Corriente Marxista Internacional

La sección sindical de CCOO en SERUION-ELIOR (Málaga) ha sido sancionada por la Empresa, atacando a un delegado de la sección (Juan Carrasco) por colocar el pasado 23-6-07 una nota informativa en el tablón de anuncios de la Cafetería del Hospital donde trabaja, firmada por la Sección de CCOO. La individualización de los conflictos sociales entre "empresario" y  "trabajador" es un concepto pre-constitucional, pues a partir de la aprobación de la Constitución Española de 1978, los conflictos sociales se deben resolver entre "los sindicatos" y  "la Patronal", pues ambas organizaciones se reconocen jurídicamente como organismos representativos de intereses contrapuestos,  pero parece ser que para algunos empresarios todavía nada ha cambiado.

La sección sindical de CCOO en SERUION-ELIOR (Málaga) ha sido sancionada por la Empresa, atacando a un delegado de la sección (Juan Carrasco) por colocar el pasado 23-6-07 una nota informativa en el tablón de anuncios de la Cafetería del Hospital donde trabaja, firmada por la Sección de CCOO.   La individualización de los conflictos sociales entre "empresario" y  "trabajador" es un concepto pre-constitucional, pues a partir de la aprobación de la Constitución Española de 1978, los conflictos sociales se deben resolver entre "los sindicatos" y  "la Patronal", pues ambas organizaciones se reconocen jurídicamente como organismos representativos de intereses contrapuestos,  pero parece ser que para algunos empresarios todavía nada ha cambiado.

El pasado martes, día 9-10-07 hubo una concentración de Delegados de distintas empresas que se manifestaron en la puerta del Centro de Trabajo en solidaridad con la Sección Sindical de CCOO en SERUNIÓN,  estando durante más de dos horas PIDIENDO LA ANULACIÓN DE LA SANCIÓN  impuesta injustamente a Carrasco y  explicando el conflicto a los ciudadanos mediante el reparto de más de 500 hojas del Sindicato y la exhibición pública de una pancarta que había confeccionado la Federación.

Esta lucha sindical viene de largo, porque la empresa viene estando acostumbrada a implantar un sistema donde los trabajadores se ven con dificultades para defender sus derechos y este es un intento más de la dirección de la empresa  (ancladas en tiempos remotos) que tiene que respetar y hacer cumplir los derechos de los trabajadores que históricamente han sido conquistados con la lucha y que han quedado plasmados en las Leyes, admitiendo que es a través del Sindicato, en este caso, el organismo más próximo, como es la Sección Sindical, la que tiene la potestad de reivindicar todo aquello que considere oportuno que le pertenece a sus representados, como clase trabajadora organizada.

La dirección de la empresa comete un error al querer tratar un asunto que afecta a un colectivo sindical que es parte de CCOO, uno de los dos sindicatos mayoritarios del Estado, al querer utilizar la represión en el plano individual contra el compañero Carrasco, posiblemente para tratar de dar un escarmiento a los planteamientos firmes de defensa de los derechos sindicales y laborales y al mismo tiempo descabezar la lucha y amedrentar al resto de los trabajadores.

Serunión-Elior es una empresa que tiene una concesión administrativa y por tanto gestiona recursos públicos. Desde el punto de vista sindical, estas empresas que gestionan dinero de los contribuyentes y prestan un servicio que podríamos considerar como público, deben ser las primeras en cumplir todo el ordenamiento jurídico tanto en materia laboral, como en otras.

El crecimiento de esta empresa, al amparo de los recursos públicos,  ha sido vertiginoso, pues las ventas han pasado de 49,40 millones de euros en 1998 a 170 millones en 2005, es decir que han multiplicado las ventas en un 340 %. En cuanto al número de comensales declarados han pasado de 2.500 en 1978 a 250.000 en la actualidad, es decir que han crecido un 10.000 %, todo ello a costa de "sangre, sudor y lágrimas de sus trabajadores" que son los que han producido esa enorme masa de plusvalías. Estos son datos públicos aportados por la propia empresa, pero quizás sería conveniente "pedir", por los representantes de los trabajadores, (como legalmente puede hacerse) la cuenta de resultados de los últimos años, para comprender la acumulación de beneficios y sacar conclusiones de qué se ha hecho con los resultados obtenidos.

los valores que dicen defender en su propaganda, está la frase "Nos gusta cuidar de las personas. Éstas son nuestro principal activo, tanto nuestros colaboradores como clientes".  En ella, se ve claramente que han olvidado o desprecian cuidar de "sus trabajadores" como si éstos no fuesen personas, o sea que excluyen a éstos de las personas que les gusta cuidar. 

Paulatinamente la presión permanente de la empresa para realizar cada vez más trabajo sin aumentos sustanciales y proporcionales de plantilla, está llevando a los trabajadores a una situación de "stress" permanente. Recientemente hubo una discusión muy fuerte en el centro de trabajo, donde tuvo que intervenir el delegado Juan Carrasco, para intentar mediar, pero fue menospreciado y criticado por un responsable de la empresa. A raíz de esta discusión, fuertemente traumática para los trabajadores, dos tuvieron ataques de ansiedad (uno de ellos el compañeros Juan Carrasco), lo que debería ser motivo suficiente para aclarar esta situación anómala y aclarar qué es lo que ocurre realmente en el seno de esta empresa y con su organigrama de mandos.

