Corriente Marxista Internacional

El 23 de junio unos 400 jornaleros del Sindicato de Obreros del Campo ocuparon la Diputación de Sevilla. Quieren reivindicar, en primer lugar, la retirada del decretazo impuesto por el PP, cosa que el PSOE prometió hacer si llegaba al gobierno; en se El 23 de junio unos 400 jornaleros del Sindicato de Obreros del Campo ocuparon la Diputación de Sevilla. Quieren reivindicar, en primer lugar, la retirada del decretazo impuesto por el PP, cosa que el PSOE prometió hacer si llegaba al gobierno; en segundo lugar, dignificar las condiciones de vida y de trabajo de los obreros del campo.

Los trabajadores y jóvenes, incluso niños, que entraron en la Diputación no esperaban que las autoridades les trataran como lo hicieron. Una vez dentro, de forma pacífica y con un escrupuloso cuidado hacia las cosas materiales, los trabajadores se reunieron y decidieron que el encierro sería indefinido. El SOC dejó claro que no se irían hasta conseguir un compromiso por parte de la Junta de Andalucía de que Chaves se reuniría con ellos. En lugar de eso lo que hicieron fue lo que nos explica el compañero José Luis Caballero del SOC de Aznalcóllar: “Ayer, después de que la gran mayoría del personal que tienen trabajando en la Diputación saliera sobre las 3 de la tarde, nos dijeron que el aire acondicionado lo cortaban a las 8 de la tarde y que la luz también —no hace falta explicar el calor que hace en Sevilla para entender lo cruel de la medida—. Al mismo tiempo, no iban a dejar que entrara agua, ni comida, ni colchones para poder dormir. Sobre las 9 de la noche, después de varias gestiones que hizo Diego Cañamero junto a otros compañeros más desde dentro, se consiguió que nos dejaran entrar los colchones por la puerta principal. Hubo un momento en que un compañero intentó meter agua para los compañeros de dentro y le detuvieron, le pidieron el DNI, le metieron en el coche de policía. Conseguimos que no se lo llevasen al cuartel, pero le va a caer una denuncia”. Al final han conseguido que entrara comida, pero no sólo han mirado cada una de las bolsas que entraban sino ¡que han “registrado” hasta algún bocadillo!

Por cierto, desde la puerta de este edificio salieron algunas de las más importantes movilizaciones contra el decretazo. Como Cañamero explicaba, el PSOE se unió a las movilizaciones de los sindicatos contra la reforma del subsidio de desempleo entonces y ahora que está en el gobierno no sólo no lo restituye, a pesar de prometerlo, sino que trata a los jornaleros como basura. Los jornaleros allí presentes mostraron su disposición a luchar hasta el final porque lo que está en juego es su supervivencia y la de sus familias.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org