Corriente Marxista Internacional

´Desde hace semanas, las islas caribeñas de Guadalupe y Martinica, posesiones francesas en el Caribe que se conocen como "territorios de ultramar", viven un movimiento huelguístico histórico. En el caso de Guadalupe se trata de la huelga general más importante de su historia y dura ya más de seis semanas. Las movilizaciones son el fruto de la recesión económica mundial y sus efectos sobre las condiciones de vida en estas islas.
´Desde hace semanas, las islas caribeñas de Guadalupe y Martinica, posesiones francesas en el Caribe que se conocen como "territorios de ultramar", viven un movimiento huelguístico histórico. En el caso de Guadalupe se trata de la huelga general más importante de su historia y dura ya más de seis semanas. Las movilizaciones son el fruto de la recesión económica mundial y sus efectos sobre las condiciones de vida en estas islas.

La huelga general en Guadalupe comenzó el 20 de enero y fue convocada por el Comité contra la Explotación Extrema (LKP), coalición formada por asociaciones, partidos y los principales sindicatos. El 24 de enero se manifestaron más de 25.000 personas (la isla tiene 410.000 habitantes) en la capital y el 14 de febrero más de 60.000 para conmemorar la masacre de trabajadores durante la huelga general de 1952 ahogada en sangre por el Estado francés.
Según las noticias, más de una cuarta parte de la población está participando en la huelga y se ha convertido en un verdadero ciclón que ha afectado a todas las posesiones francesas en el Caribe: Guadalupe, Martinica (dos semanas de huelga general) y Guayana. En Réunion, isla situada en el Índico (hay convocada huelga para el 5 de marzo). Estas islas están entre los departamentos más pobres de Francia. En el caso de Guadalupe, por ejemplo, el desempleo en 2007 era del 23% y los precios de los productos y necesidades básicas son entre un 30 y un 60% más caros que en Francia. Se encuentra entre las trece regiones más pobres de Europa y su PIB es un 55,8% el europeo. En Martinica, más de 70.000 personas viven por debajo del umbral de la pobreza.
El LKP ha hecho una tabla reivindicativa con 168 puntos, recogidos también por los trabajadores en las otras islas. Entre las reivindicaciones está la reducción del precio de los combustibles, aumento de 200 euros del salario mínimo, congelación de los alquileres, contratos fijos para todos los trabajadores temporales.
La respuesta del gobierno Sarkozy ha sido enviar allí a cientos de policías y a las fuerzas especiales, aunque debido a la magnitud del movimiento todavía no se han atrevido a intervenir de manera generalizada, aunque ya ha habido un muerto en Guadalupe. El secretario de Estado para los territorios de ultramar, Yves Jégo, fue a Guadalupe para intentar llegar a algún tipo de acuerdo, pero los dirigentes sindicales se niegan a aceptar concesiones parciales, mientras que el gobierno Sarkozy rechaza rotundamente la subida salarial de 200 euros.
Los capitalistas franceses están aterrorizados con lo que está sucediendo en las islas, el periódico Le Monde, publicaba el 10 de febrero un artículo titulado: ‘Guadalupe, el gobierno teme el contagio' y explicaba cómo la situación en estas islas "está provocando ansiedad en las altas esferas del Estado".

Jornada de lucha en Francia el 19 de marzo

En Francia, el 29 de enero más de tres millones de jóvenes y trabajadores se manifestaron también contra la carestía de la vida, el paro y la defensa del estado del bienestar. Los sindicatos dejaron bien claro que no tenían intención de extender el movimiento y por esa razón han intentado ignorar lo que sucede en el Caribe y ni siquiera han dado un apoyo público a la lucha. Aunque finalmente tuvieron que convocar una manifestación de solidaridad el 16 de febrero que reunión a miles de trabajadores en París. Los sindicatos han convocado una nueva jornada nacional de lucha el próximo 19 de marzo. Por ahora no hay ninguna vinculación con las movilizaciones en el Caribe, a pesar de estar todos luchando contra el intento de los capitalistas franceses de hacer recaer el peso de la recesión sobre los hombros de todos los trabajadores, ya sea en la metrópoli o en ultramar, los sindicatos hacen todo lo posible por mantener dividido el movimiento con la esperanza de evitar algo parecido a lo sucedido en mayo de 1968, que dada la gravedad de la recesión económica, es una perspectiva más que probable.

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org