Corriente Marxista Internacional

La situación del campo en México refleja la incapacidad del capitalismo de ofrecer una vida digna y productiva a los campesinos, desde hace décadas al campo ha sido sumergido en el más vil abandono. La situación de supervivencia de los campesinos en general se basa en la venta de sus frutos a los precios que se les ofrezca cuando la mayoría de las veces estos solo alcanzan, en el mejor de los casos, para poder cubrir los gastos de producción de la próxima siembra.

 

La situación del campo en México refleja la incapacidad del capitalismo de ofrecer una vida digna y productiva a los campesinos, desde hace décadas al campo ha sido sumergido en el más vil abandono. La situación de supervivencia de los campesinos en general se basa en la venta de sus frutos a los precios que se les ofrezca cuando la mayoría de las veces estos solo alcanzan, en el mejor de los casos, para poder cubrir los gastos de producción de la próxima siembra.

Aunado a esto la mayoría de los campesinos no cuentan con tierras propias para poder sembrar y de esta manera obtener los productos básicos para su consumo personal. Es evidente que al gobierno no le interesa esta problemática pues ellos solo invierten presupuesto en lo que les genere ganancias para engordar los bolsillos de los empresarios.

Bajo este contexto se han dado luchas importantes a lo largo de la república mexicana por una profunda reforma agraria que beneficie a los campesinos y a sus familias pues desde la Revolución Mexicana este tema ha sido el estandarte de muchas luchas.

En este artículo abordaremos la situación de los campesinos de Chiapas agrupados en torno a la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ), quienes desde el 13 de Julio han mantenido una lucha con el gobierno en turno para que se les entreguen las tierras que se les había prometido.

Los campesinos de la OCEZ el día 13 de Julio comenzaron una huelga de hambre como medida de presión para que el gobierno entablara una mesa y diera solución a sus demandas, para el gobierno esto no fue suficiente pues ofrecieron la mesa de negociación hasta el día 22 de Julio sin importar que en esos días los campesinos estaban arriesgando su vida.

Además de la huelga de hambre, ese mismo día 13 de julio campesinos de la OCEZ invadieron y tomaron seis predios en Venustiano Carranza, Chiapas, con una superficie de 500 hectarias.

A palabras de los campesinos "Aquí vamos a seguir con nuestro movimiento. Para morir de hambre mejor aquí que en nuestras comunidades, y la lucha de algo ha de servir, sostuvo el dirigente tzotzil también conocido como El Chema, que figura entre los ayunantes." Esto demuestra el nivel de conciencia y sacrificio que tiene los campesinos de esa región pero aun mas el hartazgo de los mismos ante la ineptitud de este sistema para poder brindarles una vida digna.

La exigencia de estas familias es que se les otorgué las tierras suficientes para poder sobrevivir y la respuesta del subsecretario de gobierno Nemesio Ponce Sánchez es la de  adquirir 225 hectáreas en el municipio de Venustiano Carranza para dotar a los campesinos, pero la oferta fue rechazada porque son insuficientes para las 400 familias que demandan tierra.

Este tipo de respuesta es típica de los capitalistas pues ellos solo quieren dar pequeñas migajas que no cumplen las mas mínimas exigencias de estas familias de acuerdo a sus necesidades; por su parte la OCEZ, sostuvo su exigencia de otras 500 hectáreas; además de que se suspendan las 15 órdenes de aprehensión contra sus militantes y demandó apoyos económicos para proyectos productivos.

Después de algunas mesas de negociación el día 25 de Julio los campesinos decidieron dar por terminada la huelga de hambre y sacaron una conclusión: "estamos indignados por la política del gobierno, pues nunca le ha interesado la vida de los seres humanos, como muestra su falta de sensibilidad para negociar un problema que pudo destrabarse hace tiempo, pero se dejó continuar". La Jornada 26/07/09.

Es evidente que al gobierno no le interesa en lo más mínimo la vida de las personas pues no están dispuestos a destinar recursos para estas demandas. No podemos admirarnos de estas actitudes pues el gobierno lejos de representar al pueblo responde a los intereses de los grandes empresarios y capitalistas.

El capitalismo es incapaz de sensibilizarse ante las demandas de los obreros y los campesinos, este solo vela los intereses de los parásitos dueños del dinero sin importar si miles de personas mueren de hambre y no tienen los recursos mínimos para sobrevivir día a día. Es por eso que en la medida que este sistema siga implementándose no podremos aspirar a una vida digna.

También  es importante la vinculación de todas las luchas de los oprimidos, solo unidos y organizados podremos darle un vuelto a este sistema, nuestra única salida es la instauración del socialismo, solo esta medida podrá sacarnos de este hoyo al que nos ha sumergido el capitalismo.

Compañero campesino tu lucha no es aislada de la de los obreros y los estudiantes solo unidos podremos dar el tiro de gracia al capitalismo y poder hacer realidad nuestros sueños de reparto de tierras y no solo eso, sino de apoyos para ponerlas a producir, el socialismo es la única salida, luchemos juntos por el socialismo. No dejemos que el gobierno siga negándonos nuestros derechos a una vida digna.

¡Por la nacionalización de los latifundios velados o abiertos y su reparto entre los campesinos sin tierra!

¡Por subsidios para los campesinos pobres!

¡Créditos blandos para los campesinos pobres!

¡Por la colectivización e industrialización del campo!

¡Campesinos, trabajadores y estudiantes, unidos y adelante¡

¡Ni un paso atrás!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org