Imprimir

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante queremos manifestar nuestra solidaridad al conjunto de los trabajadores de la EMT, y nuestro más firme apoyo a la huelga que vais a comenzar a partir del día 22 de febrero. Asimismo queremos hacer un llamamiento a todos los estudiantes y trabajadores de la Comunidad de Madrid para que apoyen a los trabajadores de la EMT y sus justas reivindicaciones, sirviendo de ejemplo esta lucha para muchos otros trabajadores madrileños que han visto como en los últimos años se han degradado progresivamente sus condiciones laborales y salariales.

 

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante queremos manifestar nuestra solidaridad al conjunto de los trabajadores de la EMT, y nuestro más firme apoyo a la huelga que vais a comenzar a partir del día 22 de febrero. Asimismo queremos hacer un llamamiento a todos los estudiantes y trabajadores de la Comunidad de Madrid para que apoyen a los trabajadores de la EMT y sus justas reivindicaciones, sirviendo de ejemplo esta lucha para muchos otros trabajadores madrileños que han visto como en los últimos años se han degradado progresivamente sus condiciones laborales y salariales.

Mientras la burguesía ha conseguido beneficios récord en los últimos años, los trabajadores han visto como sus salarios perdían progresivamente poder adquisitivo, manteniéndose estancados desde 1997. En este sentido la inflación lleva subiendo en los últimos años por encima de los salarios, habiéndose producido un empobrecimiento progresivo de la clase trabajadora, y siendo actualmente aún más alarmante la situación, ya que como consecuencia de la crisis económica que se avecina, la inflación se está disparando, en enero el 4,2 % según cifras oficiales, siendo muy superior en realidad, tal y como comprueban diariamente los trabajadores cada vez que van a hacer la compra.

Los trabajadores de la EMT solicitan en este sentido una subida salarial del 2% por encima del IPC oficial, mientras la empresa sólo esta dispuesta a ofrecer una subida del 0,2 % sobre el IPC. Por otro lado la empresa ha planteado congelar la antigüedad de los trabajadores que están actualmente en la plantilla, y que no se abone antigüedad a los nuevos trabajadores contratados. Asimismo la empresa quiere introducir contratos temporales y parciales, creando diferentes categorías de trabajadores, y tratando de crear así división entre los mismos. Otro de los ataques que plantea la empresa es que las bajas por enfermedad sean gestionadas por una mutua privada en vez de por la Seguridad Social, un intento claro de privatización, en consonancia con la política de privatización de la Sanidad que lleva a cabo el Gobierno de derechas de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. En definitiva, es evidente que quieren hacer con la EMT lo que ya han hecho con muchas otras empresas, lo cual sólo empeorará aún más las condiciones de  los trabajadores de la EMT, teniendo un efecto negativo para aquellos jóvenes y trabajadores que usamos el transporte publico, tratando así de degradar un servicio público, como ya están haciendo con la educación o la sanidad pública, con el objetivo de justificar su privatización, ensanchando aún más los beneficios de los capitalistas a costa del sudor y  el sacrificio de la clase trabajadora.

Es vergonzoso que la patronal y el gobierno de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid tengan la indecencia de plantear que las reivindicaciones de los trabajadores de la EMT son excesivas, y traten de confundir a la opinión pública diciendo que esta huelga responde a intereses meramente electorales. Mientras los bancos han conseguido en los últimos años un beneficio superior al 20 %, los trabajadores madrileños hemos sufrido un empeoramiento de nuestras condiciones de vida hasta el punto de que el 48 % de los trabajadores de la Comunidad de Madrid ganan menos de 1000 euros mensuales. Es obvio que tanto el Gobierno de Esperanza Aguirre como el Ayuntamiento de Madrid quieren que este porcentaje aumente aún más, y que las condiciones de los trabajadores madrileños sigan empeorando, y para ello tienen que dar un escarmiento a los trabajadores de la EMT que, gracias a las diferentes luchas que han llevado a cabo, han conseguido mantener unas condiciones laborales dignas para los trabajadores, arrancando incluso, mediante la movilización, nuevas conquistas a la empresa.

Los trabajadores de la EMT sólo tienen un aliado en esta lucha, que es el conjunto de la clase obrera madrileña, y contar con su apoyo y solidaridad es fundamental para presionar a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid y ganar esta huelga. Como todos vimos durante la huelga de la limpieza de Metro, los medios de comunicación burgueses criminalizan a los trabajadores siempre que se ponen en lucha, ¡¡y ahora no va a ser distinto!!. En este sentido creemos que sería fundamental sacar esta justa lucha a la calle, explicando al conjunto de los trabajadores y jóvenes madrileños los motivos de la misma, y consiguiendo su solidaridad mediante el reparto cientos de miles de panfletos, así como apoyo económico para resistir la ofensiva de la patronal. En este sentido creemos que sería muy positivo emplazar al Comité de Empresa del Metro de Madrid, y a los sindicatos que lo componen, para que apoyen las justas reivindicaciones de los trabajadores de la EMT, obteniendo así el apoyo activo de los trabajadores del Metro, invitándoles a participar en las Asambleas de trabajadores de la EMT, y tratando de orientarse hacia los trabajadores del Ayuntamiento y de la Comunidad que sufren especialmente las políticas privatizadoras del Gobierno del PP. Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante creemos que CCOO, UGT y CGT de Madrid deberían implicarse completamente en esta lucha, poniendo todos los medios a su disposición para extender el conocimiento del conflicto al conjunto de la clase obrera madrileña y realizando Asambleas de solidaridad en los tajos y en las fábricas, así como colectas para apoyar económicamente a los trabajadores de la EMT.

Los trabajadores madrileños estamos cansados y hartos de ver como unos pocos se enriquecen a costa de la mayoría, y es significativo que los trabajadores de la limpieza de Madrid planteen la posibilidad de ir hacia una Huelga General de la Limpieza en Madrid para el día 3 de marzo, coincidiendo además con uno de los paros totales que van a realizar los trabajadores de la EMT. El éxito de la manifestación del pasado 19 de febrero por una Sanidad Pública, a la que acudieron decenas de miles de madrileños, demuestra la rabia acumulada por el conjunto de la clase obrera, así como su enorme disposición de lucha. En este sentido sería importante que los dirigentes sindicales de la Comunidad de Madrid lanzaran una campaña para unificar todas las luchas y plantear la convocatoria de una huelga general en el conjunto de la Comunidad de Madrid, siendo esta la única manera de parar al Gobierno de Esperanza Aguirre y de Gallardón, y sus políticas de privatizaciones y de ataques a los trabajadores. Los trabajadores no hemos conseguido nada sin luchar y nada se nos ha regalado, todo se lo hemos tenido que arrancar a la patronal mediante la huelga y la movilización.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos manifestar que haremos todo lo que este en nuestras manos para apoyar la lucha de los trabajadores de la EMT, yendo a los Institutos para explicar a los hijos de los trabajadores las razones de esta lucha y su importancia para el futuro de los estudiantes. ¡¡Vuestra lucha es nuestro futuro!!

¡¡NO A LA PERDIDA DE PODER ADQUISITIVO!!

¡¡POR UN CONVENIO JUSTO Y DIGNO!!

¡¡POR UN SERVICIO PÚBLICO Y DE CALIDAD!!