Imprimir

Los trabajadores de las empresas francesas-marroquíes Soprofel y Rosalor se enfrentan a una brutal represión después de iniciar una huelga a principios de este mes. Hacemos un llamamiento a todos nuestros lectores para que envíen mensajes de solidaridad y lleven  este tema al movimiento obrero.

 

Los trabajadores de las empresas francesas-marroquíes Soprofel y Rosalor se enfrentan a una brutal represión después de iniciar una huelga a principios de este mes. Hacemos un llamamiento a todos nuestros lectores para que envíen mensajes de solidaridad y lleven  este tema al movimiento obrero.249x184-images-stories-morocco-soprofel_rosaflor1.jpg

Los trabajadores de las dos empresas, que producen y exportan frutas y vegetales, llevaban en huelga desde el 14 de mayo. Los dueños de las empresas se negaron a aplicar la Ley Laboral y han despedido a los trabajadores que se habían afiliado a la CDT (Confederación Democrática del Trabajo). Estas empresas tienen propietarios franceses y marroquíes. Soprofel comercializa sus productos bajo la etiqueta de Idyl, productor de condimentos (http://www.idyl.fr/). En connivencia con la judicatura y las autoridades locales también han encarcelado a varios sindicalistas. A Idyl le gusta presentarse como una empresa "ética". A pesar de estas pretensiones, los trabajadores, mayoritariamente mujeres, sienten cada día el "condimento" real y la "ética" de la explotación brutal.

Las dos empresas continúan despidiendo trabajadores y a la mayoría de los militantes sindicales, además  se han negado a aceptar la lista de representantes de los trabajadores (delegados sindicales) de la CDT. Los empresarios han recurrido a las amenazas. Los trabajadores rechazan esta farsa y han organizado una sentada frente a las dos empresas. La dirección organizó un ataque contra los trabajadores utilizando criminales a sueldo que han provocado heridas serias (fracturas de huesos y quemaduras). Catorce trabajadores fueron llevados al hospital. Entre ellos están Kebouri Mbarka (mujer) con costillas fracturadas, Saida Selouani (mujer) con heridas serias en un oído y Mohammed Chamiti (hombre) que tiene heridas serias en la cabeza.

250x187-images-stories-morocco-soprofel_rosaflor10.jpgEste brutal ataque tuvo lugar frente a las fuerzas de opresión del Estado, los gendarmes y las fuerzas auxiliares. Mientras escribo este artículo continúa la batalla y la sentada sigue día y noche. Varios sectores del movimiento obrero marroquí de la región de Boykri han organizado acciones de solidaridad con los trabajadores contra esta nueva muestra de feudalismo y neocolonialismo, que saquea los recursos humanos y naturales de la región. Condenamos la explotación y exigimos los derechos de los trabajadores, también se condena a las autoridades locales, regionales y nacionales responsables de la situación actual.

Los trabajadores necesitan vuestra solidaridad. Los compañeros de la Liga de Acción Comunista (http://www.marxy.com/) están participando esta importante campaña.

Por favor enviad mensajes de apoyo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para ver más fotografías