Imprimir
Entrevista con José Manuel Gaona, Secretario de Organización de CGT en Algeciras y trabajador de Imtech Spain MAVISA.

El día 5 de marzo, tras concertar con el compañero José Manuel Gaona (Secretario de Organización de CGT en Algeciras y trabajador de Imtech Spain MAVISA) nos atienden, en la sede local de la organización, el propio José Manuel y el compañero José Tirado (Secretario de Comunicación de CGT Algeciras y trabajador de Abantia TICSA). El propósito principal de esta entrevista es difundir entre otros trabajadores del estado la precaria situación en la que se encuentran los trabajadores de empresas auxiliares en esta comarca, y, muy especialmente, los efectos directos que el ERTE aplicado por Acerinox tiene sobre este colectivo.

La Bahía de Algeciras constituye una de las áreas industriales más importantes de Andalucía. En este polo industrial, que se estima da trabajo a más de 10.000 personas, están implantadas, con centros de producción, multinacionales como el Grupo CEPSA, ENDESA, Gas Natural, E.On, La Seda, TORRAS Papel, MAERSK y Acerinox, entre otras.

Acerinox es una multinacional dedicada a la fabricación de aceros inoxidables. En su planta del Campo de Gibraltar da trabajo directo a unas 3.000 personas (2.200 personal propio y 800 de empresas auxiliares permanentes) y es una de las empresas que absorbe, con diferencia, más mano de obra. A principios de este año, a pesar de presentar beneficios en 2008 derivados de la planta del Campo Gibraltar por más de 100 millones de euros, esta empresa ha presentado un ERTE para el 100% de su plantilla de convenio para reducir al 50% su tiempo de trabajo anual, y ha propuesto prescindir al máximo de la mano de obra procedente de empresas auxiliares, aun cuando éstas han participado del proceso productivo de la planta desde hace más de 30 años. CGT, como sindicato mayoritario entre las empresas auxiliares de la zona, está dirigiendo las luchas contra la destrucción del empleo, utilizando un lenguaje directo y de clase para desenmascarar todas las mentiras que hay detrás de esta crisis capitalista, y sus efectos en la comarca.

El Militante.- A modo de introducción, ¿podríais explicarnos, someramente, qué tipo de empresa es Acerinox, cómo es el centro de trabajo y describirnos los antecedentes históricos que nos permitan conocer mejor la situación actual en este centro de trabajo?

CGT.- Acerinox es una siderúrgica que lamina acero en terminación bobinas de acero inoxidable. Es una empresa multinacional que exporta su producción a los distintos centros de transformación de productos metálicos del mundo y por lo tanto nos encontramos ante una de las empresas más fuertes que operan en la zona.

Acerinox se implanta en esta zona alrededor de los años 70 y coincide, en el tiempo, con un resurgir del movimiento obrero local. Este movimiento, si bien incipiente, tiene unas bases fuertes y una orientación clara, y ya en 1976-1977 lleva a cabo una gran huelga por cuestiones económicas que combina además un fuerte carácter político, coherente con la época histórica que se estaba viviendo. La dirección de Acerinox, a raíz de estas luchas, extrae sus propias conclusiones procapitalistas e impone unos criterios de represión sindical brutal y de "vara y tente tieso", que se extienden a la mayoría de las fábricas de la zona. Tras estos acontecimientos, Acerinox empieza a subcontratar una serie de trabajos que, si bien inciden en su productividad, les permiten reducir su conflictividad y abaratar costes. De este modo surge el fenómeno de las contratas alrededor de la empresa matriz, llegando un momento en el que esta tendencia es tan acusada que la empresa tiene una dependencia estratégica de las empresas auxiliares para su producción diaria.

Alrededor de los años 80, los trabajadores de las contratas, viendo la precariedad en la que nos encontramos y el régimen de explotación al que estábamos sometidos, decidimos organizarnos. Para luchar contra esta situación, constituimos una Intercontrata que nos permite defendernos unidos de los ataques del capital, y en este caso, de los de Acerinox. Esta intercontrata empezó a funcionar bastante bien, estando constituida por los delegados de los distintos sindicatos implantados en la zona, mayoritariamente, en aquella época, de CCOO y alguno de UGT, y funcionado a través de la asamblea de estos delegados con una periodicidad mínima de reuniones mensual.

