Corriente Marxista Internacional

Hoy es un día histórico para la lucha de clases en México. López Obrador fue desaforado con 360 votos a favor, 127 votos en contra y 2 abstenciones. Tras un mitin de doce horas en el zócalo capitalino con cientos de miles de personas movilizándose po Hoy es un día histórico para la lucha de clases en México. López Obrador fue desaforado con 360 votos a favor, 127 votos en contra y 2 abstenciones. Tras un mitin de doce horas en el zócalo capitalino con cientos de miles de personas movilizándose por reivindicaciones políticas y no económicas, pero siendo frenadas pasmosamente por la dirección del PRD, finalmente ha comenzado un capítulo de mayor confrontación en el que se ha abierto un proceso que difícilmente va a poder ser controlado en todo momento por la dirección del PRD y apunta a un exacerbación de la lucha de clases.

La prensa burguesa vociferaba contra el PRD como partido "violento", la bolsa cayó 2%, la amenaza de devaluación y colapso económico pendía sobre el ambiente como un fantasma ante las masas en la calle luchando, e insistía desaforadamente en las exequias de Juan Pablo II a las que Fox asistió -esto no es un síntoma menor, sino un indicador de la extrema debilidad de régimen-, dejando el manejo de la crisis en manos de un nieto de porfiriato, Santiago Creel, secretario de Gobernación.

La burguesía cerró filas y pretende que este sea un paso más en la escalada de ataques. Ayer derrotó a la lucha del IMSS, ahora ha conseguido el desafuero. ¿Qué sigue? Las privatizaciones, la reforma a las leyes laborales. La burguesía está envalentonada apoyándose más que en su fortaleza en sí misma, principalmente se está apoyando en la política de la dirección de PRD que está haciendo todo lo pertinente para intentar aplacar las aguas.

La pregunta es: ¿Hasta cuándo podrá contener a las masas? A pesar de ser un día laboral, desde antes de las 8 de la mañana fueron llegando los ríos de gente con la conciencia clara de evitar que su dirigente fuese desaforado, esperanzados en un llamamiento a luchar, esperaron por horas bajo los rayos de un intenso sol de primavera: Las masas llenaron pletóricamente la macro plaza, literalmente no cabía una alma más. A las 14:23 horas AMLO inició su discurso y con él, reflejó ser un accidente en un profundo proceso de confrontación social, el vehículo a través del cual los trabajadores orientan su ansiedad y frustración ante el desgaste de la explotación y la incertidumbre por el futuro. Todos estos años de ataques y derrotas han destilado un hartazgo de las masas que está esperando un cauce y ahora se expresa en la defensa de AMLO. La lógica de la dirección del PRD es la misma de quien pretende domar un tigre para que aprenda a comer lechuga; en su concepción no cabe la lucha frontal con la burguesía, sino los llamados a la calma y a no caer en provocaciones, a demostrar que "nos somos violentos".

Necesitamos un plan de acción combativo

1.- Hace falta un programa de lucha que integre las necesidades de los trabajadores y la necesidad de una transformación radical de la sociedad en la que las principales palancas de la economía estén bajo control de los obreros y campesinos pobres.

2.- Hace falta una dirección partidaria firme y elegida democráticamente desde abajo por las bases para dirigir la lucha y no un equipo de dos miembros del partido y tres intelectuales "ciudadanos independientes" (José Agustín Ortiz Pinchetti, Bertha "Chaneca" Maldonado y Elena Poniatowska).

3.- Hace falta una huelga general de 24 horas no sólo para echar atrás el desafuero sino para derribar a Fox e ir más allá en nuestras conquistas.

4.- Hace falta una marcha nacional hacia la capital con bloqueos de carreteras y de garitas en las fronteras;

5.- Hace falta la unidad del movimiento obrero y el campesinado pobre en la vida interna del PRD.

6.- Hace falta formar comités de base en cada fábrica, cada barrio, cada escuela. Impulsar los comités de base como un instrumento para luchar por nuestras reivindicaciones inmediatas y ligarlas con la defensa de AMLO.

Debemos integrar estos seis puntos a los que propuso AMLO:

"Meditar, reflexionar y hablar en corto con familiares y amigos, sobre lo que está sucediendo y lo que debemos hacer para fortalecer el movimiento.

"Portar el distintivo tricolor y colocar carteles en autos y casas.

"Llevar a cabo una Marcha del Silencio del Museo de Antropología al Zócalo, el domingo 24 de abril.

"Hacer reuniones informativas todos los domingos en las plazas públicas del país.

"Argumentar en medios de comunicación, hacer uso del derecho de réplica y hablar o escribir a la radio, la televisión y los periódicos. Utilizar también, sistemas alternativos de información, como volantes o Internet.

"Llamar a votar, y esta es una forma de hacer resistencia civil activa, llamar a votar, ayudar a promover el voto" y luchar en las calles pues no es suficiente con votar.

"Informar a organizaciones sociales, políticas y de defensa de derechos humanos de carácter internacional", sobre el ataque al PRD.

Lo que necesitamos es la acción directa en las calles para defender a AMLO. La mejor defensa es el ataque, nuestra fuerza está en nuestra cantidad, por eso no debemos esperar a que la burguesía nos siga atacando y nosotros pongamos una y otra y otra vez las mejillas, por eso debemos reflexionar lo que dijo AMLO y pensar si realmente nos ayuda o no. "Nada que pueda propiciar el enfrentamiento y que afecte intereses de terceros.", (pero la burguesía sí nos afecta todo el tiempo en cada situación que vivimos). Y sigue AMLO en su discurso ante los cientos de miles dispuestos a luchar: "Pero quiero ser aún más preciso: nada de bloqueos de calles o carreteras; nada de tomar instalaciones públicas o privadas. Nada que signifique actuar como lo tienen estudiado y previsto nuestros adversarios". Y agregó, "También con claridad, expreso que quienes lleven a cabo acciones de este tipo, aunque se pongan una camiseta nuestra, no están con nuestro movimiento, están con nuestros adversarios o tienen otras motivaciones políticas".

