Corriente Marxista Internacional

vista_marchasme.jpgHistórica, contundente, arrasadora, explosiva, organizada y militante movilización la realizada este 15 de Octubre por miles de trabajadores en defensa de "Luz y Fuerza del Centro" (LyFC) y de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Esta movilización rebasó las expectativas tanto de asistencia como políticas. Las calles del Centro Histórico del Distrito Federal quedaron atiborradas por contingentes de trabajadores, pero además en el resto de la República también se realizaron replicas de esta jornada. Políticamente las cosas fueron más allá de la lucha contra el decreto que desaparece a LyFC, sobre todo explotó la rabia contra el gobierno panista.

Histórica, contundente, arrasadora, explosiva, organizada y militante movilización la realizada este 15 de Octubre por miles de trabajadores en defensa de "Luz y Fuerza del Centro" (LyFC) y de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Esta movilización rebasó las expectativas tanto de asistencia como políticas. Las calles del Centro Histórico del Distrito Federal quedaron atiborradas por contingentes de trabajadores, pero además en el resto de la República también se realizaron replicas de esta jornada. Políticamente las cosas fueron más allá de la lucha contra el decreto que desaparece a LyFC, sobre todo explotó la rabia contra el gobierno panista.

Dos horas antes de cumplirse la hora de la convocatoria para la movilización de este jueves, los contingentes iban reuniéndose en torno al monumento del Ángel de la Independencia. Por las calles aledañas iban escuchándose las consignas del SME. En poco tiempo, una marea de playeras rojas de compañeros electricistas ya se mezclaba con banderas y colores de otras organizaciones y sindicatos: bases del PRD, telefonistas, el STUNAM, SITUAM, IMSS, Atenco, estudiantes de la UNAM, la UAM, el IPN, etc. Desde el inicio de la movilización quedó claramente establecido que esta era una auténtica jornada de lucha. Con los compañeros del SME venían además sus familias, niños y jóvenes, mujeres y hombres que ven esta lucha como propia. El SME ha multiplicado sus fuerzas, ahora además tiene la simpatía de miles de trabajadores de otras aéreas laborales.

marchasme.jpgTodo mundo tenía algo que decir, algunos desplegaban las clásicas mantas, una de ellas que abarcaba toda la calle decía simple y retadoramente "no nos vamos a dejar". Un perro cargaba pancarta de apoyo, un niño con megáfono en mano daba mensajes de apoyo, un anciano levantaba el puño y sonreía al mismo tiempo. Era un ir y venir de gente, improvisadas pancartas eran levantadas en lo alto. Muchos trabajadores por iniciativa propia reprodujeron volantes, ellos mismos los escribían y ellos mismos los distribuían. La iniciativa, la creatividad y la audacia de las masas explotadas establecieron desde el principio el rechazo rotundo al decreto de Calderón contra LyFC y el SME. 

Previo a esta movilización se lanzó una campaña rabiosa en todos los medios de comunicación burgueses, todos ellos con una misma consigna: apoyo a Calderón y satanización del SME tachando a los trabajadores como corruptos, ineficientes y demás tonterías. Televisa y TV Azteca (por mencionar dos casos) se hicieron de toda una nueva lista de "intelectuales" que se dedicaron a repetir las mentiras del gobierno panista. Pero la asistencia de miles de trabajadores a esta movilización dejó muy claro que la intención de desmoralizar no funcionó.

La movilización en todo su recorrido fue flanqueada por gente que animaba a los contingentes, desde los balcones se levantaban banderas rojinegras, los turistas tomaban fotos y sonreían amistosamente. Quienes se toparon con la marcha sin esperárselo, se quedaban sorprendidos de ver el ambiente que existía y no es para menos, era un ambiente electrizante con consignas a todo pulmón.

Gasolina al fuego

El espurio de Calderón hizo el anuncio contra LyFC confiando en que las liquidaciones "jugosas", la campaña en medios de comunicación y otras medidas iban a ser suficientes para desactivar la respuesta obrera; lo que ha ocurrido fue todo lo contrario. Lejos de amilanarse y aceptar dócilmente el ataque, los trabajadores del SME y tras de ellos miles más, han salido a las calles. Agreguemos que en la mayoría de los estados de la República mexicana también hubo movilizaciones importantes. Las cifras concretas de cuanta gente participó aun no las conocemos claramente, pero la movilización inició a las 4 pm y no fue sino hasta las 10:20 pm que arribó el último contingente. Mas de sies horas de contingentes en movilización rumbo al mitin del Zócalo capitalino. Incluso cuando los últimos compañeros llegaron, el mitin ya había culminado, pero el Zócalo seguía repleto. La asistencia seguramente rebaza el medio millón de personas.

marchasme2.jpgCalderón lo único que ha hecho con su decreto es despertar y fortalecer el sentimiento de rabia hacia su gobierno, pues además, el paquetazo económico para el 2010 va a ser un duro golpe para las familias de trabajadores y campesinos pobres que ya de por sí han sufrido los embates de los políticos de derecha en el poder. Esta jornada es histórica y está planteando un escenario de lucha de clases aun más fuerte que lo que hemos visto en el pasado, es muy posible que, conforme el encono crezca, se supere el ambiente que vivimos en el año 2006 a raíz de la lucha de masas contra el fraude electoral que impuso a Calderón.

