Corriente Marxista Internacional

4_marzo.jpg¡Retirada inmediata de los planes de Bolonia y todas las medidas privatizadoras! 

El Sindicato de Estudiantes considera que no podemos adoptar una actitud pasiva frente a estos ataques. Hay mucho en juego, y la única manera de lograr que el Gobierno del PSOE retire estás contrarreformas que solo benefician a los empresarios y a los banqueros, es movilizándonos más ampliamente, más extensamente. Por eso, el Sindicato de Estudiantes llamamos a la Huelga General de estudiantes de Enseñanzas Medias y de Universidad para el 4 de marzo y a participar en las manifestaciones de ese mismo día.

¡Retirada inmediata de los planes de Bolonia y todas las medidas privatizadoras! 

* Por un puesto de trabajo digno al acabar los estudios

* Ni un euro del bolsillo de los trabajadores para los banqueros

* Que la crisis la paguen sus responsables: los capitalistas

En los meses de Octubre y Noviembre, las huelgas convocadas en defensa de la enseñanza pública por el Sindicato de Estudiantes fueron secundadas masivamente y más de 200.000 jóvenes salimos a la calle en las decenas de manifestaciones que se organizaron a lo largo y ancho de todo el Estado.

De esta forma mostramos nuestro más absoluto rechazo a las políticas de privatización de la educación pública que se están aplicando de manera generalizada; tanto en las Comunidades gobernadas por el Partido Popular, con Madrid y Valencia a la cabeza, como en las gobernadas por el PSOE, especialmente en Catalunya, donde a través de una nueva ley educativa pretenden privatizar hasta la gestión de los institutos públicos. 

Poner la universidad en manos de las empresas

banner_4_marzo.jpg Sin duda el ataque más destacado al que nos enfrentábamos los días 22 de octubre y 13 de noviembre era la aplicación del Proceso de Bolonia (Espacio Universitario Europeo). Supone un catálogo de medidas para privatizar la Universidad pública y su nueva estructura (con los grados y postgrados) está destinada a expulsar a los hijos de los trabajadores de la universidad. Los imprescindibles postgrados (el título que tendrá realmente validez) tendrán precios prohibitivos (en torno a los 3.000 euros) y serán las grandes empresas multinacionales las que determinarán qué carreras y contenidos se impartirán en las aulas. Además el gobierno pretende sustituir las becas en el Postgrado por préstamos bancarios. En lugar de una beca, Bolonia te ofrece una hipoteca. (Ver documento de análisis de Bolonia en la web del Sindicato)

De esta manera se pretende convertir el derecho a la enseñanza universitaria en un lucrativo negocio privado y expulsar de la universidad a decenas de miles de hijos de trabajadores que no pueden permitirse el coste de los estudios superiores. En definitiva, privatizar un servicio esencial, exactamente igual que pretenden hacer con la sanidad pública o el agua, siguiendo el modelo aplicado en los Estados Unidos en las últimas décadas.

Desde algunos medios de comunicación, supuestamente progresistas, se nos acusa de no querer converger con Europa y de ser inmovilistas. ¡Nada más lejos de la realidad! Precisamente los hijos de los trabajadores somos los principales interesados en poder acceder a una Universidad pública y de calidad, para lo que haría falta invertir un 2% del PIB, como hacen los países más desarrollados de Europa, y no estar por debajo del 1,5% como es el caso del Estado español. También somos los jóvenes de familias obreras los que queremos que se amplíe la política de becas para aquellos que tenemos mayores dificultades económicas y que los estudiantes con beca pasen de ser un pírrico 14%, como sucede actualmente en el Estado español, a un 40% como ocurre en los principales países europeos.

Pero las medidas privatizadoras no sólo afectan a la universidad. El gobierno del PSOE ha aprobado un endurecimiento de la selectividad, para limitar el acceso de los estudiantes de secundaria a las facultades. Se elabora una reforma de la Formación profesional que, en la práctica, significa una absoluta devaluación y degradación de este sector educativo. Y, por supuesto, se siguen destinando miles de millones de euros de los presupuestos públicos a la educación privada concertada. 

Dinero para los banqueros, sí y mucho. Dinero para la educación, para la sanidad y para los parados, no, por supuesto.

Desde el Sindicato de Estudiantes hemos exigido al gobierno del PSOE que debe rectificar inmediatamente la política que está llevando a cabo, no sólo en educación sino en todos sus aspectos fundamentales. Millones de jóvenes y trabajadores votaron a Zapatero para que garantizase unos servicios públicos de calidad y mejorase nuestras condiciones de vida y trabajo, no para que aplicase las mismas políticas reaccionarias que el PP llevó adelante en sus oscuros años de gobierno: Rebajas fiscales a los más ricos, privilegios a la Iglesia, privatización de la educación pública, recorte de derechos democráticos...

