Corriente Marxista Internacional

Hay una buena noticia en el PCE: en la Comisión Permanente elegida en julio, ha sido creada la Secretaría de la Memoria Histórica. Al acercarse el 70º aniversario del comienzo de la guerra civil, sería importante que este instrumento contribuya a re Hay una buena noticia en el PCE: en la Comisión Permanente elegida en julio, ha sido creada la Secretaría de la Memoria Histórica. Al acercarse el 70º aniversario del comienzo de la guerra civil, sería importante que este instrumento contribuya a retomar el debate sobre la Revolución española de 1931-1937 y también sobre la lucha contra el franquismo, ligándola a la lucha contra el capitalismo y por el socialismo.

Sin embargo, también llegan malas noticias. Tras 18 meses de gobierno del PSOE, el compañero Felipe Alcaraz acaba de declarar que todavía “hay que definir la posición del partido, ya que ahora no estamos ni en el gobierno ni en la oposición” (www.pce.es, 18/07/05). Sin embargo, cinco días más tarde (21/07/05) la Secretaría de Comunicación del partido nos informa de que “el PCE ha iniciado su trabajo de cara a estudiar los Presupuestos Generales del Estado del año 2006, que deberían ser pactados con el PSOE, así como los términos de la posible reforma laboral”. Vamos a ver. ¿Cómo pueden pactarse los presupuestos con el PSOE, si hasta ahora el partido admitía que se trata de la misma política económica antiobrera del PP? Además, ¿cómo pudo el PCE permitir el apoyo de Llamazares a los presupuestos de 2005, teniendo mayoría en la dirección de IU? Algo parecido también pasó en la votación en que Llamazares respaldó el envío de las tropas a Haití. ¿Acaso no sabíamos que el objetivo de EEUU era consolidar el golpe de Estado de 2004 y privatizar las empresas estatales de electricidad y telefonía de la isla? Lo que un comunista tiene que hacer es proclamar su total condena de la ONU como instrumento del imperialismo y no esconderse detrás de las supuestas “misiones humanitarias”, que esconden las barbaridades de las tropas invasoras.

Habla el compañero Alcaraz, con el mismo estilo del compañero Frutos, de “definir las filosofías existentes entre el PSOE y el PCE en temas como los Presupuestos Generales del Estado”. ¿Acaso no está clara la filosofía de Pedro Solbes y compañía tras la lucha de los Astilleros y los planes de privatización de Renfe? Es urgente que la nueva dirección del PCE empiece a diferenciarse claramente de la política de los parlamentarios de IU, en lugar de hablar como ellos. También deberían nuestros dirigentes, por el bien de la clase trabajadora y también del partido, dejar de engañarse sobre la posibilidad de condicionar la política del PSOE en una negociación. Hay que dar la batalla en la calle y en el movimiento sindical, especialmente en CCOO. La actitud pasiva de nuestra dirección nada tiene que ver con el necesario relanzamiento del partido en las fábricas, en las universidades y en los barrios obreros.

Si en la política institucional nuestros máximos dirigentes defraudan las expectativas de la militancia y también de los votantes de IU, en el plano sindical las cosas no han mejorado. Lo que reivindicamos los marxistas del PCE es que los militantes comunistas del sector crítico de CCOO sean ayudados por el partido en su acción y en el fortalecimiento de la izquierda en el sindicato. ¿Cómo? Liderando una campaña dentro del sindicato y los lugares de trabajo contra los acuerdos laborales de Méndez y Fidalgo con el gobierno y contra su política económica. Lamentablemente, la respuesta que recibimos es que los máximos dirigentes del partido desearían “pactar” con Solbes los términos de la reforma laboral. No es así como se hace un PCE que conecte con las aspiraciones de los activistas de la clase obrera.

Esta nueva dirección, al igual que las anteriores, demuestra que tiene muy poca confianza en la clase trabajadora y en la juventud. En lo esencial, sigue desacatando el mandato fundamental de relanzar el partido. Nos toca a la militancia realizar aquel mandato. En las agrupaciones tenemos que formarnos en la teoría marxista; en los barrios y puestos de trabajo debemos aplicar en la práctica la defensa de la clase trabajadora y construir el PCE. De poco sirve quejarse o desanimarse: la mejor manera de decir es hacer y tratar de ser el ejemplo para los demás compañeros y compañeras.

Francesco S.

Militante del PCE en Sevilla


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org