Corriente Marxista Internacional

Política general

Firma la solicitud de derogación de la Ley/15/97 que permite la privatización de la Sanidad pública. Entre todos tenemos que aportar lo que podamos para frenar este despropósito en el que se están convirtiendo nuestros servicios públicos. Aparte de la privatización de los nuevos hospitales, el gobierno de Esperanza Aguirre ha iniciado la privatización de la Atención Primaria, existiendo centros de salud que ya tienen algunas plantas privadas, con consultas privadas y médicos contratados de manera privada

El Grupo ArcelorMittal ganó 1.537 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 5,4% más que en el mismo periodo del año anterior, según había informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores. También había aumentado la cifra de negocio trimestral que había ascendido a 19.331 millones de euros, un 21% más que en el mismo periodo del año anterior. Además el presidente de la compañía, Lakshmi N. Mittal,  anunció que el grupo siderúrgico había conseguido cerrar la captura de sinergias derivadas de la fusión entre Arcelor y Mittal que preveía alcanzar los 1.036 millones de euros a mediados del 2009, con mas de un año de antelación.

Como los marxistas hemos venido explicando durante los últimos años la crisis económica del capitalismo a escala internacional era inevitable. La irresponsabilidad de los dirigentes reformistas de la izquierda y las cúpulas sindicales de no preparar a los trabajadores para lo que se viene ha permitido, al menos temporalmente, dejar a la clase obrera desarmada para enfrentar los ataques de la patronal. Es tarea de los sindicalistas combativos, de los activistas de izquierda, de cualquier joven y trabajador consciente analizar los efectos de la crisis, extraer sus enseñanzas y preparar un programa para luchar en la nueva época que se abre.

La inflación se desboca, crece el desempleo, cae la recaudación fiscal, se desploman las ventas de pisos y coches, el PIB se estanca

La característica más llamativa de la economía española en las últimas semanas es su acelerado y profundo deterioro. La entrada en un cambio de ciclo era evidente y aceptada de forma general; a lo que todavía se resiste el gobierno es a admitir que, muy probablemente, la economía se esté encaminando a una situación de crisis grave, con hondas repercusiones en la situación social y política.

El 8 de mayo la policía nacional tomaba la comisaría de la policía municipal de Coslada y detenía nada menos que a 26 agentes (13 están encarcelados en Alcalá Meco). En pocas horas, los alrededores del edificio se llenaban de vecinos que celebraban estas detenciones, dejando al descubierto una de las mayores tramas de corrupción policial de los últimos años.

Tras el brote de Acinetobacter (conocida popularmente por los trabajadores sanitarios como Aniceto) en el Hospital 12 de Octubre, vuelve a la palestra la desastrosa situación de la Sanidad Pública en la Comunidad de Madrid (CAM). Esta vez, las denuncias han sido hechas por los propios trabajadores (UCI y sección sindical de CCOO) y, además, el PP se ha opuesto a la creación de una comisión de investigación. La vicepresidenta del Gobierno, Mª Teresa Fernández de la Vega, ha instado a la Fiscalía General del Estado a investigar el caso.

En este mes de junio se celebrará el congreso del Partido Popular, marcado por la derrota electoral del pasado 9 de marzo y por el enfrentamiento interno más importante desde 1989. Para asombro de propios y extraños los cuchillos han vuelto a brillar en las filas de la derecha española y, en esta ocasión, parece que tardarán mucho tiempo en ser enfundados de nuevo.

Miércoles 28 de mayo. El telediario del mediodía en TVE-1 da cuenta del informe 2008 de Amnistía Internacional sobre la tortura en el mundo. Nos cuentan que los países que menos respetan los derechos humanos son China, Birmania y... Estados Unidos (ya se sabe, dime de qué presumes y te diré de qué careces). Como es un informe mundial, también se habla del Estado español. El periodista nos dice que las cuestiones más destacables son la vuelta de ETA a la actividad armada y el incremento de la violencia doméstica.

Una de las primeras medidas del gobierno de Zapatero en 2004 fue la derogación del Plan Hidrológico Nacional. Fue un resultado directo, al igual que la retirada de las tropas de Iraq, de las movilizaciones de jóvenes y trabajadores contra el gobierno del PP, fundamentalmente de la cuenca del Ebro.

