Corriente Marxista Internacional

Aprovechando su presencia en Vigo para presentar dos nuevos modelos, Christian Streiff, presidente del grupo PSA Peugeot-Citroen, dio a conocer los resultados de la planta viguesa en 2007: un aumento del 20% de la producción, un recorte del 10% de los costes estructurales y una disminución del 69% en los fallos de fabricación, lo que la convierte en la vanguardia de las plantas europeas del grupo. Como no podía ser menos, unos resultados tan buenos no podían dejar de tener su premio, y Streiff también lo anunció: se van a suprimir mil empleos, el 10% de la plantilla. Eso sí, el director de la planta matizó que sería una reducción de plantilla "no traumática": habrá prejubilaciones, no se renovarán contratos temporales, no se cubrirán las bajas, etc. ¿Y le llaman a esto no traumática? Que se lo pregunten a los eventuales que no verán renovados sus contratos y a los jóvenes que ni siquiera tendrán la oportunidad de trabajar en Citroen por primera vez. Se vuelve a demostrar que el futuro de los trabajadores no depende de nuestro esfuerzo, individual o colectivo, para mejorar los resultados de las empresas.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org