Corriente Marxista Internacional

¡Esta lucha la vamos a ganar!

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante queremos dar nuestro más firme apoyo a la lucha de los trabajadores de las empresas de limpieza del Metro de Madrid que mantienen una huelga indefinida desde el pasado 17 de Diciembre. Asimismo, hacemos un llamamiento a todos los estudiantes  y trabajadores de Madrid para que acudan a la manifestación convocada por el Comité de Huelga, el día 2 de enero, desde Atocha a Tirso de Molina, apoyando así las justas reivindicaciones de los trabajadores.

 

 

Desde el Sindicato de Estudiantes y El Militante queremos dar nuestro más firme apoyo a la lucha de los trabajadores de las empresas de limpieza del Metro de Madrid que mantienen una huelga indefinida desde el pasado 17 de Diciembre. Asimismo, hacemos un llamamiento a todos los estudiantes  y trabajadores de Madrid para que acudan a la manifestación convocada por el Comité de Huelga, el día 2 de enero, desde Atocha a Tirso de Molina, apoyando así las justas reivindicaciones de los trabajadores.

Como le ocurre a cientos de miles de trabajadores precarios y con bajos salarios, las condiciones de los trabajadores de la limpieza del Metro de Madrid han ido empeorando progresivamente en los últimos años. La causa no es otra que la política de privatizaciones llevada a cabo por el Gobierno del PP encabezado por Esperanza Aguirre, y el afán de beneficios de las empresas que se han hecho con el control de los servicios privatizados, beneficios construidos a costa de salarios miserables y jornadas agotadoras.

Los trabajadores de la limpieza del Metro, hartos de abusos y explotación, han pasado a la acción exigiendo una serie de reivindicaciones que cualquier trabajador entiende como absolutamente razonables. Los compañeros de la limpieza de Metro reivindican una tabla salarial única y común para todos ellos, independientemente de la empresa a la que pertenezcan. Así mismo denuncian, como algo intolerable, que haya diferencias de hasta 400 euros en el salario de trabajadores que hacen la misma tarea dependiendo de la empresa que les contrata. El salario medio de un trabajador de la limpieza del metro no alcanza los 800 euros al mes, una auténtica miseria con la que resulta muy difícil sobrevivir, especialmente teniendo en cuenta el aumento salvaje de los precios de muchos productos básicos y la carestía de la vivienda. En este sentido también se solicitan subidas salariales acordes con el incremento del trabajo en el servicio, ya que progresivamente se han aumentado las horas de trabajo mientras el salario ha permanecido estancado. Los compañeros de limpiezas también reclaman la necesidad de más contratos indefinidos, ya que muchos trabajadores tienen contratos temporales o eventuales a pesar de desarrollar un trabajo permanente. Actualmente se hacen contratos de 6 meses, que se vuelven a renovar por otros 6 meses, evitando de esta manera los contratos indefinidos, así como los derechos derivados de los mismos, como la antigüedad, vacaciones, etc... Por otro lado se solicita un Plus de Toxicidad, debido a la utilización de productos químicos, además de la penosidad que supone el propio trabajo de limpieza y de recogida de basura, con graves riesgos para la salud, y con situaciones en muchos casos profundamente desagradables.

Las reivindicaciones de los trabajadores son completamente justas. Por eso mismo resulta un auténtico insulto que empresas como Ferrovial, ACS, o Sacyr Vallehermoso, a las que pertenecen las empresas de limpieza concesionarias, y que obtienen miles de millones de beneficio al año, aleguen que las reivindicaciones de los trabajadores son excesivas. ¡¡Lo que es obsceno son los 808 millones de euros de beneficio neto que ha conseguido hasta septiembre de este año el grupo Ferrovial, a la que pertenecen 2 de las empresas concesionarias, un 143 % más respecto al mismo periodo de 2006!! Con estos salarios de hambre, con esta explotación despiadada, si son posibles estos beneficios estratosféricos de las empresas.

Pero las empresas no son las únicas responsables. El Gobierno de Esperanza Aguirre es exactamente igual de responsable, pues además de permitir que con dinero público se engorden los enormes beneficios de un selecto club de empresas que se encargan de mantener unos servicios que deberían ser municipales, muestra toda su complacencia con las condiciones salvajes de explotación y salarios indignos que sufren los trabajadores de limpieza. Incluso, el Gobierno del PP no ha dudado en actuar como la vanguardia más aguerrida contra esta huelga, al fomentar el esquirolaje mediante la contratación de trabajadores ajenos a las empresas afectadas por la lucha. Así es como reconoce la derecha los derechos fundamentales de los trabajadores, impidiéndolos y cercenándolos siempre que puede.