Es necesario continuar las luchas al inicio del curso que viene con una huelga general de toda la comunidad de Madrid

La lucha contra la derecha en la Comunidad de Madrid ha llegado a un nuevo nivel. A finales de febrero comenzó un goteo constante de concentraciones educativas contra diferentes ataques (privatización de un colegio público de El Álamo, contra las fusiones de centros en Fuenlabrada, contra el decreto de infantil...) que ha culminado con los días de huelga de profesores y estudiantes de los días 7 y 21 de mayo.

Frenemos la destrucción del sector público planeada por el PP y la voracidad de los empresarios

Estos retrocesos a todos los niveles no pueden achacarse a la pasividad de los trabajadores o a su no disposición a la lucha. Los trabajadores madrileños fueron la punta de lanza de la ola de movilizaciones que acabó por tumbar al Gobierno de Aznar. Millones de jóvenes y trabajadores se movilizaron contra la política educativa del PP, contra el desastre del Prestige, contra la guerra de Iraq y contra la manipulación de los atentados de Atocha por la derecha.

La legislatura que ahora se inicia estará marcada por la brusquedad y la profundidad del cambio en la situación económica mundial y española. La recesión, o en todo caso la severa ralentización de la economía, tendrá un gran impacto en la sociedad, no sólo por los efectos en el empleo y otros cambios que afecten negativamente las condiciones de vida de los trabajadores, sino por todos los aspectos políticos y sociales que se han ido acumulando durante años y que esta crisis pondrá de relieve.

El 26 de noviembre de 2007 hubo un "incidente" en la Central Nuclear de Ascó I (Tarragona). Las barras de combustible radioactivo que se introducen en el reactor nuclear se transportan con un tubo de transferencia. Estos tubos, una vez vaciado el combustible radioactivo de su interior, son lavados para descontaminarlos. El agua empleada para este fin se trata como residuo nuclear. Los bidones que contenían este agua se vertieron en la piscina del reactor de Ascó I. El vaciado produjo vapores radiactivos que fueron absorbidos por un extractor y emitidos (el 95%) alrededor del recinto de la central (en un radio de 50 metros de la chimenea).

En la última década, el Estado español ha vivido un período de crecimiento económico del que la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM) no ha sido ajena. En concreto, la media de crecimiento en la CAM durante el período 2000-07 ha sido del 3,3% anual, por encima de la media estatal. Este crecimiento ha supuesto que las grandes empresas y los bancos hayan estado viviendo una auténtica época dorada, con beneficios espectaculares.

La crisis del Partido Popular ha puesto de manifiesto, esta vez a las claras, el auténtico significado de su derrota el pasado 9 de marzo. Una crisis que contradice, rotundamente, el análisis que sobre los resultados electorales han realizado ciertos "teóricos" de la izquierda, presentándolos como "un giro claro de la sociedad hacia posiciones conservadoras".

A principios de abril los 4.000 médicos de Atención Primaria (médicos, pediatras y SUMMA) de la Comunidad de Madrid han secundado masivamente las primeras jornadas de huelga a las que están llamados.
Reivindican "medidas que eviten la huida masiva de médicos a la sanidad privada (...) mejoras para el SUMMA 112, el Servicio de Asistencia Rural y flexibilización de horarios que permitan conciliar vida laboral y familiar". Además el sector de Atención Especializada (médicos de hospitales) está valorando "muy seriamente convocar también una huelga".
La sanidad pública se encuentra en peligro, y cada vez son más los médicos y usuarios que están dispuestos a salir a la calle a denunciar y reivindicar una mejora de la sanidad pública. Recientemente los trabajadores del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) han llevado adelante una lucha reclamando la mejora del sistema sanitario público; en Madrid decenas de miles nos manifestamos en febrero en solidaridad con los trabajadores del Hospital Severo Ochoa y el doctor Montes, tras la campaña de criminalización que la derecha ha llevado a cabo contra estos profesionales.
El gobierno del PP en la Comunidad de Madrid lleva años desarrollando una verdadera cruzada contra la sanidad pública, detrayendo recursos de ésta en beneficio de la privada con el objetivo de degradarla y justificar así su política privatizadora. Los datos cantan; según un informe de la UGT, en los últimos cuatro años, los conciertos en la sanidad madrileña se han incrementado un 76,27%.
A continuación publicamos un artículo que aborda la situación en la que se encuentra la sanidad pública, especialmente en Madrid.