Ante esto debemos preguntarnos si realmente la burguesía, de buena fe va a permitir que consigamos mejorar nuestras condiciones de vida. La respuesta es, NO. Lo que no arranquemos a través de la lucha no lo lograremos de ningún modo. ¿Por qué debemos ser pacíficos si el Estado burgués es violento cotidianamente con nosotros? ¿O acaso la miseria en que vivimos no es violenta? En esta lucha a mayor nivel de organización menor será la violencia.

Después de la lectura de su discurso AMLO despachó a las masas a sus casas "Lo que sí les pido, es que no vayan a la Cámara de Diputados, quiero ir solo para defender mis derechos y no quiero dar pretextos para ninguna provocación. No quiero que utilicen de pretexto el que haya enfrentamientos en la ciudad".

Perspectivas

Está claro que AMLO está usando su autoridad para llevar el cause del movimiento bajo el monitoreo de la conciliación de las clases, es evidente que el peso del factor de la dirección aun es de magnitud considerable. Pero eso no siempre será así y no es sólo cuestión de tiempo, pues el proceso que se ha abierto estará lleno de saltos bruscos y repentinos que obligarán a la dirección a ir mucho más allá de lo que tiene en sus planes.

AMLO pretende llegar a la cárcel para desde ahí hacer campaña por la presidencia. Fue desaforado en la cámara de diputados pero está por verse si deja de ser candidato por el PRD. Hay sectores del partido que plantean un candidato sustituto empezando por Cárdenas que aún pretende figurar, pero esto no es 1988, ya que a diferencia de entonces, la economía está en peores condiciones (ahora se suma la crisis de 1995, el Fobaproa, el estancamiento general de la economía del planeta), los partidos burgueses PRI-PAN están mucho más divididos, y existe un proceso continental de la revolución en América Latina como una expresión regional de la enorme inestabilidad mundial. Es evidente que un proceso electoral sin el PRD -si llegara a darse- sería una bomba para el régimen que surgiese de la elección. En adelante lo que tendremos estos días, semanas y meses será a la burguesía atacando, la dirección del PRD conteniendo y las masas perdiendo la paciencia. Llegará un punto límite en el que el sello de las masas actuando en las calles será lo que definirá las cosas y no la capacidad de la dirección para mediatizar y contener la lucha.

El proceso de conciencia

A las 19:48 horas en las pantallas dispuestas en el zócalo, se anunciaba el resultado de la votación. El espasmo, la expectación, la indignación, las lágrimas, la ira y la frustración nuevamente acompañaron a un silencio propio de los cementerios. En una conversación con una trabajadora joven encontramos un pensamiento generalizado: "Pues tal vez no soy tan partidaria de López Obrador pero si lo desafueran creo que yo, como muchos chilangos y chilangas entre otros, nos quedaríamos con la idea de que simplemente lo intentan quitar del camino por que sí les hace sombra y creo que eso es mucho muy lamentable. (...) Según, yo la idea de democracia que se nos antojaba teníamos es simplemente una gran farsa (..) Creo que de algún modo esto nos servirá, me refiero a que como pueblo esto nos desagrade tanto que empezaremos a exigir (...)

Yo por mi parte de antemano estoy molesta, no por la idea de que cuando haya alguna culpa simplemente se castigue si no por el hecho de que siempre hay círculos que manejan todo a su antojo, el que el pueblo les valga reverendamente madres eso me enoja y mucho."

Tras doce horas de lucha en lo que ha sido catalogado como el mitin más largo de la historia de México, lo más combativo de la marea que resistió hasta el final caminaba impactada, taciturna; pero muchos hablando de política, comentando los acontecimientos. He aquí el factor mas importante de la ecuación. Más que el desafuero en sí y la reticencia de la dirección del PRD a mantenerse en el plano de la conciliación, el punto central y determinante es el que las masas estén sacando conclusiones. Los trabajadores aprenden no de los libros sino de los grandes acontecimientos. En este proceso amplias capas de la masas entenderán que la democracia burguesa no da de comer, y si no es así, ¿entonces cuál es la alternativa?

El PRD de los trabajadores NO es la burocracia que lo usufructúa en beneficio individual, burocracia en la que, por cierto, se apoya AMLO. El PRD de los trabajadores es el que tuvo su origen sobre la sangre de 600 muertos, el sudor y lágrimas de miles de compañeros honestos y sacrificados. Millones de trabajadores a lo largo y ancho del país aún tienen ilusiones en la dirección del PRD y tienen sobre sí el velo de la utópica ilusión en una salida real a sus problemas en el marco del capitalismo. Una política correcta es defender al PRD, pues el ataque al PRD proviene de la gran burguesía y el imperialismo, pero a la vez, dar un apoyo crítico al PRD estableciendo claramente la necesidad de transformarlo en un instrumento de lucha, es decir, rescatarlo para la lucha por la transformación social. La disyuntiva no es capitalismo salvaje ó, capitalismo "con rostro humano", no hay una "tercera vía". La disyuntiva histórica está en la lucha por el socialismo.

México D. F. 7 de abril 2005


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org