Corriente Marxista Internacional

La Corriente Marxista El Militante quiere mostrar su más enérgico rechazo a lo acontecido en el pleno constitutivo del Ayuntamiento de Leganés el pasado 16 de junio, en el que los votos en blanco de los tres ediles de Izquierda Unida, posibilitó que el Partido Popular pudiera hacerse con la alcaldía de esta localidad madrileña.

La Corriente Marxista El Militante quiere mostrar su más enérgico rechazo a lo acontecido en el pleno constitutivo del Ayuntamiento de Leganés el pasado 16 de junio, en el que los votos en blanco de los tres ediles de Izquierda Unida, posibilitó que el Partido Popular pudiera hacerse con la alcaldía de esta localidad madrileña.

No hay ninguna justificación posible que pueda excusar el sentido del voto de los concejales de IU. Las consecuencias de esta actitud irresponsable y frívola no se limitan al hecho de que por primera vez Leganés vaya a estar gobernada por la derecha (hecho ya de por si gravísimo), también es un golpe muy serio a la moral de los miles de jóvenes y trabajadores que el pasado 27 de mayo votaron a las candidaturas de la izquierda para cerrar el paso a la derecha.

Todas las explicaciones dadas por los concejales de IU para defender su actuación se derrumban ante el inexorable resultado después del pleno ¡¡hay una alcaldesa del PP  en Leganés!!

Si existían diferencias programáticas,  la única actuación responsable hubiera sido el haber votado por el candidato del PSOE y haber pasado a la oposición, para desde ahí presionar, con la movilización de los trabajadores si es preciso, para que el PSOE en el ayuntamiento haga una política realmente de izquierdas.

Después de años de seguidismo de la política aplicada por el PSOE en el ayuntamiento de Leganés, IU ha dado un giro hacia el vacío profundamente erróneo.

Es necesaria una inmediata rectificación. PSOE e IU deben ponerse de acuerdo rápidamente para la presentación de una moción de censura que desaloje a la derecha del Ayuntamiento de Leganés.

Pero los jóvenes y trabajadores de Leganés no debemos limitarnos a exigir esta solución, porque esto no es suficiente para frenar a la derecha a medio y largo plazo.

En Leganés, como en muchas localidades del llamado cinturón rojo de Madrid el avance electoral del PP es muy fuerte, hasta el punto que, por ejemplo en Móstoles, localidad con una gran tradición de izquierdas, la derecha ha conseguido la mayoría absoluta.

¿Cómo es posible que en ciudades emblemáticas de las luchas reivindicativas de la izquierda en la Comunidad de Madrid, donde la población está compuesta mayoritariamente por trabajadores, la derecha sea hoy la fuerza más votada en muchas de ellas?

En Leganés, es cierto que si sumamos los votos de PSOE e IU, la izquierda es mayoría, pero no lo es menos que el PP es la fuerza más votada, además por segunda vez.

Los motivos de esta situación (que explican también, en lo fundamental, la situación parecida que se da en muchas localidades madrileñas) hay que buscarlos en la política municipal aplicada por las organizaciones de izquierda durante muchos años, cuyo máximo inspirador ha sido el PSOE por ser el partido de izquierdas mayoritario y por tanto el mayor responsable. El grado de responsabilidad de IU también es muy importante; allí donde ha gobernado en solitario o en coalición con el PSOE, se ha limitado a desarrollar la misma política.

Tras años de aplicar una política en las cuestiones fundamentales difícilmente distinguible de la que la derecha desarrolla allí donde gobierna, privatizando servicios municipales, participando en mayor o menor grado en la orgía especulativa del sector de la construcción, etc; después de que legislatura tras legislatura con gobiernos municipales de la izquierda, las condiciones de vida de los trabajadores y los jóvenes hayan seguido deteriorándose, el acceso a una vivienda haya seguido siendo inviable para muchos y supuesto un gran sacrificio para el resto, la oferta de ocio que se ha venido ofreciendo a los jóvenes sea insuficiente y embrutecedora, etc; una profunda decepción se ha ido imponiendo paulatinamente entre los trabajadores y jóvenes, que en el terreno electoral se ha ido traduciendo en un inexorable aumento de la abstención, siendo esta el factor fundamental que explica el avance del PP en zonas tradicionalmente de izquierdas.

Por esta razón debemos exigir, no solo ayuntamientos de izquierda, es necesario demandar que estos apliquen una política verdaderamente de izquierdas, con medidas que realmente sirvan para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y jóvenes.

Es imprescindible que la izquierda en el ayuntamiento de Leganés, una vez vuelva a gobernar adopte entre otras las siguientes medidas:

  • Municipalización de los servicios privatizados.
  • Restituir los derechos democráticos mermados por las normativas antidemocráticas que impiden que las organizaciones puedan desarrollar su actividad propagandística (pegadas de carteles, repartos de propaganda, etc) con libertad.
  • Eliminación inmediata de la abusiva tasa de la basura.
  • Poner en marcha un plan de construcción de viviendas municipales que realmente sirva para que los que lo necesitan puedan acceder a una vivienda digna, sin que esto suponga hipotecarse para toda la vida o depender de la lotería de los sorteos. Estas viviendas deben ser propiedad municipal y ser cedidas en régimen de alquiler sin que este suponga más del 10% del salario de los que accedan a ellas.
  • Para poder abordar esta tarea, el ayuntamiento deberá constituir una empresa municipal de la vivienda. Para garantizar que la gestión de esta empresa es eficaz y transparente, la dirección de esta debe estar formada por un tercio de representantes del ayuntamiento, un tercio de representantes de las organizaciones sindicales de clase y un tercio de representantes de las asociaciones de vecinos del municipio.
  • Invertir los recursos necesarios para la mejora de las infraestructuras en la ciudad (instalaciones deportivas, centros de salud, etc, dotados del personal necesario)

Medidas de este tipo son las que deben caracterizar la gestión de la izquierda en el ayuntamiento de Leganés y en cualquier municipio del estado español. Desde la Corriente Marxista el Militante estamos trabajando para organizar movilizaciones para conseguir que tanto PSOE  como IU apliquen esta política.

Solo así es posible movilizar en el terreno electoral a la izquierda y demostrar que también en este frente la izquierda es mayoría y así cortar el paso definitivamente a la derecha.

POR UN AYUNTAMIENTO DE IZQUIERDAS QUE LLEVE A CABO UNA AUTENTICA POLÍTICA DE IZQUIERDAS


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org