En la época de suculentos beneficios para un puñado de grandes empresas, nuestras familias, barrios y escuelas no han visto por ningún lado más que migajas, cuando no recortes presupuestarios. Y ahora que ha llegado la crisis quieren que seamos nosotros los que paguemos los platos rotos. Lo más increíble es que en un momento en que la cifra de parados ya ha superado los tres millones, en que miles de familias pasan por una situación dramática, el gobierno del PSOE regale 150.000 millones de euros a... ¡¡los banqueros!! ¿Es así como se protege a los más débiles? ¿Es realmente ésta una política socialista?

La lucha de la juventud en Grecia y en Italia, un ejemplo inspirador

El descontento que está generando esta situación en todo el mundo lo podemos ver gráficamente en países como Grecia. Tan sólo en los dos últimos años se han producido diez huelgas generales y, en el mes de diciembre, un potente movimiento de estudiantes de enseñanza secundaria ha sacudido todo el país de arriba abajo. Las huelgas de estudiantes, que estallaron tras el asesinato de un joven de 15 años a manos de la policía,  han sacado a la luz todas las injusticias, opresión y represión que sufre la juventud y la clase trabajadora de Grecia. Previo a esto las grandes movilizaciones de jóvenes y trabajadores griegos lograron paralizar los Planes de Bolonia. Estas movilizaciones de millones de jóvenes, igual que las que han tenido lugar en Italia contra Berlusconi o en Francia contra Sarkozy, tiene un denominador común: la protesta de la juventud contra al privatización de la enseñanza pública y la demanda de un futuro digno, que bajo el capitalismo no es posible.

El 4 de marzo: todos a la lucha en defensa de la enseñanza pública y de nuestro futuro

En el Estado español la lucha contra la privatización de la educación pública, contra los Planes de Bolonia y por que los jóvenes y trabajadores no paguemos la crisis del capitalismo, tiene que continuar, ampliarse y ganar más apoyo.

Desde el Sindicato de Estudiantes (SE) siempre hemos planteado que ésta lucha no debía quedarse en el ámbito de las universidades, sino que tenía que trascender a los institutos públicos y al conjunto de la clase trabajadora, así como tener una extensión lo más amplia posible en todo el Estado. A la luz de los acontecimientos se ha demostrado que ésta idea era cien por cien correcta. Al fin y al cabo ha sido a partir de las movilizaciones convocadas el 22-O y el 13-N, cuando a los medios de comunicación no les ha quedado más remedio que apresurarse a "explicar" qué es lo que estaba sucediendo, puesto que eran millones de personas en sus casas las que comenzaban a preguntarse qué estaba pasando con los estudiantes y porqué nadie decía nada. 

Por eso es necesario continuar con las movilizaciones, hacerlas aún más masivas y participativas, y unir a los estudiantes con los profesores y el movimiento obrero. Los ataques que hoy soporta la educación pública no sólo nos afectan a los estudiantes, los profesores son también víctimas de esta nueva situación 

El Sindicato de Estudiantes considera que no podemos adoptar una actitud pasiva frente a estos ataques. Hay mucho en juego, y la única manera de lograr que el Gobierno del PSOE retire estás contrarreformas que solo benefician a los empresarios y a los banqueros, es movilizándonos más ampliamente, más extensamente. Por eso, el Sindicato de Estudiantes llamamos a la Huelga General de estudiantes de Enseñanzas Medias y de Universidad para el 4 de marzo y a participar en las manifestaciones de ese mismo día. Sólo luchando podremos parar todos estos ataques y garantizar que se paraliza la aplicación de los Planes de Bolonia, la anulación del endurecimiento de la selectividad aprobado a finales de noviembre, así como de la reforma que degrada y devalúa la FP. . Desde el Sindicato de Estudiantes hacemos de nuevo un llamamiento a la unidad de acción a los sindicatos de profesores, UGT, CCOO y STE´s, a la CEAPA, y al conjunto del movimiento estudiantil a convertir el día 4 de marzo en una huelga general de toda la comunidad educativa, por que los profesores, el personal administrativo y los estudiantes tenemos los mismos intereses en esta batalla.

La lucha es el camino para conseguir nuestras justas demandas. Convoca y organiza Asambleas para votar la huelga y formar Comités de lucha. Organiza reuniones con los profesores de tu centro y facultad para ganar su apoyo a la movilización. Únete al Sindicato de Estudiantes para fortalecer el movimiento estudiantil de izquierdas, combativo y democrático.

¡Todos a la huelga y manifestaciones el 4 de marzo!

¡En defensa de la enseñanza pública. No a la privatización. No a Bolonia!

¡Por un futuro digno y un puesto de trabajo al terminar los estudios!

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org