Corriente Marxista Internacional

El 20 de mayo se celebró el juicio contra Aniol Santo, secretario general del Sindicat d'Estudiants de Catalunya, e Ibán Sadaba, miembro de la comisión ejecutiva del Sindicat en Barcelona, ante la denuncia puesta por el director del IES Concell de Cent, Damián Montes. El director denunció un supuesto caso de agresión por parte de los dos compañeros: un empujón de cada uno e insultos de "dictador" y "fascista". Como prueba de la agresión el director presentó una baja laboral por depresión argumentando que "tenía miedo de los dos individuos".

El 20 de mayo se celebró el juicio contra Aniol Santo, secretario general del Sindicat d'Estudiants de Catalunya, e Ibán Sadaba, miembro de la comisión ejecutiva del Sindicat en Barcelona, ante la denuncia puesta por el director del IES Concell de Cent, Damián Montes. El director denunció un supuesto caso de agresión por parte de los dos compañeros: un empujón de cada uno e insultos de "dictador" y "fascista". Como prueba de la agresión el director presentó una baja laboral por depresión argumentando que "tenía miedo de los dos individuos".

aba trataba de organizar una asamblea de estudiantes para informar sobre la huelga general convocada por los sindicatos de profesores y por el Sindicat d'Estudiants para el 19 de marzo.
La actuación de Damián Montes ha sido negar sistemáticamente este derecho democrático básico de los estudiantes. El 13 de marzo fue el compañero el que sufrió una agresión. Tras varias tentativas de razonar con el director del instituto, este individuo agarró al compañero por el brazo y le echó del centro.
Ante la gravedad de lo sucedido, Aniol Santo acudió al centro y solicitó una reunión con el director. Tras reunirse con el director, y exponerle que estaba vulnerando la Carta de Derechos y Deberes de los estudiantes al impedir celebrar una asamblea de estudiantes, el director zanjó la reunión y llamó a la policía.
Sin embargo, en el juicio el director no estaba sólo. Acudieron al juicio el presidente de la Associació de Directius de l'Educació Pública de Catalunya (Axia), Carles Mata y su esposa, la directora del IES Pau Claris, instituto donde el curso 2007/08 tuvimos también un conflicto en defensa de los derechos democráticos de los estudiantes. Además dispuso de un abogado de la Generalitat, ya que el Departament d'Educació es el máximo impulsor de este ataque al Sindicat d'Estudiants.
Aniol e Ibán tampoco estaban solos. Organizamos un piquete de protesta frente a los juzgados para rechazar la represión contra el movimiento estudiantil. Además, decenas de resoluciones de protesta fueron enviadas por sindicalistas, profesores y estudiantes de todo el Estado exigiendo el sobreseimiento del caso. Un profesor del instituto también intervino como testigo de referencia para defender a los compañeros.

¿Juicio imparcial?

El juez demostró que en ningún caso era parte imparcial. Durante el juicio tomó partido por el director del centro, interrumpiendo a los compañeros cuando éstos hablaban e insistiendo que el juicio se limitaba a la supuesta agresión y en ningún caso a los derechos democráticos de los estudiantes. Un ejemplo de su actitud fue cuando desestimó la declaración del policía que levantó parte de la denuncia, que contradecía la argumentación de Damián Montes.
El fiscal pidió como pena una multa de 210 euros para cada compañero. Pero el abogado de la Generalitat fue el que dejó muy claro el interés político que busca el Departament. No sólo mencionó la supuesta agresión al director, sino que enumeró un listado increíble de cargos: atentado contra la autoridad, destrucción de material del centro, entrar sin permiso, etc. En total cerca de mil euros a cada compañero y ¡una orden de alejamiento del instituto!
El Departament busca un castigo ejemplar contra el Sindicat d'Estudiants. Quieren presentar al director como una víctima de acoso escolar. ¡Qué hipocresía! Confunden víctimas con verdugos: los estudiantes que exigen sus derechos democráticos se convierten en violentos acosadores y agresores. El Departament busca sentar precedente. Cualquier estudiante que se enfrente a la todopoderosa autoridad del director estará atentando contra la autoridad.
El Sindicat d'Estudiants está jugando un papel fundamental en la lucha contra la LEC y tiene una trayectoria de más de dos décadas en todo el Estado en defensa de la enseñanza pública y de los derechos de la juventud, vinculando siempre nuestra lucha a la de clase trabajadora. No es de extrañar que un Departament que se ha caracterizado por atacar la educación pública quiera poner en apuros a la principal organización estudiantil.
Desde el Sindicat d'Estudiants vamos a denunciar esta campaña de criminalización en todo el Estado y muy especialmente el papel nefasto que el gobierno del tripartit está jugando. Esta actuación se suma a la reciente represión contra los estudiantes que luchamos contra los planes de Bolonia, a los escándalos de las agresiones realizadas por los Mossos d´Esquadra, etc.
No es ninguna casualidad. Se están preparando para una etapa de mayor enfrentamiento social y lucha y quieren amedrentarnos. No vamos a permitir que nos calumnien o que intenten desprestigiarnos ante la opinión pública.
Si la sentencia nos criminaliza tenemos claro que recurriremos. Redoblaremos la campaña de solidaridad con nuestros compañeros, aumentando las adhesiones contra la campaña de represión del tripartit entre las organizaciones sindicales, especialmente de enseñanza, pero también entre comités de empresas, asociaciones de vecinos, etc., con asambleas en institutos y facultades de todo el Estado hasta conseguir echar atrás este atropello a nuestros derechos democráticos.
¡Absolución de Ibán y Aniol!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org