Corriente Marxista Internacional

El Partido Popular tiene apretado el acelerador a fondo a la hora de privatizar los servicios públicos. En sólo un año ha cedido tanto suelo público para centros privados como en los siete anteriores (180.000 metros cuadrados). Es todavía más sangrante saber que alguno de estos centros, como es el caso de Alcorcón, dará clases separadas a niños y a niñas, una vuelta a la educación franquista más reaccionaria y cavernícola.
Mientras se destinan más de 870 millones de euros a los centros privados concertados, los fondos para los centros públicos se congelan o incluso disminuyen. ¡Es una vergüenza! Todo ese dinero debe ir a la educación pública, donde, como se ha visto durante este invierno en institutos como el de Las Musas, en San Blas, el deterioro de las instalaciones hace que no funcione la calefacción.

¿Cómo organizar la lucha?

La magnífica huelga de educación infantil del pasado mes de enero fue una demostración clara de la fuerza que tenemos. Para que la jornada de huelga del 25 de marzo sea un éxito rotundo es necesario involucrar a toda la comunidad educativa en su preparación. Desde el Sindicato de Estudiantes hacemos un llamamiento a CCOO, UGT, STEM y la FAPA Giner de los Ríos a organizar asambleas conjuntas de profesores, padres y estudiantes en cada centro, donde se discuta la movilización y se elijan democráticamente Comités de Lucha que se encarguen de llevar adelante la movilización. De esta manera podremos asegurar una participación masiva y la continuidad de la lucha hasta cumplir nuestros objetivos.
Además, hay que tener en cuenta que los ataques del PP a la educación pública son sólo una parte de todos los recortes que están llevando a cabo: privatización de la sanidad, del agua, del transporte, etc... A todo esto se suma la lacra del paro y los despidos, que en la CAM suponen más de 300 nuevos parados cada día. Y por si fuera poco hay multitud de empresas en lucha por su convenio con amenazas de EREs: Metro de Madrid, UPS, Qualitel, Roca..., y la lista es interminable. El único camino para el cambio político en la Comunidad de Madrid pasa por la movilización masiva de los jóvenes y los trabajadores, y hay condiciones para ello.

Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org