Imprimir

Durante los días 18 de noviembre, 2 y 26 de diciembre pasados, la ciudad de Salamanca se ha movilizado masivamente contra la subida agresiva e indiscriminada de tasas e impuestos del gobierno municipal del PP. Concretamente, más de 25.000 ciudadanos, estimándose la concentración del 2 de diciembre en cifras superiores a las 30.000 personas, se concentraron en la Plaza Mayor contra la política recaudatoria del PP, convocados por Fevesa (Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca y Provincia) apoyada por la recogida de firmas del PSOE. Las dos primeras movilizaciones salieron de los barrios, y la tercera, que se convocó directamente en la Plaza Mayor a las 20:00 horas, se hizo la víspera del Pleno Municipal aprobatorio de los presupuestos del año 2008.

Durante los días 18 de noviembre, 2 y 26 de diciembre pasados, la ciudad de Salamanca se ha movilizado masivamente contra la subida agresiva e indiscriminada de tasas e impuestos del gobierno municipal del PP. Concretamente, más de 25.000 ciudadanos, estimándose la concentración del 2 de diciembre en cifras superiores a las 30.000 personas, se concentraron en la Plaza Mayor contra la política recaudatoria del PP, convocados por Fevesa (Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca y Provincia) apoyada por la recogida de firmas del PSOE. Las dos primeras movilizaciones salieron de los barrios, y la tercera, que se convocó directamente en la Plaza Mayor a las 20:00 horas, se hizo la víspera del Pleno Municipal aprobatorio de los presupuestos del año 2008.

26 de enero, marcha a la sede del PP en Madrid

Los incidentes del Pleno son dignos de mencionar. A las 9:00h. el alcalde Lanzarote ordenó el desalojo forzoso de los vecinos que consiguieron entrar (pese a la propuesta del PSOE de que lo hicieran todos los concentrados), hecho que produjo la salida de los concejales socialistas, a excepción de su portavoz. Alrededor de las 10:00 horas se permitió la entrada en el Pleno de Chema Collados, presidente de Fevesa, haciendo el alcalde caso omiso de la lectura de su alegación. A las 10:30 horas terminó el Pleno aprobándose todas las propuestas del PP, pese a las 22.700 firmas contra el "subidón" recogidas por el PSOE y la petición de dimisión del alcalde. Desde el inicio del Pleno hasta su finalización el acceso estuvo acordonado por policías nacionales y municipales, seguridad desproporcionada que incluso hizo un "pasillo con vallas" para que el público accediese a la puerta principal del Ayuntamiento.
El portavoz de la Junta de Castilla y León, así como ciertos dirigentes del PP han interpelado a Lanzarote para que al menos escuche a los vecinos, pero la única respuesta fue bajar el precio del autobús de acuerdo al IPC, una maniobra dilatoria del alcalde que trataba de esta manera  de  desactivar la movilización.
Las asociaciones de vecinos, ante la negativa de Rajoy a contestar las reiteradas peticiones de Fevesa, propusieron un viaje a Madrid para manifestarnos ante la sede del PP, que se realizará el 26 de enero.

¿A qué responden las movilizaciones?

El PP gobierna el Ayuntamiento de Salamanca desde 1995, alardeando de una política caciquil, sin respuesta eficaz en la oposición plenaria del PSOE, no sólo por la mayoría absoluta, si no porque los vecinos no han sido movilizados anteriormente y en consecuencia. De hecho, el PSOE "parecía perplejo" por su última derrota en las elecciones municipales, pensando que eran suficientes sus alegaciones en el pleno municipal y seguir la estela del gobierno de Zapatero.
Antes de la subida de tasas e impuestos han sucedido acontecimientos dignos de movilización: fraudes urbanísticos, convenios enmascarados con la Iglesia Católica, recalificaciones especulativas de suelo, favoritismos y condonaciones de deudas de los constructores y empresarios amigos del PP, cartas anónimas dirigidas contra personas no afines al PP..., todo ello avalado por la arrogancia del alcalde Lanzarote y su práctica autoritaria, desleal y barriobajera, cargando en las espaldas de los vecinos su deuda municipal.
Las actuales concentraciones masivas de ciudadanos -no se recuerdan mayores en muchos años (incluso mayor que la realizada por el PP contra los papeles del Archivo trayendo gente de todas las ciudades)- se deben a las subidas abusivas del autobús, contribución urbana, agua y basura, en un afán recaudatorio rápido del PP, que pretende descargar sobre las espaldas de los vecinos su nefasta gestión y oprimir a las economías familiares. Habiendo sido condenados judicialmente a pagar multas y despidos de millones y millones de euros, sin haber cobrado deudas de 20 millones de euros a constructores conocidos y amigos del PP, argumentan que la subida obedece a la escasa inversión del PSOE en la ciudad y a la necesidad de estabilidad presupuestaria para cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos.
Resulta impresionante ver cómo los ciudadanos se movilizan, votando propuestas en su propios barrios, conectando su presión con otras prioridades más justas, no especulativas y de favoritismos familiares, en el camino de una redistribución equitativa del gasto social y de las inversiones públicas en la ciudad. En este sentido se baraja la posibilidad de insumisión fiscal, independientemente de la protesta convocada en Madrid.
Desde estas página queremos apoyar totalmente estas movilizaciones y todas las medidas de presión futuras para conseguir echar atrás esta agresión a nuestras condiciones de vida y conseguir nuestras justas reivindicaciones. Apoyamos la concentración del día 26 de enero en Madrid y brindamos todo nuestro apoyo a los organizadores y personas allí presentes. Al mismo tiempo, animamos y nos solidarizamos con Fevesa por mantener y continuar las movilizaciones y concentraciones contra la política caciquil, barriobajera, impopular y especulativa del alcalde Lanzarote.