Corriente Marxista Internacional

Nacionalización sin indemnización, bajo control obrero

En el sector del automóvil se ha pasado, en apenas nada, de la euforia de los beneficios récord a una caída brusca de las ventas. De hecho, la multinacional Nissan cerró el ejercicio fiscal 2007-08 el pasado mes de marzo con un beneficio neto de 2.980 millones de euros, un 7,4% más que el ejercicio anterior. Mientras tanto, en cuestión de días, los expedientes van incrementando la cifra de los trabajadores amenazados por el despido. El jueves 20 de noviembre, eran 9.000. Sólo un día después, ya eran 14.000. En total, entre fabricantes (Nissan, Ford, Opel, Citroën, Renault), el sector de componentes y los concesionarios, son más de 50.000 los empleos que se pueden ver destruidos si no se detienen los planes de las multinacionales.

 

Nacionalización sin indemnización, bajo control obrero

En el sector del automóvil se ha pasado, en apenas nada, de la euforia de los beneficios récord a una caída brusca de las ventas. De hecho, la multinacional Nissan cerró el ejercicio fiscal 2007-08 el pasado mes de marzo con un beneficio neto de 2.980 millones de euros, un 7,4% más que el ejercicio anterior. Mientras tanto, en cuestión de días, los expedientes van incrementando la cifra de los trabajadores amenazados por el despido. El jueves 20 de noviembre, eran 9.000. Sólo un día después, ya eran 14.000. En total, entre fabricantes (Nissan, Ford, Opel, Citroën, Renault), el sector de componentes y los concesionarios, son más de 50.000 los empleos que se pueden ver destruidos si no se detienen los planes de las multinacionales.

En este escenario, en el que decenas de miles de familias obreras se ven abocadas a un futuro más que incierto por los planes de las multinacionales de desinversión y deslocalización de la producción, es del todo acertado el lema que emplea UGT de Catalunya: esto es terrorismo empresarial. No se puede aceptar ni un solo cierre, ni un expediente más, ni un solo despido. Los trabajadores no somos responsables de la crisis, ni de los planes de las multinacionales, que sólo buscan restablecer su cuota de beneficios, destruyendo una industria de la que dependen más de 315.000 trabajadores en el Estado español, entre las 18 plantas de los fabricantes y las empresas proveedoras. Por otro lado, la patronal ha planteado una batería de medidas al gobierno en "apoyo" del sector. Además de ayudas fiscales y rebajas en las cotizaciones sociales, plantean aún más "flexibilidad" laboral y condicionar la actualización de los salarios a reducir el absentismo laboral. En este último punto, pretenden que las mutuas patronales lleven todo el control de las bajas médicas. Como se ve, la ofensiva de los empresarios del sector es de calado y merece una respuesta contundente por parte de las organizaciones sindicales.

Montilla, preocupado por la ‘imagen de conflictividad'

Y en este mismo escenario, el presidente de la Generalitat, José Montilla, alarmado por las movilizaciones de los trabajadores, alertaba a éstos y a los dirigentes sindicales de que se debía evitar trasladar una idea de "mercado laboral conflictivo" para no ahuyentar a la inversión, llamando a la calma y a tener confianza en las gestiones que se están haciendo tanto desde el gobierno de Catalunya como desde el gobierno de Madrid. El problema (el "pequeño" problema) para Montilla, Zapatero y las direcciones socialdemócratas que están gobernando en Europa es que las multinacionales, tras años de recibir aquí todo tipo de ayudas y facilidades, optan ahora por llevarse la producción a otro lado. Ante el chantaje constante de las multinacionales (el plan de ayuda que se anuncia por parte del gobierno Zapatero sólo va a servir para que las multinacionales se lleven una buena tajada de dinero público, pero no va a evitar miles de despidos) sólo hay una alternativa real para defender el empleo: la nacionalización sin indemnización (ya bastante se han llevado) bajo control de los trabajadores y sus organizaciones.
El próximo día 10 de diciembre se va a realizar una asamblea conjunta de delegados de UGT y CCOO de Catalunya. Esa misma semana habrá una marcha a Madrid de los trabajadores de Nissan. Todas las condiciones para convocar una Huelga General de 24 horas en contra de los ERES y los despidos están presentes. El éxito de la manifestación del pasado 5 de noviembre, con más de 40.000 trabajadores participando, lo corrobora. Es el momento de exigirle al gobierno de Zapatero que rechace los expedientes y que obligue a las multinacionales a presentar planes de inversión que garanticen el mantenimiento del empleo. Si las multinacionales no cumplen, que las factorías sean nacionalizadas sin indemnización con el objetivo de que no se destruya ni un solo puesto de trabajo.


