Imprimir
‘Pedimos muy poco, respeto a nuestros votos'

Entrevista a Santiago Jiménez, candidato más votado en las elecciones municipales en Villaverde del Río (Sevilla) por IU

El Militante.- En el anterior número de El Militante informabais de que a pesar de que la izquierda en Villaverde había conseguido una victoria abrumadora en el pueblo, 11 concejales (6 IU y 5 PSOE) frente a sólo 2 del PP, no estaba garantizada la constitución de un Ayuntamiento de izquierdas. De hecho, anunciabais vuestra disposición a luchar para evitar la reedición de un gobierno municipal PSOE-PP, convocando una manifestación el 13 de junio. ¿Qué ha pasado finalmente?
Santiago Jiménez.- A pesar de los esfuerzos que hemos hecho para garantizar un Ayuntamiento de izquierdas, se ha reeditado el gobierno municipal PSOE-PP. La entrada por la puerta de atrás de la derecha en el Ayuntamiento de Villaverde es una traición al pueblo en general y al voto socialista en particular, que sólo responde a los intereses de la burocracia local del PSOE para mantener el sillón a cualquier precio. Nadie puede achacar a IU la responsabilidad de esta maniobra y a los hechos nos remitimos. En todos nuestros actos públicos y mítines, en todos los documentos electorales y periódicos hemos señalado nuestra negativa a negociar con el PP. Al día siguiente de ganar las elecciones entregamos una carta al secretario local del PSOE donde llamamos a un pacto entre nuestras dos fuerzas, una carta que fue publicada y repartida casa por casa. En estas circunstancias, los representantes del PSOE tuvieron que hacer algo que no entraba en sus planes, reunirse con nosotros. En la reunión, cuyo contenido está grabado, planteamos la necesidad de un gobierno IU-PSOE, que defienda un programa de izquierda desde el Ayuntamiento, especialmente en cuestiones como el acceso a la vivienda. En este sentido, les invitamos a que hicieran una declaración pública rompiendo cualquier tipo de relaciones con el PP. Nuestra petición era totalmente legítima. Nosotros ya lo habíamos hecho. Nos contestaron que de ningún modo. Su intención era sentarse con el PP, "un partido democrático, con cuyos integrantes se llevaban muy bien y con los que no tenían ninguna diferencia de programa".
La convocatoria de la manifestación el día 13 de junio fue un paso más en nuestra lucha por defender la bandera de la izquierda y por el respeto a lo que el pueblo ha votado, como rezaban las pancartas en esta ejemplar manifestación que congregó a más de 700 personas al grito de "Pedimos muy poco, respeto a nuestros votos".
EM.- A nivel estatal hemos podido observar nuevamente todo tipo de pactos entre los representantes de la izquierda y la derecha. Sin embargo, IU de Villaverde se ha mantenido firme en la defensa de un ayuntamiento de izquierdas, en la necesidad de frenar el paso a la derecha. ¿Por qué mantenéis esta actitud principista frente a la derecha y cómo la lleváis a la práctica?
SJ.- La política de pactos es consecuencia de la política general que desarrolla un partido. Casos como el de Leganés no son otra cosa más que un reflejo de la deriva ideológica en la que se encuentra sumida IU. Nosotros pensamos que los pactos con la derecha, con sus partidos tradicionales, son contrarios a los intereses de los trabajadores y la juventud. Es imposible llevar a cabo un programa de clase o al menos un programa consecuente de izquierda de la mano del PP. Está claro que mantener estos principios exige sacrificios y si no que nos lo pregunten a nosotros cuando son ya dos alcaldías consecutivas las que hemos perdido por defender nuestras posiciones. Hemos rechazado cualquier tipo de negociación con el PP y los ofrecimientos que nos han llegado de este partido asegurándonos la alcaldía a cambio de "unas delegaciones para ayudar a nuestro pueblo". ¡Qué modestos! ¿Y no será por casualidad una de "esas delegaciones" la de Urbanismo y Vivienda, para continuar la política de saqueo de las rentas de los trabajadores, de mantener endeudada de por vida a la juventud para poder acceder a un bien básico como es la vivienda? Poner estos y otros recursos en manos de partidos que sólo rinden cuentas al capital es un crimen. Y colaborar con esta política, una traición consciente o inconsciente a los intereses de la clase trabajadora.
En Villaverde hemos sido capaces de crear una asociación de jóvenes y trabajadores con un programa claro en materia del derecho a una vivienda digna, pública y asequible. En la base de este programa está la expropiación de los terrenos necesarios para la construcción de estas viviendas, ¿alguien piensa que una alcaldía sostenida por el PP va a consentir esta medida? En estas circunstancias, una alianza con la derecha sólo puede producirse a costa de traicionar las esperanzas de todos estos jóvenes. Cien veces que nos ofrecieran la alcaldía en estas condiciones, cien veces que la rechazaríamos.
EM.- En el programa electoral proponíais toda una serie de mejoras para la clase obrera del pueblo: guarderías municipales, centros de mayores, construcción de vivienda municipal, etc. Si bien la constitución de un ayuntamiento de coalición PSOE-PP no facilita la consecución de estas reivindicaciones, imaginamos que IU de Villaverde pensará seguir luchando por ellas a través de la movilización de los vecinos en la calle. ¿Cuáles son vuestros planes?
SJ.- La lucha por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores no empieza ni acaba en el Ayuntamiento. El Ayuntamiento va a seguir en manos de una pandilla reaccionaria donde el PP marcará la pauta de la política económica y urbanística, así que esperamos nuevas privatizaciones, venta de patrimonio público, recalificaciones, pelotazos urbanísticos, aumento de impuestos y todas estas medidas "responsables" que tienen como objetivo favorecer los intereses de los poderes económicos. Pues bien, tendrán enfrente a nuestra organización política y sindical, con los métodos del marxismo revolucionario que venimos desarrollando, organizando a las barriadas, las asociaciones de vecinos y los centros de trabajo en asambleas democráticas como órganos de lucha y de reivindicación. Lucharemos por las mejoras que necesita nuestro pueblo y que recogíamos en nuestro programa electoral apoyándonos en al calle, en la movilización de los vecinos, en sus legítimas aspiraciones. La fuerza de nuestros seis concejales reside precisamente en esta política que combina los métodos parlamentarios, en el Ayuntamiento, con los extraparlamentarios, en las barriadas y en las fábricas. Esta es la política que ha conseguido el apoyo mayoritario entre la población de Villaverde en estas elecciones y es la política que seguiremos defendiendo.