Imprimir

 

No es una mera coincidencia, que cuando el Departamento de Estado de EE.UU. como siempre en una actitud cínica y descarada, arrogándose ser el guardián de los Derechos Humanos en todo el mundo, arremete  una vez más contra todo gobierno que no obedezca sumisamente a los dictados de sus políticas saqueadoras y entreguista, denunciándolos  de violar los Derechos Humanos, cómo si el mundo fuera estúpido y no fuera consciente que quien más viola los Derechos Humanos en todo el mundo, no solo ahora sino desde siempre, son  los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica  y su último galardón que tiene en este rubro fue el genocidio cómplice con Israel cometido contra el pueblo Palestino en Gaza. La oposición boliviana levanta cabeza porque sabe que detrás de ellos en coincidencia con sus propios intereses de clase, esta  la tradicional política intervencionista de los gringos.

Esta fracción de la derecha terrateniente, parapetada en algunas prefecturas y como aliados naturales los Comités Cívicos , afincada  especialmente en el oriente boliviano, no aprendió la lección del año pasado, cuando  pretendió dar un golpe cívico prefectural, con la esperanza fallida que aparecieran dentro del ejercito algún golpista trasnochado que secunde sus intenciones, la voluntad férrea de todo un pueblo frenó el golpe y después de todos los hechos ocurridos que son de conocimiento general, obligó  a la derecha sediciosa a replegarse, postergando así sus afanes golpistas y a tener que dialogar para concertar y acordar ir al referéndum dirimidor sobre la cantidad del latifundio y  aprobatorio sobre la nueva constitución.

Es bueno por aclaración que aquí nos referimos concretamente a esta fracción de la derecha boliviana, sin pretender sostener que los otros estamentos  de la misma no estén interesados en desestabilizar al gobierno de Evo y que estuvieran soplando botellas, es sabido  que si tienen alguna contradicción entre ellos, solo  es secundaria y llegada la hora al igual que Drácula, entre  todos  le brincaran al cuello a este proceso liberador.

Como ayuda memoria es pertinente recordar los resultados finales del referéndum realizado el 25 de enero pasado, donde  el pueblo definió sobre la cantidad de lo que significa latifundio en el país y además aprobó la nueva Constitución Política del Estado, hoy  en plena vigencia. Como todo referéndum o elección nacional, como  su nombre lo indica es de carácter vinculante  nacional y no como los perdedores, quisieron confundir al pueblo con argumentos viciados de toda legalidad  de que como ellos ganaron en algunos departamentos, esa era  "la otra visión de país", recordándoles que quienes votamos somos seres humanos, ciudadanos, no  votaron animales, hectáreas  de tierra ni kilómetros, voto  el pueblo boliviano en su conjunto como nación, así:

Resultado final del referéndum  Constitucional.

Por la aprobación de la Constitución el voto si fue 61.43 %

Por el rechazo a la Constitución         el voto no fue 38.57 %

Resultado final del referéndum dirimí torio, sobre  la tierra.

Por 5.000  Ha.     80.65 %

Por 10.000 Ha.     19.36 %

En un primer momento hasta se atrevieron a decir que había un empate técnico, tamaña  insolencia que no se la creyeron ni ellos mismos, juzgue  el amigo lector si estos resultados, no son más que contundentes y no merecen ninguna discusión.

Ahora ante el reiterado llamado del Gobierno a dialogar para establecer las normas que tendrá la nueva ley sobre autonomías aprobadas en la Constitución, en  su orfandad de pueblo y faltos de argumentos valederos para  participar en las discusiones, optan  por el rechazo aduciendo, persecución  de parte del gobierno, otra  vez tergiversando la realidad, llaman persecución a la labor del ministerio publico que esta investigando la masacre de Pando en septiembre del año pasado, así  como todos los desmanes que se cometieron en los departamentos de la llamada media luna, por  lo que están preso el ex prefecto Fernández y otros, faltando  varios requeridos por la justicia, para  que aclaren ante la autoridad sus fechorías.

