Corriente Marxista Internacional

Por todos los valencianos son conocidas las localidades de Macastre y Bunyol, su buen ambiente, sus parajes naturales, sus fiestas y tradiciones, su excelente gastronomía, etc. Pero desgraciadamente desde el pasado mes de febrero y hasta el día de h Por todos los valencianos son conocidas las localidades de Macastre y Bunyol, su buen ambiente, sus parajes naturales, sus fiestas y tradiciones, su excelente gastronomía, etc.

Pero desgraciadamente desde el pasado mes de febrero y hasta el día de hoy, se viene dando en estas dos localidades del centro de la provincia de València una movilización pacífica de ciudadanos, contra el paso de camiones de basura hacia el vertedero de Dos Aguas.

Quienes participamos en dicha movilización exigimos tener la misma calidad de vida que los vecinos de cualquier otra localidad de la provincia, y no vernos obligados a salir a la calle para protestar por el paso de dichos camiones, que vierten olores y lixiviados a su paso por nuestras poblaciones.

Los ciudadanos de Macastre y Bunyol estamos hartos de oler la basura de València capital y su área metropolitana, estamos hartos de soportar durante casi 5 años el paso incesante de camiones las 24 horas del día, estamos hartos de ver cómo empeora nuestra calidad de vida para que otros puedan mantener la suya.

En estos camiones se supone que deberían transportar el “rechazo” (restos de basura que ya no son aprovechables de ninguna manera) de las basuras de València y su área metropolitana, también se supone que deberían seguir la ruta oficial que propició la creación y explotación del vertedero de Dos Aguas (A-3 hasta Requena, y desvío por la presa del Naranjero, hasta el Vertedero).

Pero no, estos camiones transportan “basura fresca” y sin tratar en la planta de Fervasa, porque dicha planta está declarada obsoleta para la cantidad de residuos que entran diariamente en ella (alrededor de 1.500.000 toneladas diarias); estos camiones han estado atravesando las localidades de Bunyol y Macastre durante casi 5 años porque supone un ahorro para la empresa que gestiona los R.S.U de València y su área metropolitana.

Detención de alcaldes

Cuando los vecinos de Macastre y Bunyol, cansados ya de soportar esta situación hemos salido a protestar a la calle, el gobierno fascista del Partido Popular envió a los antidisturbios de la Guardia Civil a “proteger” los intereses de una empresa privada, y seguramente los suyos también, haciendo caso omiso de los ciudadanos de estas poblaciones; arrestando a los alcaldes de Macastre y Bunyol por defender sus derechos, por defender su calidad de vida, por defender a sus conciudadanos, y por exigir que se cumplan los acuerdos plenarios de ambas poblaciones respaldados por un auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que obliga a los camiones a pasar “herméticamente cerrados” por los cascos urbanos de Bunyol y Macastre.

Desde mediados del mes de marzo una aparente tranquilidad ha vuelto a estas dos localidades, y digo aparente, porque los camiones siguen pasando, pero sin la escolta de los antidisturbios, permitiendo que la policía local de Bunyol haga cumplir el acuerdo plenario citado anteriormente de impedir el paso de camiones por no ir herméticamente cerrados.

Pero pese a ello, los vecinos nos seguimos reuniendo para demostrar que el hecho de que no pasen no quiere decir que el problema esté solucionado; puesto que sólo se trata de un paréntesis debido a la proximidad de unas elecciones locales y autonómicas en las que el gobierno del Partido Popular se juega mucho.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org