Esta autonomía del movimiento obrero empezó a inquietar a las cúspides de los sindicatos mayoritarios y a raíz de ahí se planteó un problema: los trabajadores que estábamos dirigiendo la Intercontrata pertenecíamos a estos dos sindicatos y formábamos parte de los órganos de dirección locales, (yo en concreto en aquel tiempo [José Tirado] era presidente de la Intercontrata y miembro de la Ejecutiva de CCOO). Llegó un momento en el que los intereses del sindicato (sobre todo de su cúspide) chocaron con los de los trabajadores representados en la Intercontrata y se cuestionó ya la viabilidad de esta organización intersindical. Empezamos a recibir presiones directas, por parte de las direcciones de nuestros sindicatos, para que abandonásemos esta asociación y, de alguna manera, la hiciésemos desaparecer. Sentimos el vacío material, (restricción del uso de locales, carencia de financiación para la lucha, etc.).

La actitud de honradez y de ser fiel al movimiento obrero llevó a que un grupo bastante extenso de esa Intercontrata saliésemos de CCOO y nos planteáramos trabajar de una manera autónoma siempre atendiendo a nuestras bases. Es entonces cuando se plantea conectar con la CGT. Algunos creen, dentro de los sindicatos mayoritarios, que esto era una estrategia que nosotros teníamos para implantar CGT en la zona, pero esto es totalmente falso. Como Presidente de entonces de la Intercontrata puedo asegurar que, en aquellos momentos, tras la salida de CCOO, no sabíamos cómo íbamos a continuar. Surgió la posibilidad de la CGT, pensábamos y pensamos que hemos acertado, pues era y es un sindicato que reúne las condiciones necesarias para trabajar en la Intercontrata. Hoy día CGT es un sindicato implantado con todos sus recursos dentro de la comarca, y sobre todo con representación mayoritaria en las empresas auxiliares del arco de la Bahía, (Refinería, Acerinox, el Puerto de Algeciras, etc.). CGT es un sindicato consolidado en la zona, con capacidad de respuesta ante los ataques y con una conciencia clara de qué es lo que quieren los trabajadores.

El conflicto actual se desencadena en la zona, y más en concreto en Acerinox, cuando la dirección de la empresa principal plantea a sus trabajadores en Diciembre de 2008, y por, efecto dominó, a los de las empresas auxiliares, que es necesario que tomemos vacaciones durante la época de Navidad. Esta petición nos puso en sobre aviso, y los sindicalistas con más experiencia, viendo lo que se nos avecinaba, convocamos una reunión con los sindicatos mayoritarios de la empresa principal (CCOO, UGT y USO) para analizar la situación y plantear una estrategia de lucha común contra la agresión que se nos venía encima. Estas reuniones fueron muy desalentadoras, pues constatamos que estas organizaciones no estaban dispuestas a abrir una problemática ampliada a los trabajadores de contratas, sino que iban a intentar arreglar su "potaje" aún cuando al de los trabajadores de las empresas auxiliares les faltasen la mayoría de los condimentos. Esta afirmación tan fuerte es real pues los Secretarios Generales a nivel comarcal de los tres sindicatos mayoritarios citados forman parte del Comité de Empresa de Acerinox, por lo que son perfectos conocedores, y cómplices por omisión, de la situación en la que nos encontramos.