Conciencia y organización

No sólo debemos rescatar de esta movilización la cantidad de participantes, sino además el contenido político de esta. Realmente la movilización no se quedó en exigir la destrucción del decreto de Calderón, no. Esta jornada fue una oportunidad para repudiar toda la política de derechas del actual gobierno panista y los pasados. Los trabajadores seguimos teniendo muy a flor de piel el fraude electoral, las privatizaciones pasadas, las inocentes muertes de los bebés en Sonora, la política general de topes salariales, el incremento de precios a los productos básicos, los recortes al gasto social, los presos políticos, los miles de desempleados, las frases dicharacheras del "¿y yo por qué?", el "comes y te vas", etc. Esta lucha parte de un hartazgo cada vez más creciente del significado real del capitalismo. La conciencia ha crecido y se ha desarrollado, las consignas de los contingentes lo demuestran claramente, casi por toda la marcha se pudo escuchar "si no hay solución, habrá revolución", la consigna de la huelga general también se pudo escuchar claramente. Esto es muy importante y le da un sentido profundo a la lucha, quiere decir que en la base trabajadora se va comprendiendo cada vez más que no habrá otra forma de imponer nuestros intereses más que con un enfrentamiento franco con los empresarios y banqueros.

Por otra parte fueron muy notorias las consignas contra los partidos de la burguesía: PAN y PRI; esto también es muy importante y es un indicador claro de que el trabajador común y corriente ha seguido los pasos de estos partidos y sus acciones y los han identificado como lo que son: enemigos de de la clase trabajadora. Hacia las bases del PRD hubo un sentimiento de hermandad, y este es otro punto fundamental porque lo que ahora se necesita es lanzar un frente único aglutinando a todos los trabajadores, jóvenes y campesinos pobres. El movimiento avanza hacia la unidad, de ello habla la participación en la movilización de diferentes sindicatos pero también la asistencia de López Obrador el cual, junto a miles de sus seguidores, se han solidarizado no sólo con palabras sino además con acciones, con la lucha de los compañeros del SME.

A toda costa debemos luchar contra toda división de las fuerzas, nuestra tarea es convocar a una huelga general exigiendo todo un programa que reivindique los derechos de los trabajadores en su conjunto. El anuncio de Martin Esparza de luchar por un contrato colectivo del trabajo para todos los mexicanos igual al del SME es totalmente correcto, pero lo que se necesita es dar pasos concretos hacia ello con tareas claras. ¡Por un Frente Único de toda los sindicatos, los partidos de izquierda, las organizaciones campesinas, estudiantiles, de vecinos, etc., contra la política antiobrera de Calderón! Por la defensa de LyFC y por el derrocamiento de Calderón.

Durante el mitin se votó el rechazo a la liquidación de los trabajadores como salida al conflicto, unánimemente se dijo "no" a esa artimaña de los panistas. Ese es un punto fundamental pues al mismo tiempo plantea la lucha como única alternativa. Sin embargo queda un elemento que debatir, nos referimos a la controversia constitucional para derrocar la el decreto calderonista. Aquí debemos decir que las tareas legales, el debate en el Congreso de la Unión, las negociaciones con la Secretaria del Trabajo y con la Secretaría de Gobernación no pueden ser el centro de la táctica. La táctica una vez más debe ser la lucha abierta y franca en las calles, y dentro de ello la huelga general. Lo que no se logre en las calles no se podrá lograr en el Congreso y mucho menos sabiendo que PAN y PRI tienen la mayoría en esta instancias. Recordemos que en el 2006 fueron las mismas instancias legales IFE, Tribunal electoral etc, las que aprobaron el fraude, casos así podemos citar por cientos.

Confianza en nuestras audaces fuerzas 

La lucha apenas inicia, ahora lo que necesitamos es seguir desarrollando la coordinación general y por zonas, incluir a estudiantes campesinos pobres, bases del PRD,  y todos los sindicatos. La UNT debe hacer un llamado claro a la movilización, lo mismo debe hacer Andrés Manuel López Obrador.  Para fortalecer la lucha y llenar de más ánimos a los trabajadores, es importante que las declaraciones a favor de la huelga general por parte de los dirigentes sindicales ya sean acompañadas por una fecha concreta para dicha acción. ¡Es necesario ya definir una fecha para la huelga general!

Pero también debemos decir que esta jornada ha sido histórica; aquí se abre una nueva página en la historia de la liberación contra la esclavitud del capitalismo; aquí se abre un nuevo periodo de marcará al país. Los trabajadores debemos tener confianza, confianza en nuestras propias fuerzas, confianza en que tenemos la razón y confianza en que los trabajadores no tenemos nada que perder excepto  nuestras cadenas.

Abajo el gobierno de Calderónvista_marchasme.jpg

Abajo el decreto contra LyFC

Basta de ataques al SME

Viva la lucha obrera


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org