Corriente Marxista Internacional

Versión en PDF

Ver también:

¡Gran éxito de la movilización contra las agresiones fascistas en Guadalajara!

Contra las agresiones fascistas

¡Huelga General en los institutos de Guadalajara el 11 de febrero!

--------

CARTA ABIERTA A GASPAR LLAMAZARES (Coordinador general de IU) Y CAYO LARA (Coordinador regional de IU Castilla-La Mancha)

Estimados compañeros:

Nos dirigimos a vosotros para trasladaros la enorme preocupación del Sindicato de Estudiantes ante los hechos que se han estado produciendo en Guadalajara en las últimas semanas.

El pasado sábado 5 de febrero un joven trabajador de Guadalajara estuvo a punto de ser asesinado tras serbrutalmente apuñalado en tres ocasiones por un conocido fascista que ya ha actuado en varias ocasiones en laciudad, Israel Galve Maldonado. Esta agresión no ha sido algo aislado. Durante los últimos años hemos asistido auna escalada de agresiones a jóvenes de izquierdas en esta ciudad por parte de un grupo de fascistas perfectamente organizados.

Esta agresión se ha podido dar debido a la total impunidad de que han gozado estos fascistas para golpear y amedrentar a quiénes han querido. Impunidad que le han otorgado la policía de Guadalajara (tanto local como nacional) así como los jueces. De hecho, el fascista que apuñaló al compañero ya había ido a juicio por haber agredido a un compañero de las Juventudes Comunistas y ha sido absuelto recientemente. Al dejarle en libertad se reafirmó en su impunidad y se envalentonó hasta el punto de intentar asesinar.

Estos grupos fascistas que actúan impunemente en todo el estado han crecido bajo la continua agitación de la dirección del PP contra la izquierda mientras han estado en el gobierno, en especial durante la guerra de Iraq y las elecciones del 14-M. Su fin es amedrentar, desorganizar y atomizar a los jóvenes y a los trabajadores en su lucha por mejorar sus condiciones de vida y su futuro. Por todo ello, sólo podemos confiar en nuestras propias fuerzas, en la organización y movilización de la clase trabajadora y los jóvenes para frenar a los fascistas y aislarlos socialmente. Y para esto tienen que servir las organizaciones de clase, para que ninguna agresión quede sin respuesta.

Estas agresiones, por tanto, no son fruto de una lucha entre bandas o grupos ultra de extrema derecha y extrema izquierda. Tampoco son fruto del cóctel de alcohol y drogas de los fines de semana que hace que los jóvenes se vuelvan violentos y se peleen. Esta teoría, no hace más que intentar criminalizar a los jóvenes en su conjunto —precisamente el sector de la población que más se ha movilizado y luchado en los últimos años— y meter en el mismo saco a los fascistas, que se divierten pegando y apuñalando, y a los que salimos el fin de semana a divertirnos, dando una imagen falsa de la juventud. De esta manera dejan a un lado lo fundamental: el carácter político de estas agresiones y el intento de amedrentar y dar un escarmiento por tener ideas de izquierdas.

La movilización de la juventud y los trabajadores: la única forma de aislar a los fascistas y frenar sus agresiones.

Desde el Sindicato de Estudiantes inmediatamente que conocimos los hechos, nos pusimos en marcha para dar una respuesta organizada y contundente. Convocamos una huelga de estudiantes para el viernes 11 de febrero y una concentración contra las agresiones fascistas, pidiendo el apoyo y respaldo de todas las organizaciones de izquierda de la ciudad. Esta movilización fue un gran éxito y hubo una manifestación en la capital con más de mil jóvenes, la mayor manifestación de la juventud en los últimos años en Guadalajara. Además, hemos insistido en una idea: esta respuesta no la podemos dar solamente los jóvenes, hay que sumar a los trabajadores y trabajadoras de la ciudad. Por eso consideramos fundamental que las organizaciones de la izquierda (CCOO, UGT, IU y PSOE) junto al Sindicato de Estudiantes convoquemos una manifestación por la tarde contra las agresiones fascistas y por el fin de la impunidad. Para ello hemos llamado a una reunión a todas las organizaciones y hemos propuesto la fecha del 24 de febrero para salir a la calle.

