Imprimir
En la tarde del pasado mes de mayo tenían lugar las elecciones al Consejo Político Local de Izquierda Unida de Guadalajara. A estos comicios con-currían dos candidaturas. Una encabezada por Leonor Coronado y seguida por Jordi Badel, actual y único co En la tarde del pasado mes de mayo tenían lugar las elecciones al Consejo Político Local de Izquierda Unida de Guadalajara. A estos comicios con-currían dos candidaturas. Una encabezada por Leonor Coronado y seguida por Jordi Badel, actual y único concejal de IU en el ayuntamiento de la ciudad, que representaba la línea continuista con la práctica política oficial de IU que se ha caracterizado por el seguidismo respecto a la política municipal del PSOE (privatizaciones, subida lineal de los impuestos...), su negativa a apoyar las movilizaciones del Sindicato de Estudiantes y la Juventud Comunista contra las agresiones fascistas y un tímido apoyo a los trabajadores en los conflictos de Promek y Trapsa.

La otra candidatura, cuyos primeros puestos ocupaban Enrique Alejandre y Marta Velasco, era la expresión de aquellos que entienden que una parte importante de la razón de existir de IU, es el apoyo a las movilizaciones de jóvenes y trabajadores como la mejor garantía contra las agresiones fascistas, los cierres de empresas (Promek) o las privatizaciones de servicios municipales que a la corta o a la larga van en perjuicio de los usuarios y los trabajadores de los mismos.

La defensa de estas posiciones, llevó a la apertura de expedientes disciplinarios a los afiliados, Darío Herchhoren, Carlos Rodríguez, Diego Herchhoren, Enrique Alejandre, Fernando Prieto, Hilario Gil y Jaime Sinde, en un intento de acallar las voces discrepantes de IU, para lo que se contó, como es natural, con el visto bueno y el espaldarazo de la prensa burguesa provincial. Incluso, unos días antes de celebrarse las elecciones al Consejo Político Local, el concejal Jordi Badel se permitía afirmar que no teníamos cabida en IU. ¿Es que sobramos acaso los que hemos estado día a día en la calle para que los jóvenes puedan transitar sin miedo por Guadalajara? ¿Tal vez los sindicalistas y los jóvenes comprometidos? ¿Tan sobrada anda IU de fuerzas que se puede permitir el lujo de echar al 30% de la organización?

Después de esta campaña de acoso y derribo, la candidatura encabezada por Enrique Alejandre obtuvo el 27% de los votos emitidos, por lo que él mismo y Marta Velasco estarán en el Consejo Político Local de IU de Guadalajara. Por unas décimas no se consiguió un tercer representante. Después de toda la avalancha contra las voces críticas en IU, éstas incluso han incrementado el apoyo que tiempo atrás tenían.

El compromiso de nuestra pertenencia al Consejo Político de IU Guadalajara lo será para las grandes y pequeñas cosas. La lucha por el socialismo va unida a conseguir mejoras en la ciudad donde vivimos, pero éstas no se van a conseguir solamente en el pleno, es necesario organizar a los jóvenes y los trabajadores, desenmascarar los verdaderos intereses que se ocultan tras las privatizaciones o publicitar lo que el ayuntamiento paga todos los años a la banca.

Sólo una política audaz en la forma y en el fondo, con confianza en la capacidad de comprensión y movilización de los trabajadores hará posible que crezcamos con más afiliados y cargos públicos. Las demás políticas de la actual dirección se han puesto en práctica y han fracasado. Retomemos el camino de la movilización y la lucha por el socialismo.

Enrique Alejandre y Marta Velasco