Corriente Marxista Internacional

Entrevista a Julián Rebollo de la Asociación de Vecinos de Aluche

Entrevista a Julián Rebollo de la Asociación de Vecinos de Aluche

La lista de ataques del gobierno regional de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid y de los Ayuntamientos gobernados por la derecha del PP (destacando por su tamaño el que rige Ruiz Gallardón) a los trabajadores y ciudadanos pueden llenar las páginas de los diarios de varios meses. La privatización de la enseñanza y de la sanidad  encabeza los sangrantes regalos a los empresarios de estos representantes de los intereses del gran capital, pero no son los únicos. En los años que el PP lleva gobernando en Madrid una cantidad ingente de recursos de nuestros impuestos han ido a parar directamente a los bolsillos de grandes empresas o de empresarios afines en el caso de los ayuntamientos de menor tamaño, de la capital y del gobierno de la CAM.

El primer paso para enfrentar esta política es la movilización masiva de los trabajadores unificando la lucha de todos los sectores y confluyendo en una huelga general. En cada uno de los conflictos ha quedado demostrada la disposición  a luchar de los trabajadores. Cabe destacar la lucha de los trabajadores por sus convenios; contratas de limpieza de Metro, autobuses municipales de la EMT y TeleMadrid, en este caso también contra la privatización de la producción televisiva propia, o la respuesta de los trabajadores del Canal de Isabel II ante la amenaza de privatización. En el caso de la enseñanza la respuesta de los estudiantes organizados entorno al Sindicato de Estudiantes ha sido magnifica como lo ha sido la participación de los maestros en cuanto han sido convocados por los sindicatos mayoritarios y de clase.

16a1-amnistia.jpgEs tal el ambiente favorable para derrotar al PP en Madrid que en el caso de la sanidad la última gran manifestación contra la privatización fue masiva y contó con la participación entusiasta de los afiliados a CCOO y UGT, a pesar de no estar convocada por estas centrales sindicales mayoritarias, una clara advertencia a la política de paz social de sus actuales dirigentes. Esta manifestación contó también con el apoyo de las asociaciones de vecinos y de muchos ciudadanos hartos del deterioro de la sanidad pública. Este acontecimiento da a la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos la posibilidad de encabezar la lucha por la mejora y defensa da la sanidad pública haciendo un llamamiento público a las direcciones de CCOO y UGT, para que convoquen una huelga de todo el sector con una tabla reivindicativa que además de incluir la no aceptación de la privatización, incluya mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores tanto de la pública como de las clínicas privadas.

El movimiento vecinal también está en el punto de mira de la política reaccionaria del PP. La lucha en los barrios obreros contra los parquímetros fue un claro ejemplo, y por supuesto la respuesta vecinal contra las agresiones de bandas fascistas. Recientemente los vecinos de Hortaleza se han movilizado y realizado su tradicional cabalgata de Reyes frente a la ¡privatizada! y organizada por una empresa contratada por la Junta Municipal de Distrito. Pero de entre todas las luchas vecinales hay que destacar la de los vecinos de Aluche contra la especulación de los terrenos de la cárcel de Carabanchel, por la construcción de un hospital y un centro cultural dedicado a la memoria de la lucha anti-franquista. Por la cárcel de Carabanchel pasaron miles de represaliados de la dictadura. La hipocresía del PP no tiene fondo, mientras se votaba en el parlamento la exigua Ley de la Memoria Histórica apelaban a la memoria de la Transición ¿Acaso la cárcel de Carabanchel no pertenece a la memoria de los que lucharon para acabar con la dictadura franquista? Por otra parte la política de los dirigentes del PSM-PSOE en esta agresión como en el resto de ataques del PP esta dando la espalda a su base social, los trabajadores y vecinos de los barrios obreros, y a sus bases militantes, favoreciendo la victoria del PP como vimos en los últimos procesos electorales. El PSOE debe cambiar de política e IU debe aprovechar las enormes oportunidades que el ambiente de lucha en Madrid le dan de tener un programa de clase y revolucionario. El movimiento vecinal puede incrementar este ambiente de indignación contra el PP.

Para conocer mejor en que situación está el conflicto de los vecinos de Aluche entrevistamos a Julián Rebollo del A.V.A (Asociación de Vecinos de Aluche).

El Militante.- ¿Cuáles han sido vuestras reivindicaciones y vuestra lucha sobre la cárcel de Carabanchel?

Julián.- Los vecinos de Latina y Carabanchel llevamos quince años luchando para que todos los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel sean destinados para dotaciones sociales. El proyecto que plantean los vecinos contempla la construcción de un hospital público, una residencia de la tercera edad, un centro universitario para los jóvenes y un centro cultural para la paz y la memoria.

A su vez el Ministerio del Interior, desde que estaba dirigido por el PP y posteriormente por el PSOE mantenían la realización de 1.100 viviendas en todo el terreno. Después de muchas manifestaciones de los vecinos, se consiguió que un trozo de terreno se destinase para la construcción de un hospital, pero manteniendo también la creación de 660 viviendas.

