Corriente Marxista Internacional

A principios de año, toda la comunidad educativa quedaba traumatizada por la noticia de la expulsión de los compañeros de la FAPA Giner de los Ríos de su local central en Madrid. Desde el Sindicato de Estudiantes (SE) ya expresamos nuestro más absoluto rechazo a esta medida que es un ataque profundo a los derechos democráticos más básicos como es el derecho de asociación. También explicamos que si no se le plantaba cara al gobierno de Esperanza Aguirre los ataques no cesarían. Por desgracia, no nos equivocábamos. Meses después de esta expulsión se produjo la de la delegación de la FAPA de Leganés, que ocupaba un terreno cedido por la Comunidad Autónoma de Madrid en el antiguo CAP de Leganés.
 
A principios de año, toda la comunidad educativa quedaba traumatizada por la noticia de la expulsión de los compañeros de la FAPA Giner de los Ríos de su local central en Madrid. Desde el Sindicato de Estudiantes (SE) ya expresamos nuestro más absoluto rechazo a esta medida que es un ataque profundo a los derechos democráticos más básicos como es el derecho de asociación. También explicamos que si no se le plantaba cara al gobierno de Esperanza Aguirre los ataques no cesarían. Por desgracia, no nos equivocábamos. Meses después de esta expulsión se produjo la de la delegación de la FAPA de Leganés, que ocupaba un terreno cedido por la Comunidad Autónoma de Madrid en el antiguo CAP de Leganés.
Ahora el gobierno de Madrid ha puesto en el punto de mira a la organización mayoritaria de los estudiantes, el Sindicato de Estudiantes. Fruto de multitud de luchas en las que el SE ha dado la batalla en Leganés no sólo en defensa de la escuela pública, sino también en luchas cotidianas de la clase obrera, como por ejemplo la lucha en defensa del hospital Severo Ochoa en la que recogimos firmas en los institutos de la ciudad, o la lucha contra los olores que producía el punto limpio situado junto al IES Gabriel García Márquez, han hecho que nos ganemos el derecho a tener un local en el municipio.
Hace más de cinco años el ayuntamiento de Leganés nos cedió la antigua casa del conserje de los anexos de los institutos Gabriel García Márquez y Juan de Mairena, en compensación por el desalojo que sufrimos de los antiguos juzgados de Leganés. De repente, y coincidiendo con el desalojo de la FAPA de Leganés, la dirección de área territorial sur de Madrid nos comunicó que teníamos que desalojar el local con la excusa de crear una comisión de escolarización. La realidad es que nos quieren desalojar del local porque diferimos totalmente de su línea política y somos muy molestos para que la lleven a cabo.
Esta no es la primera vez que la CAM intenta atacar al Sindicato de Estudiantes. Hace dos años, aprobó una carta de derechos y deberes que recortaba los derechos democráticos y, entre otras cosas, permitía que se impusiesen sanciones a todo aquel que convocase asambleas o huelgas en los centros de estudio. Precisamente, dos de las principales acciones que lleva a cabo nuestra organización.
No es casualidad que este ataque se produzca en este momento, cuando el sector de la educación está en pie de guerra contra la política de privatizaciones que está llevando a cabo Esperanza Aguirre. Quieren silenciar toda voz que difiera de su línea derechista y ultra católica. Pero desde el SE no nos vamos a quedar callados ante este ataque. Por eso hacemos un llamamiento a los jóvenes y trabajadores de Leganés a que se solidaricen con la lucha que estamos llevando a cabo en defensa de la escuela pública y en defensa de los derechos democráticos de padres, profesores y estudiantes.
Hasta el momento contamos con el respaldo del ayuntamiento de Leganés, la FAPA e Izquierda Unida para la defensa de nuestro local, que no sólo es un local que pertenece al Sindicato de Estudiantes, sino que es un local que pertenece al conjunto de los jóvenes y estudiantes de Leganés.

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org