Corriente Marxista Internacional

El próximo 30 de marzo va a tener lugar una manifestación contra la degeneración y la pobredumbre política en nuestra ciudad que no parece tener límites. Los últimos acontecimientos de corrupción y dejadez del gobierno municipal de tránsfugas están p El próximo 30 de marzo va a tener lugar una manifestación contra la degeneración y la pobredumbre política en nuestra ciudad que no parece tener límites. Los últimos acontecimientos de corrupción y dejadez del gobierno municipal de tránsfugas están poniendo la guinda a toda una etapa que comenzó en 1991 y que ha llevado a Marbella a hundirse en la corrupción, los escándalos, el despilfarro, el autoritarismo y la ruina económica. Es en ese año cuando comienza el saqueo, momento en que Jesús Gil y una serie de especuladores arruinados deciden aprovecharse del descontento popular por una crisis económica profunda y el enfrentamiento entre los partidos políticos del Ayuntamiento.

El gilismo y sus fieles herederos de hoy en el gobierno municipal

El gobierno de tránsfugas actual sigue defendiendo la misma política de Gil y la mano derecha del gilismo continúa en el ayuntamiento, utilizando el patrimonio público en beneficio de los grandes capitales inmobiliarios.

Nuestra ciudad, que ocupa las primeras páginas de los diarios, radios y televisiones del Estado, ha saltado a la fama precisamente por ser el paraíso de especuladores, empresarios del pelotazo, y millonarios que han hecho de Marbella su paraíso particular. Obviamente estos individuos, que son "el modelo a seguir" en el sistema capitalista, no tienen ningún problema en comprar políticos y manejar ayuntamientos a su antojo. Para ellos la política no es más que un medio para asegurarse negocios redondos, y la "voluntad popular" una coartada para llevar a cabo sus manejos y chanchullos.

En Marbella, la superficie construida se ha incrementado en un 2.235% en los últimos diez años y se han recalificado casi tres millones de metros cuadrados como urbanizables. Evidentemente, las consecuencias medio ambientales de esta monstruosidad provocada por el capitalismo gángsteril se está dejando sentir, así como también las consecuencias económicas y laborales. La crisis del sector hotelero debido al crecimiento desproporcionado del turismo residencial se está dejando sentir en despidos masivos y cierres de hoteles, como es el conflicto en estos momentos abierto con los trabajadores del hotel Don Miguel. Mientras, para la clase trabajadora, la venta de patrimonio público, el endeudamiento y la subida de impuestos que se han producido en esta etapa no se han traducido en mejores condiciones de vida. Muchos barrios se encuentran con los mismos problemas que hace quince años. En estos años no se han hecho apenas viviendas sociales, ni colegios, guarderías o lavanderías públicas, ni zonas deportivas, culturales ni parques para los niños; todo esto, a pesar de que la población ha sobrepasado los cien mil habitantes y de la inmensa cantidad de dinero que se ha manejado en Marbella.

La hipocresía del PP

El PP no tiene ninguna autoridad en Marbella para criticar la situación política actual del municipio. La derecha del decretazo, de la guerra imperialista en Iraq, de las mentiras del 11-M defiende los mismos intereses que Gil, Muñoz o Marisol Yagüe, y ha estado implicado en tramas de corrupción incluso de mayor alcance. De hecho, después de ocho años de gobierno PP las actuaciones del gilismo han quedado impunes. Los intereses de los grandes capitales inmobiliarios que han causado la actual situación de corrupción y ruina en Marbella, son defendidos de forma ardiente por el PP allá donde gobierna, por ejemplo, con sus leyes urbanísticas de Madrid y Valencia.

La defensa de esos mismo intereses no les hizo dudar un momento en pactar con el GIL en la mancomunidad o en la diputación provincial, no denunciar en los tribunales las tropelías urbanísticas gilistas, además de integrar en sus listas electorales de Marbella al anterior teniente de alcalde del Gil o alabar la política del gilismo en La Línea integrando a todo el gobierno municipal en su partido. Ahora, después de quince años de corrupción consentida y amparada por la derecha, el PP habla de manifestaciones y declara que está a favor de la disolución del ayuntamiento y de hacer el soterramiento de San Pedro, precisamente cuando después de estar ocho años en el gobierno central no lo hicieron nunca. La hipocresía del PP también, en este caso, no parece tener límites con tal de obtener el poder.

Movilización por una auténtica política de izquierdas en Marbella y San Pedro

Ante la movilización del próximo 30 de marzo, apoyamos que este pueblo salga a la calle a protestar ante tanta pobredumbre política, pero consideramos que pedir la dimisión del gobierno municipal actual no es suficiente. Frente a toda esta corrupción es necesaria la lucha, pero también es fundamental que esa lucha tenga una orientación clara contra la derecha y por la defensa intransigente de los trabajadores y los jóvenes. Una lucha que sólo puede venir desde la izquierda, no desde la hipocresía del PP y demás formaciones reaccionarias. Las direcciones de PSOE, IU y los sindicatos de clase tienen la responsabilidad de acometer un frente común con un programa socialista en beneficio de la clase trabajadora y la juventud de Marbella y San Pedro.

Es necesario luchar porque verdaderamente se solucionen muchos de los problemas que tenemos y no porque haya un cambio de caras que sigan defendiendo los intereses de los grandes capitales. La derecha es la causante de la actual situación y no es la solución.

Los marxistas de El Militante, creemos que es necesario que la lucha del pueblo se dote de un programa que recoja, entre otros, los siguientes puntos:

• Reducción drástica de altos cargos y secretarías.

• Que el sueldo de los concejales, cargos y secretarías de libre designación no supere el salario medio de un trabajador cualificado.

• Aumento del IBI y del catastro única y exclusivamente para las viviendas de lujo y segundas viviendas de los ricos. Formación de un comité de vecinos, sindicatos y partidos obreros para determinar qué viviendas son susceptibles de aplicar esta subida.

• Auditoria general del estado de cuentas del Ayuntamiento controlada por los partidos, sindicatos y organizaciones sociales. ¡LAS CUENTAS CLARAS! Determinar las posibles responsabilidades en el dinero que está sin justificar.

• Frenar el despilfarro y acometer un plan de incremento de los gastos sociales en los barrios de trabajadores.

• Creación de una empresa pública de la vivienda que acometa la promoción de viviendas sociales para las familias trabajadoras y la juventud.

• Elaborar un nuevo plan general de ordenación urbana controlado por los partidos, sindicatos y organizaciones sociales. Un plan que garantice la vivienda social, las infraestructuras necesarias y el saneamiento, el suelo público cultural, las zonas verdes y la protección del medio ambiente.

• Mantenimiento de los puestos de trabajo en el Ayuntamiento.

• Fomentar la participación ciudadana en la gestión de los asuntos municipales.

Por supuesto, esta política entra en contradicción con los intereses de los grandes poderes económicos y especulativos de nuestra ciudad, pero no hay término medio: o con los trabajadores o con los que han transformado Marbella y San Pedro en el escaparate del capitalismo salvaje.

POR UN GOBIERNO PSOE-IU CON UN PROGRAMA SOCIALISTA

¡MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y LA JUVENTUD DE MARBELLA Y SAN PEDRO!

www.elmilitante.org

www.militancia.org

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Teléfonos 666 21 47 92 y 666 20 29 82


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org