Corriente Marxista Internacional

El pasado mes de febrero Bolivia vivió una auténtica explosión social que puso en jaque al gobierno burgués de Sánchez Lozada. La aprobación del llamado “impuestazo”, que gravaba hasta un 12,5% los salarios de 750.000 trabajadores bolivianos, provocó El pasado mes de febrero Bolivia vivió una auténtica explosión social que puso en jaque al gobierno burgués de Sánchez Lozada. La aprobación del llamado “impuestazo”, que gravaba hasta un 12,5% los salarios de 750.000 trabajadores bolivianos, provocó la indignación de las masas, incluida la Policía de La Paz que se acuarteló exigiendo la retirada de este impuesto y un aumento salarial del 40%. El gobierno envió al ejército a reprimir a los policías y la movilización se extendió a otras ciudades y contó con la participación masiva de la clase obrera. La represión del 12 de febrero supuso 16 muertos y 125 heridos.

Con motivo de la participación a principios de abril en un Encuentro Internacional de Pueblos Indígenas organizado en Asturias por la ONG de izquierdas Soldepaz-Pachakuti, pudimos hablar sobre estos acontecimientos con José Bailaba, diputado boliviano y dirigente del Movimiento al Socialismo (MAS), el principal partido de izquierdas del país --encabezado por el líder campesino Evo Morales--, el cual estuvo a punto de ganar las elecciones hace cerca de un año.

EL MILITANTE.- ¿Cómo está la situación en Bolivia actualmente?

JOSÉ BAILABA.- Estamos pasando por una crisis bastante jodida tanto económica como política. En realidad, nosotros , como MAS, habíamos manifestado que íbamos a vivir una etapa de crisis política y económica y esto se está cumpliendo. Para no seguir empeorando la situación nosotros habíamos presentado una alternativa que abriese un camino mínimo por donde ir trabajando pero, lastimosamente, este gobierno que tenemos hoy en Bolivia no ha querido escuchar la propuesta.

La única respuesta de este gobierno ha sido reprimir las protestas sociales. La respuesta frente a movilizaciones como, por ejemplo, el bloqueo de caminos de los hermanos de Chapare en enero, fue meter el ejército y masacrar a los hermanos. Después tuvimos los acontecimientos del 12 y 13 de febrero, cuando el gobierno lanza un proyecto de ley de impuesto que agrava la crisis del país.

El 12 y 13 de febrero los más afectados, que siempre son los que tienen los salarios más bajos, se movilizan. Esto afecta también fuertemente a la policía. Ante esta situación el gobierno ha respondido con ataques, poniendo enfrente al ejército. Creemos que seguimos con ese problema y no se ha arreglado nada hasta la fecha. Se ha exigido una investigación de fondo para descubrir a los verdaderos responsables de lo ocurrido, pero hasta ahora el gobierno no quiere responder.

La situación del país no se está arreglando, cada vez estamos viviendo más crisis y más empobrecimiento y en cualquier momento puede suceder otro levantamiento social del pueblo. El pueblo exige con todo derecho, porque no puede seguir soportando el capricho del gobierno. Estamos apenados por esta situación que se vive, pero el gobierno sigue su política, que está respaldada por la embajada americana, porque quien está gobernando el país no es el Presidente de la República, quien diseña, ordena y manda es la Embajada americana. Las organizaciones populares de Bolivia no estamos de acuerdo, porque esto es violar la soberanía, las normas y eso no tiene nada que ver con la democracia.

EM.- Además de la situación en Bolivia, en el resto de Latinoamérica vemos un ascenso de la lucha de las masas, procesos revolucionarios en Argentina y Venezuela, explosiones sociales, victorias de la izquierda... ¿No te parece que esto abre la posibilidad de luchar unificadamente por la transformación de la sociedad y el socialismo en toda América Latina?

JB.- Nosotros queremos dejar claro que lo primero que queremos es paz y diálogo, que no digan que no tenemos propuestas. En esa línea de dialogar y plantear cuál es nuestra propuesta de desafío frente a esta situación participaremos en el Encuentro internacional que del 9 al 12 de abril se producirá en Venezuela y estamos participando en este mismo encuentro [Encuentro Internacional de Pueblos Indígenas].

La única salida es unirnos para enfrentar este sistema político y esta situación.

EM.- ¿Qué opinas de la intervención imperialista en Iraq y de la respuesta internacional que está habiendo?

JB.- Creemos que se. ha llegado a un extremo de abuso, de avasallamiento, de saqueo y explotación. Igual que a Iraq están invadiendo a otros países e imponiendo su política. Nosotros rechazamos esta guerra totalmente, como parlamentarios hemos sacado un manifiesto contra ella.

EM.- ¿Quieres añadir algo más?

JB.- Creemos en el avance democrático: por ejemplo, Venezuela ha resistido frente a las imposiciones de Estados Unidos, también está sucediendo en Brasil con Lula. Esto nos permite seguir fortaleciendo este avance social, demócrata, en todos los países. Todos somos seres humanos y necesitamos vivir en paz pero primero hay que empezar por consolidar y fortalecer esta situación que se está dando en todos los países latinoamericanos porque lo que vaya a suceder en un país va a afectar al resto. Lo que pueda suceder en Iraq nos afectará a todos, por ejemplo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org