La empresa, tras las vacaciones de navidad, plantea al Comité que la situación es complicada, que los pedidos han disminuido notablemente, y que va a presentar un ERTE del 50% de la jornada laboral anual -15 días de trabajo/15 días de paro-, para que afecte al 100% del personal de convenio de la planta. El único objetivo de este ERTE es salvar las cuentas de Acerinox de este año (2009): el 70% que se ahorra en salarios -pues los vamos a pagar entre todos los contribuyentes a través de la Seguridad Social- son sus beneficios anuales estimados ya declarados; por lo tanto no es falso decir que esta empresa nos está robando a todos los españoles para mantener sus beneficios. La dirección de Acerinox pacta con su Comité, con nocturnidad y alevosía, dando la espalda a todos los demás trabajadores que hemos hecho que esta empresa sea lo hoy en día es, y alcanza un acuerdo según el cual, para los trabajadores de la empresa principal afectados por el ERTE, se mantienen, prácticamente, el 100% de sus emolumentos mensuales, (¡incluyendo el abono por parte de Acerinox de la prima de producción en los 15 días de paro mensual aunque la fábrica esté parada!). Estas negociaciones suceden mientras que CGT insiste en la necesidad de que se abra una mesa de negociación única,  y si no, al menos, sí una mesa de negociación paralela para los trabajadores de las empresas auxiliares. Esta petición es desatendida por los sindicatos mayoritarios de la empresa principal, quedando fuera de cualquier concepción por parte de estas organizaciones. Por lo tanto llega el momento en el que se cierra la negociación del ERTE en Acerinox para los trabajadores de la principal y es entonces cuando Acerinox comunica a las empresas auxiliares que los contratos de servicios con éstas se van a reducir al 50%. Las contratas son dejadas, con la complicidad de la Junta de Andalucía que autoriza el ERTE, de la "mano de Dios" para que afronten la situación con sus trabajadores. Si bien, desde el primer momento, la Intercontrata, -[fomada hoy por los restos de aquélla original que los sindicatos mayoritarios intentaron disolver a mediados de los 80, y que ahora sólo es apoyada decididamente por CGT]-, ha estado en la puerta de la fábrica informando y preparando a los trabajadores para la lucha, sólo a partir de entonces es cuando los trabajadores empiezan a percibir lo que se les viene encima. Llegados a este punto CGT hace un llamamiento a todos los sindicatos para convocar una asamblea de delegados de las contratas para estudiar la situación y ver qué hacer. Se consiguió de esta asamblea la unidad de los cuatro (4) sindicatos (CGT, UGT, CCOO y USO) y nos entrevistamos, a través de una mesa de interlocución con los empresarios, e incluso fuimos a ver al Delegado de Empleo a Cádiz. Estos movimientos concluyeron en una nueva asamblea de delegados, en la que gracias a la participación bastante activa de los miembros de CGT, se logró constituir una Mesa Permanente y ampliar a dos (2) miembros más por cada sindicato la presencia de todos ellos. Los objetivos principales de esta mesa permanente fueron cinco, y se plasmaron en un acuerdo escrito y firmado por todas las partes:

- Exigir a la Autoridad Laboral (Delegación de Empleo) que paralizase el ERTE de Acerinox, al menos hasta que no estuviese resuelta, en igualdad de condiciones, la situación de los trabajadores de las empresas auxiliares.

- Realizar una campaña de difusión y extensión del conflicto fuera de las puertas de la fábrica, (pancartas, marchas [6 de Marzo y otras], entrevistas con autoridades, etc.)

- Convocar huelga general de empresas auxiliares para el día viernes 27 de febrero.

- Instalar un campamento en la puerta de Acerinox.

- La no realización de horas extraordinarias.

Casi todas las medidas de movilización que se aprobaron se han llevado a cabo. Es cierto que no hemos sido capaces de llegar a acuerdos en todas las empresas auxiliares sobre los ERTES, de hecho, ni Abantia TICSA, ni Imtech Spain MAVISA, (las dos empresas auxiliares más grandes de Acerinox, por número de trabajadores) han cerrado sus correspondientes acuerdos. Acerinox ha prorrogado sus correspondientes contratos hasta finales de Marzo. Hoy ha habido una reunión de la mesa permanente (5/03) y uno de los puntos más importantes ha sido el ERTE presentado por Abantia TICSA, que no es aceptado por su Comité, (y del que José Tirado es miembro). La mesa permanente ha dado libertad a Abantia TICSA para que decida las movilizaciones a emprender y ha acordado que el próximo miércoles 11/03 se mantendrá una nueva asamblea de delegados de todas contratas para efectuar el seguimiento. El lunes 9/03 hemos convocado una asamblea se trabajadores en Abantia TICSA a la que el Comité va a llevar una propuesta de huelga para su evaluación y aprobación, si procede.  

EM.- ¿Qué impacto socio-económico consideráis que podría tener en la zona una reestructuración como la que está proponiendo la patronal?

CGT.- Hay que tener en cuenta que la propuesta afectaría a entre 600-800 empleos directos de empresas auxiliares, más alrededor de unos 1.000-1.500 empleos adicionales por la pérdida de actividad del polígono, (empresas menores del metal, hostelería, transporte, suministradores industriales, etc.).

Los efectos evidentemente serían catastróficos pues las economías familiares de la zona son muy precarias, prácticamente sólo para ir tirando. Si antes algunas economías se salvaban, aunque nos dé vergüenza decirlo, teniendo que echar algunas horas extras para lograr que nuestros hijos pudieran estudiar, ahora la situación va a ser dramática, pues reducciones promedio del 30% como las que se están planteando sobre sueldos de 1.200€/mes-1.300€/mes hacen que la situación sea muy compleja, y la previsión para los próximos años no es ni mucho menos mejor.

