Corriente Marxista Internacional

El jueves 8 de junio algunos compañeros de El Militante participamos en un acto realizado en Gijón donde estuvo de ponente Juan Manuel Sánchez Gordillo, dirigente histórico del Sindicato de Obreros del Campo y alcalde de Marinaleda (Sevilla). El jueves 8 de junio algunos compañeros de El Militante participamos en un acto realizado en Gijón donde estuvo de ponente Juan Manuel Sánchez Gordillo, dirigente histórico del Sindicato de Obreros del Campo y alcalde de Marinaleda (Sevilla). Asistieron unas cien personas, se prolongó durante más de dos horas y estuvo muy animado. Previamente le realizamos una entrevista en los locales del sindicato CSI, donde habló sobre temas como la situación de los jornaleros, el programa del SOC, la experiencia en Marinaleda — realmente impresiona ver y escuchar de primera mano a una persona que condensa gran parte de la experiencia de lucha de los últimos treinta años de este pueblo emblemático—, la situación de los inmigrantes y la nueva contrarreforma laboral.

El Militante.— ¿Cuál es la situación de los jornaleros y qué defiende el SOC?

J. M. Sánchez Gordillo.— En Andalucía hay 500.000 jornaleros sin tierra; hay 400.000 pequeños campesinos con una deuda casi impagable de 370.000 millones de pesetas (2.200 millones de euros). Se da el minifundio y el latifundio. Hay un millón de pequeños propietarios que tienen menos de un hectárea y, por otra parte, el 2% de los propietarios posee el 50% de la tierra cultivable, con una estructura parecida a lo que hay en América Latina. El jornalero trabaja dos meses, tres meses a lo largo del año y el resto se desplaza a la emigración (interna a la fresa de Huelva o la aceituna de Jaén y externa a Francia o Navarra). El PER no es nada más que 6 o 7 días de trabajo al año, es dinero público para un trabajo. En esta situación el gran problema es la tierra.

Ahora se está volviendo a concentrar la propiedad de la tierra. El 20 % de los propietarios se lleva el 80% de las ayudas que vienen de Bruselas. Se está privatizando el agua, el uso de las semillas, etc. Mediante la mecanización y el uso de pesticidas el trabajador del campo es cada vez menos necesario. Entonces noso-tros planteamos como solución estructural la Reforma Agraria. En parte como Soberanía Alimentaria, que entendemos como el derecho que tienen los pueblos a decidir su propia política agraria y que no sean las multinacionales las que decidan. Decimos que la tierra no es una mercancía sino un derecho de los pueblos. La tierra, el agua y las semillas tienen que ser de la comunidad.

EM.— Marinaleda se ha convertido casi en un oasis en medio del desierto, un ejemplo a seguir para millones de jornaleros y trabajadores, y por supuesto el blanco del odio de clase de terratenientes y sus representantes políticos burgueses.

JMSG.— Primero nos organizamos política y sindicalmente y luego decidimos resolver los grandes problemas que teníamos en el pueblo (el paro, la lucha por tener tierra). Tuvimos una lucha concreta contra un terrateniente que era el Duque del Infantado, logramos echarlo y los jornaleros se quedaron con la tierra. Con la tierra crea-mos industria. La tierra es del que la trabaja y la industria también. Pensamos en otras necesidades como el tema de la vivienda. Municipalizamos todo el suelo urbanizable, el suelo rustico lo convertimos en urbanizable y se lo cedimos gratuitos a los jóvenes que quisieran construirse una vivienda. Les dimos los materiales, pusimos los arquitectos y ellos pusieron su trabajo. Hicimos más de 300 viviendas, con lo que la vivienda es del que la trabaja.

Planteamos como sindicato que hay que establecer una nueva ley del suelo en el sentido de que todo el suelo urbanizable sea público. Se acabaría con la especulación y se abarataría el precio de la vivienda. La tierra para comer o la tierra para edificar no puede ser un negocio.

La izquierda debe ser revolucionaria. Cualquier instrumento que se utilice (como una alcaldía en un pequeño ayuntamiento) debe servir para cambiar el orden establecido. Para eso hace falta contar con la gente, por supuesto. Sin gente ¿cómo cambias la realidad? Propusimos la asamblea del pueblo para resolver todos los asuntos (para repartir viviendas, si suben los impuestos, ocupar una finca, etc.). Todo se decide en la asamblea. La asamblea es como una especie de gobierno colectivo de los trabajadores. El presupuesto del ayuntamiento se hace participadamente. Cuando tenemos un problema en la comunidad se convoca la Asamblea y los vecinos que asisten resuelven el problema. Es una democracia de participación directa.

EM.— ¿Cómo orienta el SOC el trabajo hacia los inmigrantes?

JMSG.— Tenemos implantación tanto en Almería como en Huelva que son las zonas de mayor inmigración. Tenemos incluso dirigentes nativos de sus países de origen. Nosotros planteamos que tengan papeles porque más del 50% no los tienen. Que les paguen el convenio. Que tengan viviendas, condiciones saludables de trabajo. Planteamos por ejemplo que el inmigrante que ya vive en Andalucía que sea considerado un andaluz con todos los derechos y todos los deberes. Mientras cerca de 4.000 millones de seres humanos vivan al borde de la miseria no hay ley de extranjería ni barreras que impidan que el inmigrante desesperado venga a los países enriquecidos para reclamar parte de lo que le quitaron. El problema de la inmigración es consecuencia de la miseria y la miseria es consecuencia del capitalismo. Hace falta otro sistema económico.

EM.— ¿Qué opinas sobre la nueva Reforma Laboral?

JMSG.— Hemos hecho manifestaciones contra la reforma laboral como hicimos en su momento contra el decretazo del PP. Esta reforma, como las anteriores, significará que los ricos sean más ricos y que los pobres tengan menos derechos. Los despidos serán más baratos que nunca y a los empresarios se les bajarán sus cotizaciones a la Seguridad Social. Nunca la banca obtuvo mayores beneficios en la historia de este país como en estos momentos. Ellos dicen que si ganan mucho dinero van a invertir más y van a generar empleo, eso es una gran mentira. Esta reforma laboral es propia de un gobierno que se reclama de izquierdas pero que está siguiendo una política de derechas mientras acepta el capitalismo.

Para mas información sobre el SOC y el pueblo de Marinaleda, recomendamos visitar las siguientes paginas web:

www.soc-andalucia.com

www.marinaleda.com


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org