Corriente Marxista Internacional

El 15 de diciembre se llevó a cabo una manifestación en Zaragoza, contra la destrucción del tejido industrial en Aragón, la asistencia fue de más de 2.000 personas, entre ellas trabajadores y compañeros afectados de Delphi Tarazona, Mildred Huesca, Siemens-Elasa Zaragoza (convocantes de la manifestación), ACE Zaragoza, Oscar Mayer, Hispano Carrocera, Ercros Monzón.

El 15 de diciembre se llevó a cabo una manifestación en Zaragoza, contra la destrucción del tejido industrial en Aragón, la asistencia fue de más de 2.000 personas, entre ellas trabajadores y compañeros afectados de Delphi Tarazona, Mildred Huesca, Siemens-Elasa Zaragoza (convocantes de la manifestación), ACE Zaragoza, Oscar Mayer, Hispano Carrocera, Ercros Monzón.
En estos tiempos de bonanza económica se está viviendo una situación general en todas las comunidades de cierres de empresas, reducciones de plantilla, EREs, y externalizaciones, que están creando preocupación a los trabajadores pero no a los dirigentes políticos y sindicales, que están más preocupados por la Expo y el macroproyecto especulativo y mafioso de Gran Scala (construcción de 32 casinos en Los Monegros) que de la defensa del tejido industrial de Aragón.
Los casos de Delphi y ACE (cuyo jefe de personal es el antiguo secretario general del metal de CCOO Aragón) se inscriben en la deslocalización general del sector del auto, donde se viene planteando la necesidad de la unidad de los trabajadores afectados para presionar a los sindicatos mayoritarios y convocar una huelga general del sector.
Mildred y Óscar Mayer empresas del sector de la alimentación con suficiente carga de trabajo, que podían haber sido nacionalizadas  para seguir su actividad. En el caso de Mildred la única alternativa que daban los dirigentes políticos era su venta, y en el caso de los trabajadores de Óscar Mayer después de meses de acampada en las puertas de CCOO y movilizaciones en Zaragoza y otros centros de la empresa para evitar el cierre, llegaron a un acuerdo de indemnizaciones y prejubilaciones con la empresa y gobierno, pero aún siguen sin cobrar sus indemnizaciones y, sin embargo, el fisco les está reclamando su porcentaje (mientras la empresa está especulando con los terrenos de la fábrica).
El caso de Siemens-Elasa es un ejemplo de deslocalización para producir a precios tercermundistas y vender a precios del "primer mundo". Por mucho que los políticos nos decían que el I+D+i era el futuro del empleo, se ha visto que los empresarios se llevan las subvenciones y se deslocalizan igualmente.
El caso de Hispano Carrocera, una empresa dedicada a carrozar autobuses, es el ejemplo del fracaso de unas políticas que presentan la cooperativa de trabajadores y después la venta a una multinacional como la única salida para seguir adelante.
La situación que se está creando es de destruir el tejido industrial con empleo estable y de "calidad". El gobierno de Aragón, con un presidente socialista y apoyado por la derecha caciquil aragonesa, está haciendo oídos sordos a las movilizaciones de los trabajadores y presentándonos como alternativa los grandes proyectos que se realizarán, que de llevarse a cabo sólo traerán, precariedad, inestabilidad, bajos salarios y explotación laboral, y en el caso de Gran Scala a la mafia.  
Un primer paso para detener esta situación fue la manifestación convocada el día 15 de diciembre, pero hay que profundizar en las movilizaciones y la unidad de nuestra clase para defenderse de la voracidad capitalista que nos viene y que estamos sufriendo día tras día.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org