Imprimir
En los meses de enero y febrero se iniciaron las obras en el complejo educativo de Cheste para la instalación del Instituto Valenciano de Seguridad Policial (IVASP) forzando, de forma escandalosa, la convivencia entre alumnos de secundaria y profesores de la academia de policía, que van armados. Con la instalación del IVASP se materializaba el objetivo que tiene la Consellería desde hace años y que hemos denunciando durante el curso: hacer desaparecer el complejo como centro educativo de enseñanzas medias. Ahora la consellería de Educación continúa con su política de eliminación paulatina de los bachilleratos del IES nº 1. En el curso 2010-11 será eliminado por completo el bachillerato del centro educativo.
Por si esto fuera poco, la comunicación a padres, alumnos y profesores de que no habrá plazas de bachillerato excepto para los alumnos adscritos al centro, se hace justo al final del curso, con los trastornos que supone a la hora de presentar la inscripción de matrícula, tanto para padres y alumnos, como para los centros que les acogerán.
Lo más escandaloso es el motivo de esta remodelación: La consellería de Educación ha eliminado las subvenciones para el transporte escolar del centro. Parece que la crisis les obliga a ahorrar dinero (en todo menos en sastrería para el "President", según se ve) y la mejor forma es eliminar subvenciones dedicadas a la educación pública. En definitiva, que la crisis la paguen los trabajadores y sus hijos.
La Consellería argumenta que hay suficientes plazas de bachillerato en los centros educativos de las distintas localidades, lo que algunos profesores denuncian que no es cierto. Y además dichos centros, muchos de ellos de nueva creación, nacieron con gravísimos problemas de infraestructuras, incluso con goteras crónicas y caída de parte de un muro, como el de Buñol, y algunos están masificados.
Estas medidas muestran claramente cuál es la posición del gobierno del PP respecto a la educación pública, inversiones sin medida para los centros concertados y privados pero para los públicos todo es prescindible, y si no que se lo digan a los estudiantes hacinados en los más de 1.500 barracones en condiciones pésimas por todo el País Valenciano.
Es necesario dar una nueva respuesta a la consellería por parte de la comunidad educativa. El Sindicat d'Estudiants ha hecho un llamamiento a los sindicatos de profesores y al conjunto de la plataforma de la enseñanza a responder al PP desde el primer día del próximo curso como se merece, parando la educación pública hasta la dimisión del Conseller y llenando las calles como hemos hecho este curso.

¡Font de Mora, dimisión!
¡Fuera el IVASP del complejo educativo!
¡Cheste para la educación pública!