Corriente Marxista Internacional

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicaba el 26 de diciembre a lo más granado de los empresarios lo bien que marcha la economía española (habría que decir más bien la macroeconomía), con un crecimiento del 3,5% que duplica l El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicaba el 26 de diciembre a lo más granado de los empresarios lo bien que marcha la economía española (habría que decir más bien la macroeconomía), con un crecimiento del 3,5% que duplica la media europea, con una tasa de paro del 8,4%, la más baja desde 1979 y por debajo de la media europea, etc. Pero esto es, como digo, a nivel macroeconómico, porque la economía de la mayoría de la sociedad no tiene estas mejoras. Además, el incremento económico no es para todos igual y las diferencias entre las distintas comunidades autónomas e incluso, dentro de las mismas comunidades, entre distintos sectores de personas no sólo no disminuyen sino que se incrementan.

Los principales resultados de la encuesta de condiciones de vida de 2004 nos indican una situación de los trabajadores del Estado español no muy halagüeña. Estos resultados nos dicen que:

El ingreso medio anual de los hogares alcanza los 21.551 euros. Los ingresos por persona ascienden a 7.591 euros. Pero mientras las comunidades autónomas de Madrid y Catalunya tienen una media por hogar de 25.493 y 24.763 euros (9.111 y 9.064 por persona) respectivamente, las comunidades de Extremadura y Andalucía sólo tienen 16.470 y 18.336 euros (5.663 y 6.027 por persona). Es decir, que si la media estatal es 100, la media de Madrid sería 120, mientras la de Extremadura sería 75. Es decir, 45 puntos de diferencia.

Las mujeres siguen discriminadas

Otro aspecto que estudia la encuesta es el salarial. Prescindiendo del tipo de contrato, la diferencia entre el salario de los hombres y el de las mujeres es muy grande. Todas las campañas en pro de la equiparación salarial entre hombres y mujeres parece que a los empresarios no les hacen mucha mella. Si consideramos la media del salario bruto mensual para los adultos en todo el Estado igual a 100, el salario de los varones sería 112,9 y el de las mujeres 80,6. Es decir, las mujeres cobran de media en todo el Estado un 30% menos que los hombres.

Pero con la precariedad de los contratos prolifera el salario por hora de trabajo, y aunque pudiera parecer que hay más igualdad en los contratos basura, sigue habiendo gran diferencia entre los hombres y las mujeres: si la media estatal del salario por hora de trabajo es 100, la de los varones sería 106,3 y la de las mujeres 90,6. En los salarios también hay diferencias entre las distintas comunidades autónomas, pues, mientras Navarra, País Vasco y Madrid están más de 15 puntos por encima de la media estatal, Murcia, Canarias y Galicia están más de 15 puntos por debajo.

La pobreza afecta

a los más jóvenes

y a los mayores

La encuesta estudia también la situación de la pobreza relativa en el Estado español. Una persona está en pobreza relativa si sus ingresos anuales son inferiores a 6.278,7 euros si vive sola. Si son dos adultos el umbral es de 9.418,1 euros. Si son dos adultos y un menor de 14 años el umbral es de 11.301,7 euros, etc.

Teniendo esto en cuenta el 19,9% de la población residente en el Estado español está por debajo del umbral de pobreza relativa. Pero esta tasa de riesgo no afecta a todos por igual. Es mayor en las mujeres (20,8%) que en los hombres (19%), unos resultados similares a los que se obtuvieron en el período 1994-2001, lo que indica que para muchos la calidad de vida con la entrada del nuevo milenio sigue igual o peor que en el anterior.

Un factor de riesgo es la edad. Los grupos en los que las tasas de pobreza son más altas son los de las personas mayores de 65 años en los que el 29,6% están por debajo del umbral de pobreza relativa, y los jóvenes menores de 16 años con el 24,3% por debajo del umbral.

La diferencia entre las distintas partes del Estado es también preocupante. Si en todo el Estado casi el 20% de la población está por debajo del umbral de pobreza, vemos que, mientras en la comunidad de Madrid el porcentaje es de 9,5%, en Extremadura es de 37%, más de la tercera parte de la población. Si hemos visto los datos de ingresos de los hogares y de ingresos salariales no nos debe extrañar esta situación.

Personas sin hogar

Una situación que es consecuencia de la disminución de los ingresos provocada por el desempleo, la emigración o por cualquier otra circunstancia que afecta negativamente a la gente es el incremento de personas sin hogar. Por supuesto que siguen existiendo gran cantidad de mendigos, vagabundos, etc. al margen de las cifras oficiales. Pero en la última encuesta de diciembre de 2005 sobre personas sin hogar atendidas en los albergues oficiales, la cifra llega a 21.900. Un 11,8% trabaja pero no gana lo suficiente para poder pagar un piso o una habitación. Por otro lado ya no son personas sin estudios como se podría pensar, ni personas alcoholizadas o drogadictas, que lo sigue habiendo, pero un 30% es abstemio y no ha consumido drogas. El 13,2% tiene estudios superiores, el 64,8% estudios secundarios y sólo el 6,7% no tiene estudios. El 30% es menor de 30 años, sólo el 2,8% es mayor de 65 años y el 51,8% es de nacionalidad española. Un dato muy significativo es que el 82,7% son hombres.

Todos estos datos de ambas encuestas nos muestran como la sociedad capitalista en la que estamos no nos ofrece mejorar nuestras condiciones de vida. Si vemos la situación de los trabajadores que tienen unos salarios más o menos decentes, sus condiciones de trabajo en las empresas son cada día peores, a la vez que están sujetos a la presión de ir a la calle en cualquier momento, como les ha pasado a los 600 despedidos de Seat en Martorell o a otros muchos todos los días. Por eso hay que luchar por cambiar esta sociedad por otra en la que desaparezcan las desigualdades y todos disfrutemos del producto de nuestro trabajo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org