EM.- Si bien las direcciones de los sindicatos mayoritarios de la empresa principal parece que han actuado desatendiendo las necesidades de los trabajadores de las empresas auxiliares y dividiendo el movimiento, ¿habéis sentido la solidaridad obrera por parte de los demás trabajadores de Acerinox?

CGT.- No se puede generalizar, y por supuesto que hay trabajadores solidarios, de modo que eso va más en la conciencia de cada uno que en otras cuestiones. Aún así, está claro que, en los últimos años, se nos ha inculcado una mentalidad individualista y egoísta. Lo que sale de esta sociedad  no te lleva a ser solidario. Los mensajes que reciben nuestros hijos, aunque creamos que esto no tiene importancia, bien de nosotros o bien de los medios de comunicación, los condicionan en su forma de pensar. Hoy en día nos encontramos que el personal de Acerinox mira desde su bolsillo, y el de la contrata también, lo que pasa es que nosotros lo que planteamos es que una organización obrera que se precie debe salir a defender a los más débiles, y éstos no son otros que los eventuales y los trabajadores de las contratas.

EM.- ¿Estáis realizando algún tipo de campaña de concienciación social sobre el conflicto de Acerinox puertas afuera de la fábrica?

CGT.- A CGT nunca se nos ha escapado la importancia de este hecho, si bien somos un sindicato con unos recursos bastante limitados, tanto en militancia como en medios. Estamos, de hecho, un poco agotados, sobre todo por nuestras familias. A nuestro entender está claro que no todas las organizaciones tenemos la misma responsabilidad sobre la evolución del conflicto, aquéllas centrales sindicales con representación mayoritaria y con más recursos tienen que mostrar una voluntad firme y una intención clara, noble y solidaria de luchar por los intereses de todos los trabajadores de la fábrica, sean éstos de la empresa principal  o de las auxiliares. Si esto estuviese claro, si entre todos fuésemos a por Acerinox, tendríamos todas las posibilidades de vencer. El problema es que, a veces, ni siquiera somos capaces de hacer ver que esto no es un problema de una empresa o de otra, sino que esto es un comportamiento generalizado en todas las empresas de la comarca y demás allá. El problema al que nos enfrentamos es que la patronal emplea el "divide y vencerás", pues Acerinox discrimina a unas contratas frente a otras (cuyos trabajadores son menos sumisos). El caso de Abantia TICSA es un ejemplo claro al respecto, y esto crea desconfianza entre los propios trabajadores. Aún así, lucharemos por nuestros puestos de trabajo por grande que sea el enemigo. En la zona hay 150 trabajadores de Abantia TICSA afectados por el ERTE, pero la situación interna es muy compleja, pues este mismo colectivo es bastante heterogéneo y algunos de ellos tienen posibilidades de subrogación.

EM.- Tenemos entendido que el trabajo en Acerinox entraña riesgos importantes para la salud. De hecho, hace escasas dos semanas, hubo una gran explosión en la acería que se saldó con varios heridos y la destrucción de parte del edificio de laminación en caliente. Éste no es el único accidente en la zona, pues hace un par de años (Agosto de 2006) publicamos en nuestra web la noticia sobre un accidente similar en la misma parte de la fábrica. ¿Qué puedes explicarnos al respecto?

CGT.- Sí, tuvimos tres (3) heridos leves compañeros de Imtech Spain MAVISA, y afortunadamente sólo fueron tres, pero eso es porque esa parte de la fábrica está "bendecida". La inseguridad que hay dentro de la factoría, no la hay en ningún lado por la zona, y por más denuncias y que se han puesto a la Inspección de Trabajo, el Inspector no hace nada. Hay un índice de siniestralidad que nos está martirizando a todos los trabajadores día a día. Si se hiciese un estudio detenido del índice de accidentalidad y del índice de absentismo en algunas partes de Acerinox, nos echaríamos las manos a la cabeza; porque la empresa, cuando le interesa, publica esos datos, pero es que es ella la que nos obliga a hacer jornadas de 12, 16 y hasta 24 horas a los trabajadores, sobre todo cuando hay revisiones y paradas.

EM.- ¿Pero Acerinox es una empresa líder en su sector que ha tenido beneficios grandísimos en los últimos años?

CGT.- Según la prensa, parece que este año ha perdido, a nivel global, 10'8 M€, pero no en la zona. En la factoría de Los Barrios los beneficios han alcanzado los 101 M€.

