Imprimir

Los sindicatos deben preparar una huelga general provincial por el empleo

Los datos son apabullantes: entre octubre de 2007 y octubre de 2008, el desempleo según la EPA ha aumentado en casi 63.000 personas en Málaga hasta llegar a un total de 138.000 desempleados, lo que supone un 18% de la población activa, la segunda cifra provincial más alta en todo el Estado, sólo superada por Cádiz.

Los sindicatos deben preparar una huelga general provincial por el empleo

Los datos son apabullantes: entre octubre de 2007 y octubre de 2008, el desempleo según la EPA ha aumentado en casi 63.000 personas en Málaga hasta llegar a un total de 138.000 desempleados, lo que supone un 18% de la población activa, la segunda cifra provincial más alta en todo el Estado, sólo superada por Cádiz.

No se trata tan solo del derrumbe del sector de la construcción, que perdió decenas de miles de empleos. La hostelería afrontará un duro ejercicio en 2009, en el contexto de la recesión que van a atravesar las economías europeas, lo que va a incidir en la caída del número de turistas.

El año 2008 no se significó por un desplome generalizado en el sector hostelero. De hecho, entre enero y octubre de 2008 las pernoctaciones en los hoteles crecieron un 3'4% (El País, suplemento Andalucía, 01/12/08), pero la patronal hostelera se prepara para defender sus beneficios con el cambio de ciclo económico con despidos que ya han afectado a varios centenares de trabajadores en algunos de los principales hoteles. Si esto ocurre ahora ¿Qué no llevarán a cabo estos patronos más adelante? Y si esto sucede en los hoteles de cuatro y cinco estrellas ¿Qué no ocurrirá en el resto del sector?

 

Algunos pretendidos expertos afirman que las soluciones pasan por apostar por "las nuevas tecnologías, por la formación de los trabajadores, para así recuperar la confianza y buscar la excelencia empresarial". Todo esto está muy bien, así escrito ¿Pero harán esto AHORA los empresarios malagueños?

En Andalucía se pone como ejemplo continuo de "excelencia empresarial" al PTA (Parque Tecnológico de Andalucía) donde hay unos 12.000 trabajadores en 510 empresas. En muchos casos estas empresas consisten en poco más que almacenes o centros de distribución, y su vinculación a lo que ahora llaman el sector tecnológico o de la I+D es bastante extraña o requiere de mucha imaginación. En todo caso, hoy por hoy es el principal polígono empresarial de Málaga.

En el PTA se van a iniciar las obras de su segunda fase. Hace un año sobraban las compañías dispuestas a instalarse allí. Ahora la dirección del PTA reconoce que en el primer semestre de 2009 sólo se empezarán a construir edificios de dos o tres empresas.

La empresa más importante del actual PTA es Isofotón, ligada a la tecnología solar, creada con capital público y "regalada" luego a la empresa privada, con 700 trabajadores fijos y que recientemente rescindió el contrato a 176 eventuales. Esto sucede en un sector de tecnología punta "y con futuro". Vitelcom era la segunda empresa más importante hace tres años, con unos 400 trabajadores, hasta que echó el cierre. Los trabajadores, después de más de un año de movilizaciones, recibieron la promesa por parte de la dirección de CCOO del metal y la Junta de Andalucía de que serían recolocados en otras empresas del PTA después de hacer cursillos de reciclaje. De los 176 que se apuntaron, sólo 20 han recibido el empleo prometido.

Predan, con 70 trabajadores, que fabrica componentes electrónicos, echó a 40 operarios y ha iniciado el desmantelamiento y embalaje de 17 máquinas con destino a Marruecos. Esta empresa recibió de la Consejería de Innovación y Desarrollo de la Junta de Andalucía, subvenciones para "nuevos proyectos" por 178.730 euros y más de 1.600.000 euros en incentivos y ayudas para el desarrollo de diferentes proyectos de I+D que se llevarán a cabo en otros países como China o Marruecos.

La principal empresa de transporte provincial, Portillo, que vive (como casi todas) de las concesiones públicas, quiere despedir a 100 de sus 600 trabajadores y el comité de empresa dirigido por CGT se preparara para la lucha contra el plan de la empresa.

Unificar luchas. Preparar una huelga general provincial por el empleo

Los trabajadores del hotel Los Monteros pararon en seco a final de diciembre los intentos del nuevo propietario de aterrorizar a los trabajadores incumpliendo aspectos elementales de los derechos de los trabajadores, como suponía el despedir a más de un tercio de la plantilla fija sin declarar ni siquiera el correspondiente ERE: convocaron huelgas en tres días empezando el 31 de diciembre, para seguir con huelga indefinida. Con ello, y con la implicación de la dirección provincial del sindicato se logró que la propia administración pública recordase a la empresa vía comunicado de prensa que la ley está para cumplirla (aunque sólo sea a veces). Lo fundamental es que los trabajadores con su determinación lograron el pago de las nóminas atrasadas y la retirada de los despidos.

En el actual contexto, señalar que la crisis de una empresa se soluciona con la llegada de otra empresa "más fuerte y responsable" como han venido señalando algunos dirigentes sindicales malagueños es un profundo error ¿Hay alguna empresa seria y responsable que no esté preparando ahora mismo despidos y planes para echar abajo las conquistas sociales de sus empleados? Los empresarios sólo son "responsables" con sus beneficios, no con sus trabajadores, a menos que se nosotros mismos les obliguemos a ello.

Empresa a empresa, algunas luchas se ganan, pero la mayoría en este contexto se pierden si no hay una reacción enérgica. Ahora más que nunca se requiere el levantar un gigantesco movimiento contra el paro, pero no cada organización por su cuenta, sino unitariamente. Aquí los sindicatos mayoritarios tienen una enorme responsabilidad. Ellos son los que deben tomar la iniciativa en este sentido.

Hay que reclamar la implicación de las diferentes administraciones públicas hasta sus últimas consecuencias. Basta ya de subvenciones públicas a los patronos. Que el Estado intervenga en la economía creando empleo de calidad y nacionalizando y capitalizando a las empresas en crisis bajo control de los propios trabajadores.