Imprimir

El polígono de tiro de Las Bárdenas Reales, es el único campo de tiro aéreo del que dispone el Ejército español y la Alianza Atlántica (OTAN) en Europa; su emplazamiento, Las Bárdenas, es un espacio natural de Navarra que disfruta de unos excepcionales valores naturales, paisajísticos y culturales.

 

El polígono de tiro de Las Bárdenas Reales, es el único campo de tiro aéreo del que dispone el Ejército español y la Alianza Atlántica (OTAN) en Europa; su emplazamiento, Las Bárdenas, es un espacio natural de Navarra que disfruta de unos excepcionales valores naturales, paisajísticos y culturales.

Un poco de historia

Su implantación es el legado de la más dura época franquista. En 1951, una fecha en la que la bota de la dictadura franquista impidió tener en cuenta la voluntad popular,  se firmó el acuerdo entre un ente más propio de la edad media que del siglo XXI que gestiona el singular territorio, la Junta de Las Bárdenas y el Gobierno español. Durante muchos años, este polígono fue utilizado también por el Ejército norteamericano hasta 1991, cuando la entrada de España en la OTAN hizo innecesario la tutela USA. A partir de entonces, el Polígono es utilizado por todo aquel Estado de la OTAN, implicado en guerras, intensificándose su uso en días y noches previas a los bombardeos a Libia, Guerra del Golfo, de los Balcanes o el reciente conflicto de Iraq.

En 1976, con los últimos coletazos de la dictadura, se volvió a renovar el contrato del polígono por 25 años más. Esto fue el inicio de una oposición mayoritaria de la gente a la existencia del polígono que se unió al plan de construir una central nuclear en Tudela.

Así, en 1979, en el primer pleno del ayuntamiento de Tudela (la población con más habitantes afectada directamente por este polígono de tiro) éste se manifestó contra el mencionado polígono de tiro de Las Bárdenas. Ese año en las movilizaciones contra el polígono y contra la central nuclear, la Guardia Civil mató a Gladys del Estal en una sentada pacífica.

La treintena de accidentes habidos, da muestra de la peligrosidad del polígono de tiro. En la lista de siniestros, hay aviones estrellados, bombas perdidas y explosiones fuera del área de entrenamiento. Estos accidentes hablan por sí solos del riesgo de esta instalación militar; sirva como ejemplo el ocurrido cuando un avión cayó a escasos dos segundos de vuelo de pasar por la localidad aragonesa de Ejea de los Caballeros, con una población de quince mil habitantes.

En 2001 se volvió a renovar el acuerdo, en aquella ocasión con la oposición del PSN que, por boca de Lizarbe, acusaba a UPN de "vender" Las Bárdenas.

Un nuevo acuerdo

El acuerdo de 2001 era para siete años y expira estos días. La Comunidad de Bárdenas y el Ministerio de Defensa han alcanzado un nuevo preacuerdo por el que el Ejército del Aire podrá seguir utilizando el polígono de tiro durante los próximos veinte años. El nuevo precio del arriendo asciende a 7 millones de euros anuales los primeros diez años, mientras que los diez restantes esta cifra se aumentará hasta los 14 millones. De esta forma, los municipios congozantes que forman parte de la Comunidad de Bárdenas percibirán durante los próximos veinte años un total de 210 millones de euros. Además el Estado cede el dominio directo del territorio y por tanto la Comunidad de Bárdenas asume usufructo del mismo. Este preacuerdo tiene la aprobación del PSN que se ha olvidado de todas las promesas de presionar a Madrid para que Las Bárdenas sean un espacio del que puedan disfrutar todos los que lo deseen.

Para exigir al Gobierno central que abandone el polígono de tiro y vea otras alternativas, hay convocadas distintas manifestaciones. El día 29 de noviembre, NaBai convoca en Pamplona (han asistido unas 500 personas) y el 14 de diciembre la Asamblea Antipolígono, en la que están representados la mayoría de colectivos que se oponen al polígono de tiro, lo hace en Tudela. Si al cambio de postura del PSN añadimos el inicio de esta división entre los distintos colectivos, el poder echar atrás las pretensiones del Gobierno del PSOE va a ser muy difícil. Si ahora no conseguimos parar esta agresión, tendremos que soportar el vuelo de los aviones de guerra por Las Bárdenas y sus alrededores y sufrir los posibles accidentes otros 20 años por lo menos.

¡No a la guerra imperialista!

¡No al polígono de tiro de Las Bárdenas!