Esta lucha la vamos a ganar

El hecho de que la huelga se prolongue ya durante más de diez días se debe, exclusivamente, a la actitud provocadora que está manteniendo el gobierno de Esperanza Aguirre y la patronal del sector, que no sólo se niegan en banda a aceptar estas reivindicaciones mínimas sino que además están empleando medidas represivas, como el despido injustificado de más de 50 trabajadores con la falsa excusa de no haber respetado los servicios mínimos. Además, la derecha y la patronal han trazado una estrategia dirigida a criminalizar a los trabajadores en huelga: durante diez días no han cesado de verter en la prensa y la televisión mentiras y calumnias contra los trabajadores, con el objetivo crear un estado de ánimo en la opinión pública contraria a la huelga.

Los medios de comunicación, por supuesto, no han hecho referencia en ningún momento a las reivindicaciones concretas de los trabajadores, pero si los han calificado de vándalos y terroristas, sacando videos de personajes anónimos y encapuchados que nada tienen que ver con los huelguistas, y acusando de dichas acciones a los trabajadores sin que exista ninguna prueba de su vinculación con esto. La manipulación es tan descarada, que incluso en algunos telediarios se han utilizado supuestas imágenes de "la actitud vandálica" de los huelguistas recogidas por las cámaras de seguridad  del Metro; pero lo que no decían los locutores de los informativos es que esas imágenes habían sido grabadas en el mes de Septiembre, ¡2 meses y medio antes de que estallase la huelga! En cualquier caso, los propios trabajadores, así como el Comité de Huelga, han denunciado en todas las Asambleas, que estos actos tratan de romper la lucha y desmoralizar a los trabajadores.

A pesar de todo esto, los trabajadores siguen firmes y dispuestos a ir hasta el final. La huelga esta siendo secundada masivamente, y con la participación activa de los trabajadores en las Asambleas y en los piquetes informativos. La unidad de todos los sindicatos es fundamental para vencer, por ello la dirección de CCOO  debería estar hombro con hombro junto con el resto de los trabajadores, de la misma manera que esta haciendo los afiliados y delegados sindicales de CCOO, que están participando activamente en la lucha con la misma firmeza que el resto de sus compañeros.

Ahora es el momento de extender la solidaridad de todos los trabajadores de Madrid con nuestros compañeros de la limpieza de Metro. Por eso los sindicatos que están respaldando la huelga de los trabajadores de limpieza deben emplazar, en primer lugar, al Comité de Empresa de Metro de Madrid y a los sindicatos que lo componen para garantizar el apoyo activo y decidido de los trabajadores de Metro a esta justa lucha. La movilización solidaria de los trabajadores de Metro de Madrid es una de las claves para ganar esta huelga. También deben orientarse a los trabajadores del ayuntamiento y de la Comunidad, invitando a sus representantes a participar en sus asambleas, y a realizar una campaña activa de denuncia de la actuación que el gobierno del PP está desarrollando contra la huelga. También es necesario organizar una caja de resistencia para impedir que la lucha sea doblegada por la presión económica.

Por último, desde El Militante y el Sindicato de Estudiantes creemos que CCOO y UGT de Madrid tendrían que implicarse mucho más en esta lucha. Permitir que los trabajadores en huelga  utilicen sus locales para reunirse, hacer pancartas, etc. es un primer paso, pero  absolutamente insuficiente. Es necesario que ambos sindicatos movilicen a todos su delegados, realizando Asambleas de apoyo a los trabajadores de la limpieza en todas las empresas, fábricas y tajos de la Comunidad de Madrid, así como que movilicen a todos sus afiliados y simpatizantes para que asistan masivamente a la manifestación del día 2 de enero, de esta forma se garantizaría el apoyo activo de las bases de ambos sindicatos a esta lucha. Esta es la mejor manera de garantizar que se combate la precariedad y los bajos salarios, hombro con hombro con los trabajadores afectados, y no firmando acuerdos de moderación salarial con la patronal que no tienen ninguna justificación. Finalmente queremos hacer un llamamiento a los usuarios del metro, la inmensa mayoría de los cuales son también trabajadores y jóvenes, para que apoyen la huelga a pesar de las molestias que pueda generar. Muchos trabajadores madrileños en otros sectores sufrimos las mismas condiciones de explotación y miseria.

Una victoria de los trabajadores de la limpieza del metro de Madrid es una victoria del conjunto de los trabajadores de Madrid, y eso es lo que más temen la patronal y el gobierno del PP.

¡Apoya la lucha de los trabajadores de limpiezas de Metro de Madrid!

¡Retirada inmediata de todas las sanciones a los trabajadores!

¡Todos a la manifestación el 2 de enero!

!19 h desde Atocha a Tirso de Molina!

 

 


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org