Corriente Marxista Internacional

Movimiento obrero

Desde hace unos meses CCOO y UGT de Madrid han venido convocando manifestaciones en diversas localidades (Alcalá de Henares, Móstoles, Getafe, etc.) frente a la crisis económica y en defensa del empleo y de la protección social, culminando dicho calendario de movilizaciones el pasado 19 de abril en una gran manifestación en Madrid a la que acudieron trabajadores de distintos sectores y empresas duramente golpeados por la crisis económica, y amenazados por cierres de fábricas y despidos masivos.
Después de varios meses de movilizaciones ante el nuevo convenio estatal es hora de hacer un balance serio del estado actual de la lucha en este sector. A principios de febrero se celebró una asamblea de trabajadores de la seguridad privada en Málaga, donde asistimos más de 200 trabajadores del gremio. Lo que llamó la atención en esa asamblea fue la enorme separación entre las necesidades y expectativas que tenemos la inmensa mayoría de trabajadores y delegados sindicales con respecto a las que tienen nuestros dirigentes sindicales. Si alguien tuvo alguna expectativa y ganas de luchar por mejorar la situación actual de los trabajadores, éramos los trabajadores mismos.

Más control para las empresas que reciben ayudas de las instituciones públicas u organismos oficiales

Después de toda la campaña de asambleas, reparto masivo de hojas, concentraciones y diversos actos de solidaridad, la lucha de los tres compañeros del comité de empresa de EMTE represaliados y despedidos está ahora en el terreno judicial.

No hay racismo, es una lucha contra la patronal

El sábado 25 de abril, el diario El País, fiel representante de los intereses de la burguesía española, manipulaba una vez más la lucha de los trabajadores de la Naval de Sestao, presentándola en su portada como el "primer brote de tinte racista" ante la crisis.  

A lo largo de los últimos años han proliferado los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), y desde las páginas de El Militante hemos seguido las luchas contra ellos de los trabajadores de muchas empresas. Pero, ¿en qué consiste exactamente un ERE?
A partir de mayo la empresa parará uno de los dos hornos altos de Veriña, según ellos de forma temporal, durante un año. En principio, no conllevará despidos, aunque nada se sabe de aquellos eventuales a los que se les vaya cumpliendo el contrato. Esta medida viene enmarcada en los planes del grupo Arcelor Mittal de reducir la producción en un 50% en toda Europa. A nadie se le escapa la gravedad de semejante noticia y han sido muchas y variadas las respuestas. Desde el Principado se exige que sean las plantas asturianas las primeras en reiniciar la marcha normal de la producción, UGT ya ha propuesto medidas para evitar las regulaciones de empleo, como disfrute de vacaciones, descansos compensatorios, jornadas irregulares, etc. Desde CCOO se entiende que un expediente de regulación no está justificado. 

El 7 de abril el 76% de los trabajadores de la Ford en Almussafes (Valencia) participaron en el referéndum sobre el convenio colectivo. La propuesta de convenio pactada por UGT (sindicato al que están afiliados 5.000 de los 7.000 trabajadores) ha sido rechazada por el 48% de los votantes, con una ventaja de 115 votos con respecto al sí. Este resultado supone una demostración clara de que los trabajadores no quieren perder ningún derecho conquistado con la excusa de la crisis capitalista.

Hacer asambleas en cada centro de trabajo. Es necesaria una huelga general en todo el Estado 

Los ataques que tiene preparados la patronal para lanzarlos contra los trabajadores en los próximos meses no tienen desperdicio: reducciones de los salarios reales, aumento de la edad de jubilación a los 67 años; abaratamiento del despido, creación de un contrato único cuya indemnización sea de 20 días por año trabajado; cambiar el cálculo para la jubilación de los últimos 15 años a toda la vida laboral, consiguiendo así una rebaja de la cuantía en las pensiones; rebajas del Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones a la Seguridad Social por parte de las empresas, etc. Pero además, uno de los ataques más directos va a ser cargarse la negociación colectiva y crear un marco individual de relaciones laborales, donde los trabajadores, de uno en uno, vayan pasando por el despacho del empresario sin que puedan defenderse. Esto es romper una de las espinas dorsales de la organización de los trabajadores, pues una parte importante de la fuerza que tienen los sindicatos proviene de su poder para negociar los convenios. No cabe la menor duda de que la burguesía se está preparando para el futuro y necesita debilitar a la clase obrera.

Hay que defender un programa de ruptura con el capitalismo

El argumento principal que esgrimen los dirigentes sindicales en contra de la convocatoria de una huelga general es que no se están produciendo "ataques directos" a la clase trabajadora. ¿Qué está ocurriendo en la realidad? Sólo en los tres primeros meses de 2009 el paro ha crecido en más de 800.000 personas afectadas, en casi dos millones en los últimos doce meses y la cifra total supera ya los cuatro millones. En marzo había más de un millón de hogares en los que todos sus miembros están en paro. Se prevé que a lo largo del año más de un millón de trabajadores se queden sin prestación por desempleo. Los cierres de empresa y los desahucios por impago de las hipotecas están creciendo de forma acelerada.

