Corriente Marxista Internacional

Francia acaba de celebrar la primera prueba electoral desde la llegada al poder del ultra-reaccionario presidente Nicolás Sarkozy el pasado mes de mayo. EL 9 de marzo, los votantes fueron a las urnas en la primera vuelta de las elecciones locales y municipales. Los resultados confirmaron lo que ya era evidente en muchas encuestas: Sarkozy ha perdido apoyo en estos nueve meses que lleva en el poder. La tasa de aprobación de Sarkozy ha pasado del 60 al 34 por ciento.

 

Francia acaba de celebrar la primera prueba electoral desde la llegada al poder del ultra-reaccionario presidente Nicolás Sarkozy el pasado mes de mayo. EL 9 de marzo, los votantes fueron a las urnas en la primera vuelta de las elecciones locales y municipales. Los resultados confirmaron lo que ya era evidente en muchas encuestas: Sarkozy ha perdido apoyo en estos nueve meses que lleva en el poder. La tasa de aprobación de Sarkozy ha pasado del 60 al 34 por ciento.

El resultado es una respuesta a todos aquellos que lamentaron la "reacción" y el "giro a la derecha" cuando Sarkozy fue elegido. El éxito de Sarkozy no se debía a ningún giro a la derecha de la sociedad francesa. Fue posible debido a la debilidad de la izquierda oficial que fue incapaz de ofrecer una alternativa creíble. En realidad, en muchas cuestiones económicas había poco donde elegir entre la dirección derechista del PSF y lo que defendía Sarkozy.

Ahora estamos entre las dos rondas de votaciones en las elecciones municipales y cantonales que se celebran cada seis años. A través de toda Francia la primera vuelta ha dado una ventaja clara, aunque no con masiva, a los partidos de la izquierda para la segunda vuelta que se celebran el domingo 16 de marzo.

Los candidatos del PSF (socialistas), el PCF (comunistas), los Verdes y otros pequeños grupos de izquierda han conseguido un 47,5 por ciento de los votos en las ciudades con más de 3.500 habitantes, y los candidatos del UMP (principal partido de la derecha) y otros grupos de derechas pequeños, han conseguido un 40 por ciento. Individualmente, el PCF consiguió a nivel nacional el 8,85 por ciento de los votos, lo que significa un incremento del 1,93 por ciento respecto a los resultados conseguidos por el candidato comunista en las elecciones presidenciales del año pasado.

A pesar de esto, esta vuelta ha dado al PSF algunos ayuntamientos (con más del 50 por ciento de los votos) que estaban hasta ahora en manos de la derecha. Es el caso de Lyon, Rouen, Laval, Alencon y Rodez. Y en la segunda vuelta no hay manera de que la derecha pueda impedir el control por parte del PSF de ciudades como Lilles y París, además de Estrasburgo.

Resulta significativo que el Frente Nacional de Le Pen solo pudiera mantener la mitad de las ciudades que tenía en las elecciones municipales de 2001. Le Pen ha perdido apoyo a favor de Sarkozy, pero también es destacable que en un momento en que Sarkozy pierde apoyo esto no haya favorecido al Frente Nacional, que ha conseguido un miserable 1 por ciento en estas elecciones.

Este hecho confirma la imagen general de un claro giro a la izquierda. No sólo lo confirma el voto al PSF, también el voto al PCF que ha recuperado algunas ciudades que ya había controlado en el pasado. Las candidaturas de la LCR (Liga Comunista Revolucionaria) también avanzan, superando la barrera del 5 por ciento.

Después de la segunda vuelta analizaremos más en detalle todos estos resultados. Pero el propósito de este artículo es destacar la contribución de los marxistas de La Riposte en la campaña electoral del Partido Comunista Francés (PCF).

Por primera vez este año, cuatro seguidores del periódico marxista francés, La Riposte, nos presentamos como candidatos por el PCF en las elecciones municipales, en tres cantones diferentes (distritos electorales) en los alrededores de la ciudad de Toulouse (en el departamento de Haute Garonne). En los tres cantones estos compañeros consiguieron incrementar significativamente el voto comunista respecto a las últimas elecciones locales (2001), con un programa en el que defendían la nacionalización de los bancos y la industria, además de "un cambio revolucionario de sociedad" entre otras reivindicaciones. ¿Quién dijo que el marxismo estaba pasado de moda? Aquí tenemos los resultados:

En el cantón de Leguevin, Hubert Prevaud consiguió el 12,66 por ciento de los votos (2.421 votos). En 2001 el PCF había conseguido el 5,72 por ciento, es decir, 911 votos.

En el cantón Toulouse XV, Dominique Escouboue consiguió el 6,91 por ciento (1.778 votos). En las anteriores el PCF había conseguido el 5,68 por ciento, 1.232 votos.

En el cantón de Aspet, Jean-Louis Ruz y Marie-Ange Papaïs consiguieron el 14,11 por ciento de los votos (484 votos). En las pasadas el PCF consiguió el 2,13 por ciento, 77 votos.

Aunque ninguno de estos compañeros fue elegido concejal, el principal partido de la izquierda en el suroeste de Francia es el PSF (que ganó en los tres sitios antes mencionados), estos resultados son excelentes noticias  tanto para el PCF local como para los seguidores de La Riposte.

