19 marzo era: ¿Cómo continuaremos la lucha? El Departament no ha dado muestras de querer echar atrás sus medidas. No obstante, los dirigentes de los sindicatos de trabajadores de la enseñaza permanecen callados y no proponen ninguna medida concreta. No nos puede pasar igual que después del éxito de la movilización del 14 de febrero del 2008 cuando se nos pidió esperar a las negociaciones que finalmente no consiguieron nada. Se deberían convocar asambleas de profesores, padres y estudiantes y unificar las luchas educativas a nivel estatal (hay convocadas en Madrid y en el País Valencià). Éste es un ataque al conjunto de la clase trabajadora, por tanto los dirigentes de los sindicatos de clase, UGT y CCOO deberían dar una respuesta contundente.