Corriente Marxista Internacional

El mes pasado la Consellería de Educación lanzó un órdago a los sindicatos y trabajadores de la enseñanza. El cinismo de la Consellería llegó hasta el límite trasladando su “responsabilidad” a los trabajadores. El objetivo no era más que el de dividi Los trabajadores no quisimos asumir una responsabilidad que no es la nuestra. Por su parte los sindicatos se unieron bajo una plataforma sindical y comenzaron a realizar acciones ante las distintas delegaciones de la Consellería en las tres provincias, convocando al mismo tiempo una huelga para el día 27 de febrero.

La movilización sirve

La respuesta de la Consellería ante dichas movilizaciones parece la del río Guadiana. Hoy digo y mañana desaparezco para volver a aparecer después. La Cosellería dilata las negociaciones con la intención de que algún sindicato se descuelgue de la plataforma unitaria o bien que la huelga no se lleve a cabo porque se está negociado.

Sin embargo el día 18 de febrero se produce una reunión de la Mesa Sectorial de la Educación en donde por parte de la Consellería se acepta la propuesta sindical. Dicho acuerdo en su punto primero afirma que “se garantiza la permanencia de todo el profesorado de los Centros de Educación Secundaria en su localidad de destino definitivo. Cualquier desplazamiento fuera de la localidad tendrá un carácter voluntario....”. Es decir la adscripción del profesorado, que era el órdago de la Consellería, se echa para atrás. Pero, por otra parte, la Consellería, en el punto dos “se compromete en la creación de 3.200 puestos en los Centros Públicos”.

Dicho acuerdo es firmado por todos los sindicatos, pero cuál es la sorpresa que el Conseller no aparece en la firma, pero es que además dicho acto protocolario fue frustrado por el “responsable de personal” de la Consellería. Y al mismo tiempo intenta echar para atrás el punto primero con lo cual estaba desautorizando al mismo conseller.

Finalmente el conseller estampa su firma, pero la división en el seno del PP y su debilidad a la hora de afrontar lo que hubiera sido otro frente de lucha ha quedado en evidencia. El barco del PP hace agua por todos los lados.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org