Entrevista a Francisco Piña, Miembro del Comité de Empresa de Pirelli (Manresa) por CGT
"Tenemos que preparar ya una huelga general de 24 horas contra los EREs y contra los despidos"

El Militante.- La multinacional ha presentado un ERE por el que se despediría a 280 trabajadores, una tercera parte de la plantilla. ¿Cuál es la situación a día de hoy?
Francisco Piña.- La situación está encalladísima. La dirección de Pirelli no ha presentado ningún plan de viabilidad. Se ha agotado el período de consultas y seguimos teniendo reuniones. Ayer mismo con un responsable venido de Italia. Los trabajadores estamos convencidos de que el plan de la multinacional es el cierre en dos fases de la planta de Manresa, una planta que tiene una historia de 80 años en la ciudad. Con la excusa de la crisis, quieren llevar a cabo sus planes de deslocalización. Pirelli está invirtiendo en plantas de producción en China, Rumanía, Rusia y la India, mientras que en Manresa hace años que no invierte lo más mínimo. Seguimos trabajando en las mismas instalaciones de 1914.
EM.- ¿Qué plan de lucha tenéis?
FP.- Llevamos desde octubre con movilizaciones en contra del ERE y de los despidos, con varias jornadas de huelga y asambleas. Participamos en la manifestación del pasado 5 de noviembre en Barcelona junto a las demás empresas con expedientes. Somos ahora mismo unos 40.000 afectados por los expedientes en el sector del automóvil. El gobierno debe de poner límite de manera inmediata a esta sangría de despidos. Si no lo hace, habrá que forzarle a que lo haga. Tenemos que preparar ya una huelga general de 24 horas contra los EREs y los despidos.


Entrevista a J. Carlos Yepes. Secretario general de la Sección Sindical UGT Nissan-Recambios (El Prat)
"Esto hay que pararlo como sea, los trabajadores no somos responsables de la crisis"

El Militante.- ¿Qué plan de lucha se debatió en la asamblea del pasado lunes?
J.C. Yepes.- Nissan ha ganado en los últimos tres años 227 millones de euros en sus operaciones en el Estado español. En los últimos cuatros años ha presentado tres expedientes de despidos en Barcelona: uno de 800 trabajadores, otro de 450 y el actual de 1.680. El gobierno se tiene que implicar. Ya no sólo el de Catalunya, también el de Zapatero.
Vamos a seguir manifestándonos en Barcelona. Vamos a hacer una campaña de recogida de juguetes para donarlos a niños necesitados y seguir dando a conocer nuestra lucha por defender nuestros puestos de trabajo y a nuestras familias. Estamos preparando una marcha a Madrid, posiblemente la segunda semana de diciembre. No sólo son los 1.680 despidos directos, sino también todos los despidos que se están dando en las empresas auxiliares. Acciona, que se encarga de la logística y la limpieza en Zona Franca, ha presentado un expediente de 322 despidos, que es más del 60% de su plantilla. Esteban Ikeda, también en Zona Franca, ha presentado otro de 108 trabajadores afectados. Otros tantos en Emtisa, que hace los chásis del Pathfinder, etc. Son hasta 12.000 los puestos de trabajo que se pueden ver destruidos de la noche a la mañana por los planes de la multinacional. Esto hay que pararlo como sea. Los trabajadores no somos los responsables de esta crisis. Eso está más que claro.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org