La Sección Sindical de CCOO de Pull&Bear quiere denunciar públicamente que no está de acuerdo  con la nueva medida de la empresa para luchar contra el absentismo y es la de poner otro médico para controlarnos.

Durante todo el período anterior, antes de que se iniciase esta grave crisis que sufre el capitalismo, los marxistas defendimos un sindicalismo combativo, de clase y democrático frente a la acción sindical pactista de los dirigentes de CCOO y UGT. En esos años, a pesar del crecimiento espectacular de los beneficios empresariales, los trabajadores no vimos mejorar nuestra situación; al contrario, la precariedad alcanzó cotas históricas y los salarios perdieron poder adquisitivo, lo que constituye la mejor prueba del total fracaso del modelo sindical aplicado. No cabe ninguna duda de que con el modelo que propugnamos los marxistas la clase obrera también habría logrado beneficiarse de los años de vacas gordas. Pero en la actual situación de grave crisis económica ni siquiera nuestro modelo sindical es una garantía absoluta frente a los ataques empresariales porque los ciclos económicos recesivos ponen en evidencia los límites objetivos del sindicalismo para defender los intereses de la clase obrera.

Tras casi un año de negociaciones por la mejora de nuestra condiciones de trabajo los trabajadores y trabajadoras de MAFOREM (jurídicamente delegación de Madrid de la Fundación FOREM perteneciente a CCOO, pero dependiente, en su funcionamiento, de la Unión Sindical Madrid Región de CCOO) nos vemos abocados a una huelga como consecuencia de actitudes obstructivas, ofensivas y engañosas por parte de nuestro Gerente.

toxo.jpg Desde estas páginas queremos agradecer a Ignacio Fernández Toxo esta entrevista. Por motivos de agenda del compañero no pudimos hacerle la entrevista personalmente, como era nuestra intención. Nuestros lectores habituales verán enseguida que discrepamos abiertamente de muchos de los planteamientos que el compañero Toxo hace en la entrevista. No obstante, consideramos que en este momento sus opiniones son relevantes. En la edición del mes de mayo dedicaremos un espacio a explicar nuestra posición sobre los candentes e importantísimos temas planteados por el secretario general de CCOO en la entrevista. En este mismo número recomendamos la lectura de las páginas centrales y el editorial al respecto.
Después de que la dirección de Seat amenazara durante meses con un ERE para despedir a 1.500 trabajadores si no se le lograba "convencer" de traer nueva producción, después de meses de aceptar el chantaje de la empresa de "salarios por empleo" por parte de la representación mayoritaria en el comité de empresa (UGT) y de un sector de CCOO, después de que UGT y CCOO aceptaran en Nissan el recorte de unos 1.400 puestos de trabajo de la plantilla y después de una campaña muy bien orquestada por parte de la dirección de Seat, con la inestimable colaboración de los dirigentes de UGT, el referéndum dio el resultado que buscaban.
El 25 de marzo hubo un paro de una hora entre las nueve y las diez de la mañana en la red de centros de AENA, formada por 47 aeropuertos y 6 centros de control de tránsito aéreo en contra de los planes de privatización de AENA. La convocatoria se realizó por los sindicatos CCOO, UGT y USO tras la reactivación de los planes de privatización anunciados en agosto pasado por el gobierno. En una primera valoración el paro ha sido secundado en el 100% de los centros.
El 13 de marzo por la noche nos reuníamos unos 300 trabajadores del sector, convocados por CCOO y UGT, en asamblea para decidir si se convocaba huelga indefinida por la negativa de la patronal ASETRA a aplicar el convenio, que firmó tras seis meses de negociación y una huelga de cinco días. La votación fue a favor por unanimidad y será efectiva el próximo 25 de marzo. El paro afectará a unos 8.000 trabajadores.

Por una huelga general en el Camp de Morvedre (Valencia) Ni un solo despido más

Puerto Sagunto fue protagonista de una manifestación histórica de 6.000 personas, el 10 de marzo, contra los EREs que se están planteando en muchas empresas, convocada por CCOO, UGT y CGT. No se había visto una movilización así desde las luchas de mediados de los 80 contra la reconversión. Muchos pequeños comerciantes cerraron sus puertas; en un anónimo esparcido por las calles y en las mentes sobrevolaba una idea: "hay que volver a la lucha como en los 80". La pancarta de los comités de Baux y Ferrodisa concretaba más: "Por la huelga general ya".  


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org