Corriente Marxista Internacional

El pasado 17 de abril los estudiantes de Gijón volvieron a salir a las calles contra los planes de cierre del astillero privado y por la defensa del empleo, o lo que es lo mismo, por un futuro digno al acabar los estudios. El pasado 17 de abril los estudiantes de Gijón volvieron a salir a las calles contra los planes de cierre del astillero privado y por la defensa del empleo, o lo que es lo mismo, por un futuro digno al acabar los estudios.

Hace ya meses que los trabajadores de Naval Gijón volvieron a salir a luchar en las calles contra los planes de cierre del Astillero, todos los jueves por la mañana se cumplían religiosamente las movilizaciones y desde el Sindicato de Estudiantes considerábamos ya que era necesario que de nuevo la juventud saliera a defender su futuro y a solidarizarse con los trabajadores del sector naval. Es por esto que decidimos convocar esta huelga general de estudiantes para el jueves 17 de abril, coincidiendo con la movilización ya prevista de todos los jueves. Dicho y hecho, nos pusimos en contacto con el comité de empresa del astillero y empezamos a coordinarnos. Lo primero; un buen plan de asambleas, repartos en todos los centros, pegadas de carteles por las calles y los institutos, y una rueda de prensa. Todos los institutos de la Calzada, que es el barrio obrero de Gijón donde se encuentra el astillero, fueron tocados con asambleas o juntas de delegados y, como viene siendo habitual, la respuesta fue muy buena, todo el mundo sabe lo que se juega si los planes de cierre del astillero se llevan adelante: paro, desesperación, emigración, etc., en una comarca ya de por sí muy machacada por la reconversión.

El día 17 la manifestación transcurrió pacíficamente por las calles de la ciudad entre gritos de “¡Naval Gijón solución!” y “¡Después de estudiar, queremos trabajar!”. A pesar de que la asistencia de estudiantes fue pequeña, la valoración que hacemos de la convocatoria es positiva. De antemano sabíamos que iba a ser difícil movilizar masivamente el día de la entrega de las notas y, desde luego, la enorme presencia policial rodeando los institutos y el astillero no contribuyó mucho a animar a la gente. Sin embargo el tono de la movilización fue muy combativo y los estudiantes volvimos a demostrar que no vamos a quedarnos mirando sin hacer nada mientras nos desmantelan la comarca y nos roban el futuro. Desde el Sindicato de Estudiantes nos seguimos comprometiendo a movilizar a la juventud frente cada ataque a nuestro futuro y a las condiciones de vida de los trabajadores en general.

¡No al cierre del astillero!

¡Por una futuro digno

para la juventud!

Beatriz García Rubio

SE · Gijón


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org