Imprimir
El 12, 13 y 14 de abril nuestra organización va a celebrar su XI Congreso, en un momento muy importante para el movimiento estudiantil y para el movimiento obrero. Ejecutiva Estatal del SE

El Partido Popular ha cargado fuerte este curso contra la educación pública y ha profundizado todos sus ataques contra ésta. Se han propuesto acabar con esta conquista histórica de los trabajadores y se están dando prisa en llevarlo a la práctica. En el primer trimestre se aprobó la LOU y ahora han planteado la mal llamada "Ley de Calidad".

Queremos que el congreso sirva para organizar la movilización y para fortalecernos dentro de los centros de estudio. Una de las cosas que nos han enseñado las luchas de este curso es la necesidad de organizarnos mejor en cada instituto y facultad para plantar cara a la derecha. Los estudiantes necesitamos una organización combativa, democrática, de izquierdas, coordinada a nivel estatal y que tenga carácter permanente como es el Sindicato de Estudiantes. El congreso es nuestra reunión más importante, donde discutimos y decidimos de una manera democrática qué programa defender, las campañas y la orientación general que vamos a tener y donde elegimos a los compañeros responsables de garantizar que las tareas se cumplan y coordinen el trabajo. Por ello queremos que el máximo de compañeros de todo el estado participe en el congreso.

Pero no sólo discutimos temas educativos, los estudiantes no somos algo aparte de la sociedad y también nos afecta lo que ocurre en nuestro entorno, por eso este año vamos a tener un punto específico en nuestro congreso sobre la situación internacional y la alternativa a la sociedad capitalista. Como siempre hemos defendido, los problemas educativos no están desligados del tipo de sociedad en el que vivimos y consideramos que la lucha por una educación digna es parte de la lucha por la transformación socialista de la sociedad.

En conclusión, queremos que nuestro XI Congreso sirva para fortalecer la lucha de los jóvenes en defensa de la educación pública y por un futuro digno para los hijos de los trabajadores. Una vez más, demostraremos que los jóvenes de este país no somos los borrachos, los vagos, los pasotas que la derecha quiere vender a la opinión pública. La juventud que se está movilizando este curso es una juventud consciente que lucha por sus derechos. Eso es lo que le preocupa al PP, que nos organicemos y plantemos cara a su política de acoso y derribo a nuestras condiciones de estudio y de vida.