Corriente Marxista Internacional

El pasado día 7 de abril se celebró un pleno ordinario en el Ayuntamiento de Villaverde del Río después de casi seis meses sin que se convocara ninguno. El pasado día 7 de abril se celebró un pleno ordinario en el Ayuntamiento de Villaverde del Río después de casi seis meses sin que se convocara ninguno. El equipo de gobierno, formado por los concejales del PP-PSOE (hay que recordar que las elecciones las ganó IU pero fue apartada de la alcaldía mediante este pacto), ante el temor a las quejas y movilizaciones de las asociaciones de vecinos y de los ciudadanos en general, exigiendo soluciones a temas como el arreglo de calles, barriadas, vivienda y servicios públicos, no se atrevían a celebrar plenos municipales que dejaran al descubierto y a la vista del pueblo el carácter conservador y burocrático de su gestión al frente del gobierno. Ante esta situación que ya se hacía insostenible, en un ambiente de malestar creciente por parte de los vecinos y para hacer cumplir la legislación vigente, el grupo municipal de IU denunció a la prensa el incumplimiento de la ley por parte del equipo de gobierno PSOE-PP (está aprobado que las convocatorias de Pleno Ordinario se hagan cada dos meses).

Una semana después de la publicación de la nota de prensa se celebra el pleno y todos los temores del gobierno se materializan ante sus ojos. Casi cien vecinos asisten a la sesión cuando lo normal es que no lleguen ni a una decena. Izquierda Unida presenta varias propuestas en forma de mociones para que se aprueben y se acometan de manera urgente temas que afectan a muchos de los presentes: arreglo de varias calles cuyos presupuestos ya estaban aprobados, adecuación de un espacio para el aterrizaje del helicóptero del 061, este servicio es vital porque el helicóptero se ha negado a venir al pueblo ante la falta de medios estructurales (no puede aterrizar), pavimentación del camino de acceso al cementerio municipal ya que cuando llueve no se puede pasar, etc. Sin embargo, todas las propuestas fueron rechazadas con el voto en contra de PSOE-PP sin justificación alguna y ante la mirada atónita de los vecinos que ya empezaban a comprender hasta dónde llegaba la naturaleza de este pacto de gobierno.

El punto crítico del pleno fue una moción presentada por IU y firmada por 25 familias, todas presentes, en la que se exige al alcalde soluciones para le entrega inmediata de viviendas de protección oficial que se terminaron hace siete meses pero que no tienen luz eléctrica porque no se ha construido un centro de transformación. Al equipo de gobierno no se les ocurre otra cosa que votar en contra de la moción en presencia de estas familias, con lo que sólo consiguieron exaltar a los allí presentes. Ante algo tan evidente, el público interviene pidiendo explicaciones por la actitud del alcalde y su equipo, reprochándole que invierta dinero en ferias extraordinarias y gastos de protocolo por valor de millones y luego argumente que no tiene dinero para atender prioridades como son la vivienda y los servicios públicos.

Este pleno ha supuesto un aumento en el nivel de conciencia de los trabajadores y de las familias asistentes, que han visto y comprobado el distanciamiento que existe entre el equipo de gobierno PSOE-PP y las necesidades y la realidad de un pueblo. Incluso, uno de los asistentes les llegó a preguntar si ellos vivían en Villaverde, si cuando paseaban por el pueblo veían las carencias o estaban en otro mundo.

Tras el pleno, y en las mismas puertas del ayuntamiento, muchos vecinos que vieron la inutilidad y arrogancia de sus dirigentes acudieron a nosotros y formaron una asamblea delante de sus narices. Con este salto cualitativo, los trabajadores y vecinos habían comprendido que en los despachos del ayuntamiento no se les oía, que sólo ellos junto a nosotros, a través de la organización y la lucha reivindicativa, podían conseguir sus reivindicaciones. En esta asamblea y en reuniones posteriores, los vecinos acordaron poner pancartas reivindicativas en varias zonas de la localidad y ponerse en contacto con asociaciones y vecinos de otras barriadas para organizar una manifestación el mismo día que inauguran la feria extraordinaria del mueble y el diseño, que no es otra cosa que un despilfarro de dinero público para que PSOE-PP salgan en la foto.

Esta medidas de presión hacen reaccionar al alcalde, que inmediatamente accede y pone en marcha todas las iniciativas que había rechazado en el pleno, demostrándose una vez más que la organización y la movilización es el único lenguaje que entienden.

Enrique Casas

Villaverde del Río


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org