 que estos métodos empresariales, así como la sanción impuesta a Carrasco son ataques de la patronal al movimiento obrero en su conjunto que violan inadmisiblemente una cierta cantidad de normativas laborales, tanto a escala de convenio, de Estatuto del Trabajador y lo que es más grave incluso contra el Artículo 20 de la Constitución Española, que no podemos tolerar, pues en uno de sus apartados dice:

1) Se reconocen y protegen los derechos: a) a Expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito, o cualquier otro medio de reproducción. (...) 2) El ejercicio de estos derechos no pueden restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

Toda Ley, reglamento, o convenio, bien  colectivo o particular, que restrinja o prohíba este articulado puede ser considerado como anti-constitucional y declarado nulo de pleno derecho. También en el Art. 29 de la C.E. se recoge el derecho de petición que es el utilizado por la Sección Sindical para denunciar unos hechos y ejercer la "petición" de que se resuelvan por la empresa, pues este derecho queda reflejado así:

1) Todos los españoles tendrán el derecho de petición individual o colectiva, por escrito, en la forma y con los efectos que determine la Ley.

Aquí confunde la empresa el Derecho colectivo, como sección sindical, aplicándolo como un acto "individual", que no lo es, pues el organismo sindical que firma el escrito es CCOO a través de su delegado Carrasco, por lo que atacar al mensajero siempre ha sido condenado como un método perverso e incorrecto.

Ha sido analizado el documento escrito que la Sección Sindical mencionada colocó en el tablón de anuncios, (raíz de este conflicto) por los servicios jurídicos, y existen hechos concretos que pueden ser dados a conocer por el Sindicato a todos los trabajadores, con la intención de que la empresa los subsane y rectifique. El intento de la empresa de desviarlo hacia interpretaciones de articulado de Convenio Colectivo o Reglamento Interior de Empresa, pueden ser interpretados como subterfugios encaminados a darle un carácter jurídico-legal que en el fondo no es admisible, pues violan la Ley fundamental como es la Carta Magna.

La acción represiva de la empresa proponiendo la sanción de 16 días de suspensión de empleo y sueldo al delegado Carrasco es por tanto inadmisible, a la vez que un intento de CENSURA de las opiniones de los trabajadores organizados en su sección sindical, y una flagrante violación de los más elementales Derechos del Trabajador a defenderse colectivamente contra los abusos de los empresarios,  por lo que la empresa debería rectificar y levantar la sanción antes de que la situación avance más, tanto en el campo de la acción sindical, totalmente legítima en estos casos por parte de los trabajadores y su sano ejercicio de la solidaridad en todas las vertientes, como en el campo jurídico, que podría llegar hasta el mismo Tribunal Constitucional.

El caso de Juan Carrasco no es un hecho aislado pues podemos citar los ejemplos recientes como los de Cándido y Morala en Gijón, dos sindicalistas detenidos y encarcelados con acusación falsa de romper una cámara de vigilancia, o los acosos en Mercadona y en El Corte Inglés, o las sanciones a sindicalistas del SOC  reprimiendo a los jornaleros por defender sus derechos o  la cantidad de sanciones a jóvenes del  S.E. por manifestarse...

Esta "democracia burguesa" que es utilizada por la patronal como un embudo donde a ellos siempre les toca la boca grande y a los trabajadores el pitorro, tenemos que denunciarla constantemente, cada vez que vemos violados nuestros derechos. No es justo que mientras que tanto especulador, ladrón y delincuente cierra empresas, se abusen y cercenen los derechos del trabajador, y algunos patronos estén incrementando el grado de explotación a sus trabajadores, haciéndonos trabajar cada día más por menos dinero, cuando la inflación se come mensualmente nuestros salarios.

Muchos de esos patronos, desde su escondite tras una mesa de un gran despacho, a veces en connivencia con los poderes económicos, deciden impunemente contra la vida y trabajo de sus asalariados, apareciendo como gente respetable y hasta son elegidos para cargos institucionales, mientras que a los trabajadores nos quieren reprimir por no doblegarnos y por defender con dignidad los derechos y los puestos de trabajo de nuestros compañeros.

Quizás estos conflictos a algunos trabajadores no les interesará por ahora. Pero a quien haga de la resignación o del miedo y la derrota una forma de vida; a aquellos que consideren que hay que agachar la cabeza, decir siempre "si señor" y ser un obrero sumiso y callado; a aquellos que no se atreven a decir claramente que Carrasco, en su defensa sindical de los trabajadores, de forma firme e intransigente, lleva la razón, estará contribuyendo a cavarse su propia fosa. Porque la mejor defensa de los trabajadores es la unidad y la lucha contra las injusticias. Porque en realidad, los trabajadores tenemos que luchar unidos, organizados y sindicalizados por defender nuestros derechos, nuestros intereses y nuestros puestos de trabajo, que en definitiva es como luchar por nuestra dignidad como seres humanos pues este problema nos afecta a todos y una derrota empeoraría las condiciones futuras de nuestra situación laboral en la empresa.  Esta lucha tiene dos frentes: el frente jurídico, que ya se está llevando a cabo; y el frente sindical, la lucha activa, que es en la que todos debemos comprometernos en las próximas acciones que el sindicato convoque.

Consideramos que este conflicto puede estar sobrepasando los límites de lo estrictamente "sindical" por lo que ofrecemos nuestra SOLIDARIDAD POLÍTICA, en caso de que los compañeros de la sección sindical así nos lo soliciten, con el fin de poner el caso en manos de nuestra organización política, inclusive llevándolo al Parlamento Europeo, donde  tenemos representantes como IZQUIERDA SOCIALISTA.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://ispsoemalaga.org/


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org