Exigen,  como condición para asistir al dialogo,  suspender todas las acciones que desarrolla la justicia, sus deseos  no es otro que se deje en la impunidad toda la investigación de  los hechos violentos, por que todas las averiguaciones de los acontecimientos, los apunta como cabecilla a ellos mismo, de eso el pueblo es el mejor testigo.

Piden un pacto nacional, no  dicen para que, y no quieren  aceptar que el pacto nacional, ya se dio en el referéndum y que el mejor pacto es respetar las leyes y principalmente la Constitución Política del Estado. Seguidamente vuelven con la misma cantaleta del año pasado que el gobierno les devuelva fondos "confiscados" a las regiones, refiriéndose a fondos de los impuestos a los hidrocarburos que por ley el gobierno destinó para un bono llamado dignidad a la tercera edad y que hoy dicho beneficio está en la constitución. Seguramente más después, aducirán nuevas exigencias, en realidad no hay capacidad de diálogo, solo  quieren su parte de poder, atrincherándose en los departamentos, su visión solamente es localista, no  tienen un proyecto nacional, su mentalidad feudal no les permite ver más lejos.

Eso si  continuaran apostando a la desestabilización con chantajes y tratando de mover su gente en las calles y al mismo tiempo jugaran a las próximas elecciones generales ya convocadas para el 6 de diciembre, que de acuerdo a la nueva constitución, este parlamento  deberá aprobar una ley  hasta el 9 de abril, cuando se vence el plazo de 60 días después de promulgada esta constitución, para que regule dichas elecciones, Ley que dará mucha discusión, pues  la minoría opositora en el Congreso, aprovechará  para chantajear al gobierno la aprobación por dos tercios de votos dicho documento.

En reunión conjunta de prefectos opositores y comités cívicos, efectuada  este 27 de febrero  en Santa Cruz, donde  plantearon sus exigencias al gobierno para asistir al dialogo, además  consideraron que "sería una buena opción para el bloque autonomista, presentarse  con un solo candidato a las elecciones de diciembre", sugirieron también que dicho probable candidato, no debería de ser de la media luna, sino  alguien que abarque a todo el país ,lo único que falto que digan es que necesitan un candidato que sea "originario" y del altiplano, es decir parecido a  Evo.

A todo esto, el pueblo ha comenzado nuevamente a impacientarse y a pronunciarse, exigiéndole al gobierno decirle basta a la derecha y dejar de rogarles insistentemente para que asistan a un dialogo que no quieren.  El gobierno asegura que dialoguen o no, seguirá  adelante implementado las nueva Constitución, aplicando su voluntad política, junto a la fuerza de la ley, la  experiencia sediciosa del año pasado, no debe permitirse el gobierno debe continuar con su política de reversión de las tierras ociosas en manos de los latifundistas, lucha implacable contra la corrupción, comenzar con las investigación de fortunas mal habidas, transparentar  de una buena vez las auditorias hecha a las empresas transnacionales del sector de hidrocarburos, profundizar en la creación de empleos estables, fomentar la creación de empresa estatales y comunales, como la única manera cierta de luchar contra el capitalismo en los hechos, no  solo en el discurso.

Quienes apoyamos este proceso y votamos en las urnas y salimos y saldremos a las calles a defenderlo, no  hemos dado un cheque incondicional al compañero Evo, tiene  sus condiciones, seguir en la ruta de la liberación nacional, en defensa de las mayorías y por la construcción del sistema de equidad que acabe con el sistema capitalista de explotación ,vamos todos hacia las elecciones de diciembre seguro que con un gobierno eficiente, honesto, revolucionario y Anti imperialista, que comprende que primero son los pobres, los explotados, los  excluidos, y después los demás, es la mejor recomendación para pedir el apoyo de las mayorías para un nuevo periodo gubernamental que consolide este proceso, hacia una verdadera revolución social. Los pueblos saben premiar, como también castigar, solo los hechos determinan su actitud.