Imprimir
Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante de Salamanca apoyamos la movilización de CCOO y UGT para el próximo 26 de marzo en Salamanca. Dicha movilización será una de las muchas que llevara a cabo ambos sindicatos en Castilla-León y que acabará en una manifestación en Valladolid el 15 de mayo.

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante de Salamanca apoyamos la movilización de CCOO y UGT para el próximo 26 de marzo en Salamanca. Dicha movilización será una de las muchas que llevara a cabo ambos sindicatos en Castilla-León y que acabará en una manifestación en Valladolid el 15 de mayo. (1)

La situación en el Estado español es alarmante. La cifra de paro ya ha alcanzado los 3,5 millones de personas y la situación empeora de forma acelerada. De 1.166.528 parados nuevos en los últimos doces meses, prácticamente una tercera parte, 350.000, se produjeron tan sólo en enero y febrero de 2009. Ahora mismo ya hay 827.000 familias que tienen todos sus miembros desempleados y, según datos de IU, 1,5 millones de parados habrán dejado de percibir el seguro de desempleo en primavera.

Con estos datos se demuestra que el regalo de 150.000 millones de euros (un 20% del PIB) no ha servido absolutamente para nada, simplemente para engordar los bolsillos multimillonarios de una pequeña minoría parasitaria a costa de los trabajadores.

En el caso de Castilla-León la cifra de parados es de 167.133 personas, un 3,49% más respecto a enero. Comparándolo con febrero de 2008 es 39,97% superior (47.728 desempleados más). Pero la situación no es distinta a la que se vive en el resto del Estado, por eso pensamos que estas movilizaciones tienen que ser el preludio de una huelga general en todo el Estado en defensa del empleo, los salarios, la sanidad y la educación pública, y para que la crisis lo paguen los responsables, esto es, los capitalistas. CCOO y UGT deben de romper ya con la patronal, dejarse de pactos y consensos y hacer un giro de 180º en su actividad sindical. Necesitamos unos sindicatos de clase, combativos, democráticos y revolucionarios. La única manera de defendernos de los ataques de la patronal es con la movilización consciente de la clase obrera y la juventud.

Frente al regalo de miles de millones de euros a los banqueros y especuladores, la alternativa ha de ser la nacionalización de la banca, las grandes empresas y las tierras bajo el control democrático de los trabajadores, de esta forma se podrían satisfacer las necesidades sociales de la mayoría de la población y no de una pequeña minoría.

El capitalismo ha demostrado que no sirve. Solo con la transformación socialista de la sociedad será posible acabar con todas las lacras como el paro, las guerras, las enfermedades, el hambre.

¡Organízate en El Militante y el Sindicato de Estudiantes!

¡Todos a la lucha el 26 de marzo!

¡Por una huelga general de 24 horas!

 (1) http://www.ugtcyl.es/web/noticias.php?extend.321 (manifiesto conjunto de CCOO y UGT frente a la crisis en Castilla-León)