Ante el acuerdo realizado entre el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Madrid  donde se pretende derribar toda la cárcel, diferentes entidades de la Memoria Histórica,

ex - presos  políticos, asociaciones de vecinos y sindicatos, ponen en marcha la Plataforma para la creación de un Centro para la Paz y la Memoria en la cárcel de Carabanchel.

carabanchel.jpgComo es bien sabido, la madrileña cárcel de Carabanchel, fue uno de los lugares emblemáticos de la represión, que el pueblo español sufrió durante los largos años de la dictadura franquista. Entre sus rejas se encarceló, vejó, torturó y asesinó a miles de presos, por sus ideas políticas o sindicales, por sus preferencias sexuales o víctimas en general de los humillantes y antidemocráticos códigos y leyes represivas.

La Plataforma concreta su reivindicación en el mantenimiento de la cúpula de la cárcel como el lugar más emblemático de esta prisión.

En este intento de mantener una parte de la cárcel de Carabanchel, se lleva la propuesta al parlamento, y el Defensor del Pueblo y el Colegio de Arquitectos se pronuncia claramente a favor de mantener un espacio para la historia.

Pero sorprendentemente y ante el horror de muchos ciudadanos, la cárcel se derriba sin ningún miramiento, sin tener en cuenta la historia y la memoria y en el momento en que todos los medios de comunicación lo denuncian en todo el territorio español.

Muchos nos hemos preguntado ¿por qué se hace esta barbaridad? Las razones pueden ser varias. La primera es clara y contundente: derriban la parte central de la cárcel de Carabanchel por motivos económicos y especulativos, vender el terreno para la realización de viviendas, en definitiva para sacar dinero.

Cuentan que cuando tomó posesión la nueva Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, le dijeron que entre otras actuaciones le dejaban un gran legado, la cárcel de Carabanchel, "la joya de la corona", refiriéndose que con dichos terrenos se sacaría mucho dinero. Esta es la cuestión y el motivo del derribo: el dinero.

Por dinero se derriba la parte central de la cárcel, por dinero se quita espacio al hospital y no se realizan los equipamientos que necesitan los vecinos. Por mucho que digan algunos arquitectos, de cuyo nombre no queremos acordarnos, que lo importante es hacer ciudad, sin contar con los vecinos no se puede hacer ciudad, sólo sacar dinero.

Pero siendo tan vil y rastrero el motivo del dinero por parte del Ministerio del Interior, no comprendemos que derriben la cúpula que supone el 0,6% de los 172.000 metros cuadrados de todo el terreno. ¿Cómo es posible que esto impida sus intereses especulativos? Y es ahí donde viene la segunda razón del derribo.

La cúpula de la cárcel se había convertido en un símbolo de la lucha por la Memoria, de lo que fue la represión del régimen franquista y  del recuerdo de las miles de víctimas que lucharon por las libertad y la justicia social. Y esta cúpula se derriba de noche con alevosía y  nocturnidad. Este edificio se había convertido en un mito, y este había que derribarle.

Creemos sinceramente que esta forma de actuar respondió al acuerdo realizado entre el Ministro del Interior y el Alcalde de Madrid, que de hecho se convirtió en un pacto entre el PSOE y el PP,  por el cual se mantenía el criterio de no seguir removiendo la dictadura franquista y por lo tanto se tenía que destruir la cárcel y el edificio central que significaba  la lucha de muchos ciudadanos por la democracia. En definitiva se destruye para que no se recuerde nada  y se olvide este periodo negro de España.

Por lo tanto la razón de sacar dinero y olvidar a los represaliados significa de hecho querer borrar y destruir la historia, y eso no corresponde a un estado democrático.

EM.- ¿En este momento qué estáis realizando?

Julián.- Seguimos manteniendo la lucha y exigimos al Ministerio del Interior, que un edificio que está actualmente en los terrenos de la cárcel, se destine a un centro para la Memoria Histórica. Concretamente reclamamos que el edificio que está destinado a Centro de Internamiento de Emigrantes,  CIE, cambie su uso y se destine al centro que reclamamos.

Es más, queremos que este Centro de la Memoria sea un museo, donde además de estar representados los presos de Carabanchel, lo estén otros del resto de España con fotografías, documentación, enterramientos, etc. Todo lo que ha significado la represión franquista, para que no se olvide y no se vuelva a repetir.

EM.- ¿Como dirigente vecinal que consideras que debería de realizar en estos momentos el movimiento ciudadano?

Julián.- En estos momentos están surgiendo diferentes luchas en barrios de Madrid, además de los parquímetros, la sanidad pública, la necesidad de vivienda, actuaciones para conseguir los equipamientos que necesitan los vecinos, etc...

Todo ello debería confluir en una actuación conjunta y en concreto tiene que ser la Federación de Asociaciones la que aglutine a todos los barrios y el descontento más generalizado de todo Madrid es el intento y  las actuaciones del gobierno de la CAM con Esperanza Aguirre a la cabeza por privatizar la sanidad, por ello se debe un programa de actuaciones que culmine en una gran manifestación "Por la Sanidad Pública"que en estos momentos todo el mundo está demandando.

 


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org