Somos ya millones los que cuando, el 6 de diciembre de 1978, se refrendó la Constitución con monarquía incluida no teníamos edad para votar. A nosotros nadie nos ha preguntado, sólo llevan 30 años bombardeándonos desde la escuela: el cielo es azul, el agua moja, el rey es campechano y de todos los españoles. Pero hay algo que no cuadra, y es que, oiga, al rey lo puso Franco y ahí se quedó... Además, entre la caza del oso borracho en Rusia, el secuestro de El Jueves y los dineros que se llevan doblaos él y su prole (incluyendo el pisito del príncipe, que muchos problemas de hipoteca no va a tener), ¿por qué me tiene a mí que gustar el Rey?

Los resultados electorales del 9 de marzo en la Comunidad de Madrid han presentado algunas características particulares que, a primera vista, parecen diferir de las tendencias generales observadas en la mayoría de las comunidades autónomas. Desde luego, la clara victoria electoral del PP en Madrid destaca no sólo por el diferencial de votos respecto a los obtenidos por el PSOE, sino porque esa victoria se ha conseguido con un importante aumento del número total de votantes, y porque se ha producido también en barrios obreros de la capital que, como Carabanchel, votaban al PSOE en pasadas elecciones, o en municipios industriales del sur, como Móstoles o Alcorcón, que eran tradicionalmente plazas fuertes de la izquierda.

Victoria clara de la izquierda, pero con advertencias

También en Andalucía estas elecciones han sido un reflejo de la polarización existente: clase contra clase. Los batallones fundamentales de la clase obrera frente a la burguesía. Ésta ha aglutinado en torno a sí a los sectores fundamentales de la pequeña burguesía que se han enriquecido en el último período gracias al boom, y también a un sector de trabajadores atrasados. Correctamente, los sectores decisivos de los trabajadores han entendido que había alguna posibilidad de que el PP pudiera volver al poder. Ello ha empujado una vez más a concentrar fuerzas en el principal partido de los trabajadores, independientemente de las dudas y el escepticismo que, en mayor o menor medida, han sido también muy importantes para muchos que votaron al PSOE.

El PSOE consiguió una decisiva victoria en las elecciones generales después de una campaña encarnizada y acalorada donde el PP (Partido Popular) movilizó a las fuerzas de la reacción, utilizando un lenguaje que era reminiscencia del período previo a la Guerra Civil en los años treinta. La Iglesia Católica, ha sido también un jugador importante en esta campaña de desestabilización, organizando manifestaciones callejeras masivas contra el gobierno socialista y su primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero.

A finales del año pasado, el Gobierno aprobaba la introducción de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en el calendario vacunal (niñas de 11 a 14 años, antes de mantener relaciones sexuales), acompañado de todo un coro mediático de apoyos. Con esta decisión, España se suma a otros países europeos (Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia o Dinamarca). Curiosamente, ha sido el PP el principal impulsor de su introducción, ya anunciado en marzo del año pasado por Lamela, exconsejero de Sanidad de Madrid y principal responsable del dolor que se está provocando en los enfermos terminales -en todo el país- a raíz de sus mentiras y manipulaciones en el caso del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Y, también curiosamente, ninguna voz desde la izquierda ni desde las asociaciones de mujeres se ha preguntado si esta vacuna es necesaria.  

A un mes de las elecciones generales, la crisis económica mundial y sus consecuencias en el Estado español se han convertido en uno de los epicentros del debate político. Después de años de boom económico y beneficios récords para bancos, constructoras, eléctricas, especuladores y grandes capitalistas en general, la clase trabajadora se enfrenta a un escenario de pesadilla. Con unos salarios que han perdido en torno al 5% en la última década, una inflación desbocada que hunde el poder de compra de millones de familias, y un incremento de los intereses en las hipotecas que consumen cualquier posibilidad de ahorro y perspectiva de futuro, los trabajadores nos enfrentamos a un cambio abrupto del ciclo económico.

Las elecciones del próximo 9 de marzo serán un acontecimiento político importante para la mayoría de la clase obrera y para los jóvenes; hay muchos sentimientos e intereses en juego, que afectan, de hecho, a toda la sociedad de un modo muy amplio y profundo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org