Corriente Marxista Internacional

La empresa ya externalizó la sección de restauración, la que se encarga de los banquetes, y ahora pretende sub-rogar el resto de servicios complementarios. En el comité de empresa hay una postura unitaria de rechazo a la subrogación. Otro de los temas que tenemos encima de la mesa es que, por parte de la dirección de la empresa, nos quieren aplicar la flexibilidad que se contempla en el convenio sectorial de la provincia y que gracias al convenio de empresa, que mejora el sectorial, aquí no se aplica. La flexibilidad de la que hablamos es de hasta dos horas extras diarias, partiendo de unas condiciones en las que la semana laboral no es de lunes a viernes sino de lunes a domingo, pues los fines de semana hay tanto o más trabajo que el resto de días. Todo esto condiciona nuestra vida personal y familiar. Mucho más si se aplica la flexibilidad que la empresa pretende.

"El ánimo de los trabajadores es el de hacer frente a los ataques de la empresa y de un rechazo tajante a la subrogación"

Hace dos años intentaron introducir lo de la doble escala salarial, pero lo logramos parar. Tuvimos que hacer huelga para frenarlo. Por otro lado, la empresa ha ido reduciendo plantilla. Hace cuatro años había 500 trabajadores en plantilla, actualmente somos 370; de estos, 352 fijos. Del año pasado a este se han suprimido 51 puestos de trabajo. En los servicios subrogados también ha habido despidos. En la empresa que lleva el fitness había 23 trabajadores, ahora sólo hay cuatro de plantilla y el resto son autónomos. Todo esto es lo que ha ido llenando de indignación a los trabajadores. Mientras el hotel obtiene buenos beneficios (la facturación en 2007 fue de 270 millones de euros, un 34,6% más que el año anterior), los trabajadores no obtenemos más que recortes de plantilla y peores condiciones de trabajo. Por eso en la asamblea del pasado jueves la participación fue muy buena, con cien trabajadores. Y el ánimo es el de hacer frente a los ataques de la empresa y de un rechazo tajante a la subrogación.
El sector de la hostelería es un sector importante en Catalunya, con más de 300.000 puestos de trabajo. Está claro que hay una ofensiva por parte de los empresarios del sector. Gaspart también nos viene con el cuento de la crisis. Al final, lo que quieren, y lo han puesto por escrito y lo han dicho públicamente en reuniones de empresarios, es: más mano de obra barata y echar mano de estudiantes en prácticas. Lo de la subrogación no es más que otro medio para alcanzar el mismo objetivo. Dividir para vencer. Por eso vamos a hacer lo posible para que no se salgan con la suya.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org