La planta es rentable y realmente parece que la empresa está aprovechando la coyuntura para poner pie en pared y someter a los trabajadores reduciendo costes. Es un ataque a las conquistas de los trabajadores conseguidas por la lucha del movimiento obrero en los últimos años gracias a la Intercontrata ya comentada. En este tiempo ha habido una mejora contractual en lo que se refiere a estabilidad del empleo, si bien en lo relativo a la seguridad todavía queda mucho por hacer. La Intercontrata nunca ha tenido miedo de ponerse en la puerta de la fábrica y luchar para la readmisión de compañeros trabajadores, a pesar de que los sindicatos mayoritarios no siempre hayan apoyado estas medidas que, al final, se han demostrado las únicas realmente útiles.

EM.- ¿Qué expectativas generales tenéis para la lucha de las contratas ante los ERTEs presentados? ¿Sois optimistas respecto de conseguir la unidad de las contratas para la defensa de los puestos de trabajo?

CGT.- Entendemos que sí, pero será difícil, pues hemos perdido muchas tradiciones obreras. Algunos trabajadores tienen miedo a que la lucha les lleve a perder su status actual, pero han de entender que, lo que han conseguido y el bienestar que poseen, ha sido gracias a la lucha de otros compañeros, algunos de los cuales, todavía están en la calle o en condiciones laborales precarias.

En ocasiones parece que los trabajadores lo que quieren son sindicatos de servicios tipo asesoría que te resuelva los cuatro papeles de turno, lo que pasa es que los sindicatos no deben ser eso y, a la hora de la verdad, cuando hay que enfrentarse al capital, estos mismos trabajadores se preguntan dónde están los sindicatos...pero los sindicatos hay que hacerlos.

EM.- Como sabéis este periódico tiene difusión estatal y, a través de la página web, podrá ser leído en todo el mundo, a modo de conclusión, desde vuestra experiencia de lucha y dado que hay numerosos trabajadores de empresas en situación similar a la vuestra ¿qué recomendación o mensaje lanzaríais a otros compañeros trabajadores que se encuentren en luchas como la vuestra?

CGT.- Los trabajadores, y en especial los jóvenes, deberían aprender de la experiencia de sus compañeros mayores. Esto es un comportamiento seguido por todas las culturas a lo largo de la historia, si bien parece que hoy día, el valor de la experiencia de los compañeros es secundario. Tenemos que aprender a oír. En España ha habido una generación que se ha partido la cara luchando para alcanzar lo que tenemos hoy y es necesario que los jóvenes cojan el testigo de esta bandera de lucha, aprovechando, por supuesto, los nuevos medios que hay como es internet. Hace falta solidaridad y participación, tanto para dignificarnos como trabajadores, como para hacerlos como persona, independientemente del nivel de estudios, pues todos somos trabajadores. Esto es una necesidad, pues si no, estaremos perdidos frente a la corrupción y degeneración del sistema capitalista.

EM.- Como última pregunta, dadas el creciente número de parados y la situación de crisis, ¿creéis que es necesario convocar una huelga general que paralice el país y sirva para que los trabajadores den un puñetazo sobre la mesa y paren los pies a los capitalistas?

CGT.- Evidentemente es necesario hacer ver que el mundo no puede seguir en manos de estos parásitos, sino que la riqueza debe estar en nuestras manos. Hay que proponer una Huelga General como el punto de partida de algo distinto, no la Huelga General por la Huelga General y para salir en la foto; eso no sirve para nada. Hay que plantearlo con un plan, de modo que el día después de la Huelga General vayamos a hacer cosas distintas, que cambiemos la marcha, tenemos que revolvernos para sentar las bases de una sociedad nueva y solidaria. La izquierda está hoy llamada a unificarse y a cambiar el paso, a hacerse nueva y transformadora. Precisamente, desde esta sección sindical, vamos a llevar al Orden del Día de la próxima Plenaria de CGT Andalucía la propuesta para que CGT convoque a nivel estatal una Huelga General. Esta petición de salir aprobada en Andalucía, sería elevada a la Plenaria Estatal y allí, de aprobarse, se oficializaría públicamente.

EM.- ¡MUCHAS GRACIAS POR LA PRIMICIA DE PROPUESTA DE LA HUELGA GENERAL! ¡Y BUENA SUERTE EN LA LUCHA, SALUD COMPAÑEROS!