Si os explicamos todo esto es porque desgraciadamente durante el transcurso de estos hechos, nuestros compañeros del Sindicato de Estudiantes en Guadalajara se han encontrado con la oposición e incluso la descalificación por parte de la dirección de IU en Guadalajara. En lugar de sumar esfuerzos y contribuir a asestar un fuerte golpe a los fascistas, la dirección de IU en Guadalajara y, en concreto, su coordinador provincial, Maximiliano Romo, han hecho todo lo contrario, actuando contra el sentir general de los militantes de IU y el PCE muchos de los cuales han participado o apoyado la movilización. En una nota de prensa fechada el 10 de febrero (un día antes de la convocatoria de huelga) se puede leer “estas movilizaciones se enmarcan dentro de una estrategia de enfrentamiento entre jóvenes absolutamente inadecuada en los momentos de tensión que estamos viviendo. IU considera que la violencia fascista se combate con los instrumentos que nos proporciona el estado de derecho, nunca a través de movilizaciones que puedan entrar en una dialéctica que sólo conduce a la generación de más violencia”.

Estas declaraciones sólo sirven para hacerle el juego a los argumentos que habitualmente ha esgrimido la derecha, dando legitimidad a la vergonzosa campaña de criminalización contra los jóvenes desatada y que circunscribe estas agresiones a enfrentamientos entre “bandas ideológicas”, igualando a la mayoría de la juventud y a los jóvenes de izquierdas con los fascistas. Es decir, igualando a las víctimas de la violencia fascista con los verdugos. Tenemos que recordar que la manifestación estudiantil del pasado 11 de febrero fue completamente pacífica, mostrando una vez más la madurez y seriedad del movimiento estudiantil.

Es completamente falso explicar estas agresiones como “una enfermedad juvenil”. ¿Se les ha olvidado a estos compañeros que los fascistas han sido utilizados históricamente contra el movimiento obrero organizado? La historia reciente del Estado español es rica en ejemplos, no hay más que recordar la actuación de los guerrilleros de Cristo Rey o los asesinatos de los abogados laboralistas, militantes del PCE, durante la “transición”.

Las declaraciones de los compañeros de IU en Guadalajara son extremadamente peligrosas e inaceptables ya que ponen al Sindicato de Estudiantes y a los cientos de jóvenes que han salido a la calle para frenar este atropello, como los culpables de la violencia. Se insinúa que nuestra organización, organizando y movilizando a la juventud como tradicionalmente ha hecho la izquierda (no estamos inventado nada, simplemente llevando a la práctica las tradiciones de las organizaciones obreras) estamos provocando a los fascistas y alentando la violencia. Esto es totalmente falso. Los fascistas no necesitan que se les provoque, ya están provocados. ¿Acaso Israel Galve Maldonado fue provocado por su víctima antes de ser apuñalado?¿Acaso no llevan actuando impunemente los fascistas en Guadalajara sin que hasta ahora se les haya respondido en la calle contundentemente?¿Acaso no es cierto que la justicia y los cuerpos de seguridad del estado han permitido su actuación, incluso absolviendo a este fascista cuando había agredido y amenazado a otros compañeros?

Tenemos claro que la forma de actuar no puede ser la de la “política del avestruz”, es decir la de esconder la cabeza a ver si pasa el peligro. Es responsabilidad de la dirección de IU, así como del resto de organizaciones de izquierda no callar y fortalecer la organización del movimiento obrero y la juventud para evitar agresiones de este tipo. Igual que se pide por parte de las organizaciones de izquierda, por ejemplo, que se haga pública la lista de maltratadotes de mujeres y se sale a la calle, correctamente, para denunciar esta situación, ¿por qué no se actúa de la misma manera frente a los agresores fascistas, exigiendo que se hagan públicos sus nombres, que se acabe la impunidad y se impulsen movilizaciones para conseguirlo? Este es nuestro punto de vista y, honestamente, pensamos que ésta debería ser también la postura de vuestra organización.

Por eso seguiremos trabajando por conseguir una respuesta contundente y unitaria con las organizaciones de la izquierda. Os hacemos un llamamiento para que intervengáis en esta situación para conseguir un acercamiento con vuestros compañeros de IU Guadalajara y que convoquen junto a nosotros y el resto de organizaciones de izquierdas una manifestación el 24 de febrero contra las agresiones fascistas.

Esperando vuestra respuesta, recibid un saludo compañero

Ejecutiva Estatal del Sindicato de Estudiantes, y en su nombre

Juan José López, Secretario General del SE. En Madrid, a 14 de febrero de 2005


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org