En resumen, los seguidores de La Riposte, con sus manifiestos revolucionarios, consiguieron incrementar el voto comunista. En el cantón de Léguevin, donde se presentaba Hubert Prevaud, el voto se dobló (este cantón es conocido como un cantón "dormitorio" donde viven muchos trabajadores de la industria aeroespacial). Según los compañeros de la zona, muchas figuras destacadas del PCF local, no exactamente grandes amigos de La Riposte, estaban estupefactos por estos resultados, sin embargo, los que sí estaban impresionados eran los militantes de base comunistas que simpatizan con nuestras ideas en esa federación.hubert_prevaud.jpg

En las elecciones cantonales de Haute Garonne, el PCF aumentó considerablemente su peso electoral (a nivel nacional también). Ha conseguido el 7,9 por ciento de los votos (un aumento aproximado de 5.000 votos). El PSF consiguió el 48,6 por ciento, el UMP (el principal partido de la derecha) el 24,2 por ciento, los Verdes el 8,6 por ciento y el Frente Nacional un 4,9 por ciento. Como ya hemos mencionado antes, los militantes del PCF de Haute Garonne estaban satisfechos con estos resultados. Además, algunos militantes que durante el último período habían caído en la apatía, han regresado al partido y participan activamente (en esta zona es normal ver a familias enteras militando juntas).

En el cantón donde se presenta Hubert, el partido consiguió el resultado más grande, tanto en términos de números como de votos, de todo el departamento de Haute Garonne. Casi todos estaban asombrados en el partido y también en su sección sindical de CGT. Algunos oponentes estaban preocupados por estos resultados conseguidos por La Riposte. Otros, que simpatizan con nosotros, dijeron que habíamos expresado claramente las ideas comunistas, ¡que así era posible ganar más votos! Esto es bueno de cara al congreso del PCF que se celebrará a finales de año. Debería también impulsar el apoyo a La Riposte y a sus ideas dentro de la federación comunista de Haute Garonne.

 


Traducción al castellano del manifiesto (distribuido en miles de casas) escritos por el compañero Hubert Prevaud, que se presentaban por el PCF en el cantón de Leguevin el 9 de marzo (departamento de Haute Garonne), cerca de Toulouse, en el suroeste de Francia.

 

Por la justicia social y la solidaridad en nuestro departamento

 

Nicolás Sarzoky y François Fillion quieren convertir estas elecciones en una prueba política, bien, ahora tenemos la oportunidad de decirles lo que realmente pensamos.

Al votar a los candidatos del Partido Comunista a lo largo y ancho del país, podrás expresar tu rechazo a un gobierno que reparte casi 15.000 millones de euros a los ricos, mientras dice que el "cofre está vacío" y se niega a dar pasos concretos para mejorar el poder adquisitivo de la gran mayoría.

Soy un sindicalista de Airbus y militante activo del Partido Comunista Francés, tengo la firme convicción de que el sistema capitalista es incapaz de satisfacer las necesidades de la población. Mientras una minúscula minoría de multimillonarios saquea la riqueza de la nación, el desempleo, la inseguridad laboral y la pobreza se extienden. En cada campo: empleo, sanidad, educación y protección laboral, este gobierno se dedica a atacar nuestras conquistas.

Para personales como el anterior CEO de Airbus, Noël Forgeard y los principales accionistas de la empresa, como Lagardère, Airbus es simplemente un enorme montón de dinero en efectivo que pueden quedarse para sí mismos, en detrimento de sus empleados y de su supervivencia a largo plazo. Decenas de miles de trabajadores y sus familias, particularmente los que trabajaban en las subcontratas de Airbus, que dependen del sector aeroespacial, en este departamento hemos sufrido enormes ataques a nuestras condiciones de vida.

Apoyado por los capitalistas más ricos y poderosos, Sarkozy ha alcanzando nuevas cotas de engaño e hipocresía. La derecha no tiene otro objetivo que someter toda la economía y sociedad a la ley del beneficio. Está realizando una campaña contra todas las conquistas del pasado, continúa alimentando el racismo, acosa judicial y policialmente a los "extranjeros".

En los próximos meses y años, más que con Raffarin y de Villepin, este gobierno se enfrentará a la resistencia de los trabajadores y jóvenes. Con esta idea en mente, necesitamos un Partido Comunista más firmemente arraigado en los centros de trabajo y comunidades, que tenga una fuerte representación en el gobierno local.

Mientras lo bancos, las principales industrias y grupos de distribución sean propiedad de una minoría de capitalistas, nuestros derechos siempre estarán en peligro. Por eso es necesario defender el programa y los principios del socialismo, ponerlos en el primer punto del orden del día político. Necesitamos un cambio fundamental y revolucionario de sociedad.

Actualmente, la mayoría del Partido Socialista en el consejo general municipal no facilita la expresión de todos los componentes de la izquierda. Votando al Partido Comunista podrás impulsar la representación democrática, optar por una política verdaderamente de izquierdas, votar a concejales que realmente te defenderán a ti y a tus intereses, que se opondrán a los intereses de las grandes empresas, como los representados por el proyecto Portes de Gascogne. Presentamos candidatos en estas elecciones que representan estos valores. ¡Juntos podemos levantar muy alta la bandera de la izquierda!

Este manifiesto demuestra que cuando las ideas marxistas básicas se expresan en el programa político de un partido obrero tradicional, son capaces de ganar votos. Los compañeros utilizarán esta campaña para reintroducir el genuino marxismo en el Partido Comunista que tanto daño ha sufrido estos últimos treinta años debido a las sucesivas direcciones estalinistas y reformistas. La primera vuelta de estas elecciones municipales ha marcado la recuperación tanto de la izquierda como del Partido Comunista. Esperamos la segunda vuelta del próximo 16 de marzo para confirmar la victoria de la izquierda por toda Francia, y que ésta suponga la primera de las muchas batallas contra el gobierno reaccionario de Sarkozy.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org