Corriente Marxista Internacional

El pasado 30 de noviembre se celebró en Antequera la I Conferencia de Andalucía de Izquierda Socialista-PSOE.  Había convocados 40 delegados y 20 invitados. La  apertura la presidió Ruíz, secretario del partido en Antequera y representante de la CEP de Málaga; Pérez Tapia y Barrio, ambos parlamentarios y miembros de la Coordinadora Federal.

El pasado 30 de noviembre se celebró en Antequera la I Conferencia de Andalucía de Izquierda Socialista-PSOE.  Había convocados 40 delegados y 20 invitados. La  apertura la presidió Ruíz, secretario del partido en Antequera y representante de la CEP de Málaga; Pérez Tapia y Barrio, ambos parlamentarios y miembros de la Coordinadora Federal.
En una intensa jornada, se debatieron  tres temas: la crisis económica mundial, la situación política en el Estado español y las propuestas y alternativas. Asistieron invitados de organizaciones hermanas, como Miguel Jiménez de la Fundación Federico Engels y del Comité de Redacción de El Militante; Juan Carrasco, sindicalista de CCOO; Salvador Aranda, simpatizante y miembro de CGT; Enrique García de UGT; José Luis Bonilla, del SOC; Juan Paredilla de IU; Javier Yuste de las Juventudes Socialistas y Carlos Martínez de ATACC.
La mayoría de las intervenciones coincidían en que es necesario un giro a la izquierda en la política económica y social del gobierno. Pedían claramente la necesidad de intervención más contundente por parte del gobierno en la economía, para contrarrestar la crisis. Se habló de medidas keynesianas y socialdemócratas, en contraposición con el programa social-liberal que aplica el actual ejecutivo.
La posición defendida por la delegación de Málaga, fue la defensa de un auténtico programa socialista como la única salida de la crisis, y que supere el hundimiento del mercado libre y la incapacidad de los liberales y de los socialdemócratas de dar una respuesta urgente a las necesidades de la mayoría de la sociedad, de la clase trabajadora. Ahora que los grandes bancos amenazan con más quiebras y estamEl pasado 30 de noviembre se celebró en Antequera la I Conferencia de Andalucía de Izquierda Socialista-PSOE.  Había convocados 40 delegados y 20 invitados. La  apertura la presidió Ruíz, secretario del partido en Antequera y representante de la CEP de Málaga; Pérez Tapia y Barrio, ambos parlamentarios y miembros de la Coordinadora Federal.
En una intensa jornada, se debatieron  tres temas: la crisis económica mundial, la situación política en el Estado español y las propuestas y alternativas. Asistieron invitados de organizaciones hermanas, como Miguel Jiménez de la Fundación Federico Engels y del Comité de Redacción de El Militante; Juan Carrasco, sindicalista de CCOO; Salvador Aranda, simpatizante y miembro de CGT; Enrique García de UGT; José Luis Bonilla, del SOC; Juan Paredilla de IU; Javier Yuste de las Juventudes Socialistas y Carlos Martínez de ATACC.
La mayoría de las intervenciones coincidían en que es necesario un giro a la izquierda en la política económica y social del gobierno. Pedían claramente la necesidad de intervención más contundente por parte del gobierno en la economía, para contrarrestar la crisis. Se habló de medidas keynesianas y socialdemócratas, en contraposición con el programa social-liberal que aplica el actual ejecutivo.
La posición defendida por la delegación de Málaga, fue la defensa de un auténtico programa socialista como la única salida de la crisis, y que supere el hundimiento del mercado libre y la incapacidad de los liberales y de los socialdemócratas de dar una respuesta urgente a las necesidades de la mayoría de la sociedad, de la clase trabajadora. Ahora que los grandes bancos amenazan con más quiebras y estamos ante el mayor colapso financiero desde la crisis de 1929, hemos visto que el plan de rescate bancario mundial se ha tragado ya más de un billón de dólares y no ha dado los resultados esperados. El FMI ha advertido del riesgo de una recesión  prolongada y el pánico se sigue apoderando de las bolsas. El capitalismo se encuentra en un callejón sin salida y la única alternativa real, como defendimos los compañeros de Málaga, es la defensa de la expropiación y nacionalización bajo control de los trabajadores de las principales palancas de la economía.
Quedó elegida una Coordinadora de Izquierda Socialista en Andalucía, compuesta por: Miguel Manzanares (Málaga), Manolo Gómez (Sevilla), Manolo de la Cruz (Granada), Manuel González (Córdoba), Luis Guerrero (Almería), Juan Manuel Canle y Paco Aguilar (Cádiz); y como coordinador federal, José Antonio Pérez Tapia (Granada).
Izquierda Socialista puso sobre la mesa en este debate tres documentos. Uno presentado por Málaga, otro por Sevilla y otro por Granada. Se acordó tomarlos como documentos base y en la próxima asamblea de la corriente en Andalucía debatir una posición común.os ante el mayor colapso financiero desde la crisis de 1929, hemos visto que el plan de rescate bancario mundial se ha tragado ya más de un billón de dólares y no ha dado los resultados esperados. El FMI ha advertido del riesgo de una recesión  prolongada y el pánico se sigue apoderando de las bolsas. El capitalismo se encuentra en un callejón sin salida y la única alternativa real, como defendimos los compañeros de Málaga, es la defensa de la expropiación y nacionalización bajo control de los trabajadores de las principales palancas de la economía.
Quedó elegida una Coordinadora de Izquierda Socialista en Andalucía, compuesta por: Miguel Manzanares (Málaga), Manolo Gómez (Sevilla), Manolo de la Cruz (Granada), Manuel González (Córdoba), Luis Guerrero (Almería), Juan Manuel Canle y Paco Aguilar (Cádiz); y como coordinador federal, José Antonio Pérez Tapia (Granada).
Izquierda Socialista puso sobre la mesa en este debate tres documentos. Uno presentado por Málaga, otro por Sevilla y otro por Granada. Se acordó tomarlos como documentos base y en la próxima asamblea de la corriente en Andalucía debatir una posición común.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org