Corriente Marxista Internacional

Extracto: "Creemos firmemente que sólo la organización y la movilización de los trabajadores y la juventud pueden aislar y acallar a los fascistas. Se equivocan quienes confían exclusivamente en los jueces y la policía, en el Estado de Derecho, en d El pasado 5 de febrero un joven simpatizante de la Juventudes Comunistas de Guadalajara era apuñalado por Israel Galve Maldonado, un conocido fascista , denunciado anteriormente en varias ocasiones.

Ante este hecho, un grupo de más de 150 jóvenes y trabajadores nos concentrábamos la tarde del día siguiente ante los Juzgados de Guadalajara para expresar nuestra indignación y rechazo y allí mismo se llevó a cabo una asamblea en la que se discutió qué hacer para acabar con las agresiones fascistas. Posteriormente nos dirigimos en manifestación hacia la casa del agresor y después hasta la Subdelegación del Gobierno.

Hay que decir que en ningún momento hicieron acto de presencia en la concentración ni el Coordinador Provincial de IU ni el Teniente de Alcalde, único concejal de IU en el Ayuntamiento. Después, alegarían que no fueron avisados y que no tenían conocimiento de los hechos.

El lunes, 7 de febrero, representantes del Sindicato de Estudiantes, Sector Crítico de CC.OO., El Militante, Juventudes Comunistas, PCE, CNT, STE y miembros de la dirección de IU se reunían y acordaban que IU instaría al PSOE, UGT y CC.OO. a realizar una manifestación unitaria contra las agresiones fascistas, poniendo como fecha de referencia el 24 de febrero.

IU, PSOE, CC.OO. y UGT suscribían un comunicado en el que condenaban el hecho, exigían medidas policiales y en ese sentido iban a reunirse con el Subdelegado del Gobierno para analizar los hechos y estudiar las medidas a emprender. Un comunicado propio de IU también apelaba a que la Subdelegación tomara medidas contra los elementos fascistas.

Por su parte, en declaraciones vertidas por el Subdelegado, Juan Pablo Herranz, éste calificaría los continuos actos de violencia fascista en Guadalajara como “lucha entre bandas”.

Cuando, días después, desde el Sindicato de Estudiantes se plantea la creación de comités antifascistas en los Institutos de Secundaria para encauzar de forma organizada y pacífica la enorme indignación existente entre la juventud y evitar enfrentamientos aislados que no conducirían a nada, así como la convocatoria de una manifestación para el día 11 –en la participaron más de 1.000 jóvenes sin ningún tipo de incidentes-, todo esto fue aprovechado por la dirección de IU para dar un paso atrás, en el sentido de plantear que no convocaban junto al SE ninguna manifestación, alegando débiles argumentos, tales como la existencia de jóvenes encapuchados en la concentración del domingo 6 de febrero (algunos lo iban por el temor a ser reconocidos por los fascistas, ya que antes habían sido agredidos) o la propuesta de crear comités antifascistas.

Pero las cosas no quedaron ahí. Públicamente desautorizaron a los militantes y dirigentes de IU que hicieron un llamamiento a la participación en la manifestación de estudiantes y acudieron a ella, con planteamientos tales como “nos colocamos fuera del Estado de Derecho” o que “estábamos con gente que apoyaba la pena de muerte”, porque había una pancarta en la concentración del día 6 que ponía “Fachas al paredón”, o también que IU “no puede estar en un sitio con encapuchados”.

También, y públicamente, IU no apoyó el llamamiento lanzado por el SE, uniéndose a ellos las direcciones de CC.OO., UGT y PSOE. Llegados a este punto, una parte de los actuales dirigentes de IU lanzaron una campaña de caza de brujas contra Carlos Rodríguez, miembro de la Ejecutiva Provincial de IU y cabeza visible de la oposición de izquierdas que existe dentro de IU en Guadalajara.

En lugar de convocar a los órganos de dirección de IU para discutir en profundidad cuál era la respuesta que había que dar a estas agresiones, optaron por descalificar esta movilización desde la prensa burguesa y, lo peor de todo, a día de hoy desconocemos cuál es su alternativa frente a las agresiones fascistas, haciendo un frente común con las direcciones del PSOE, CC.OO. y UGT contra el SE, los marxistas de IU agrupados en torno al periódico El Militante y destacados miembros de las Juventudes Comunistas y del PCE.

Finalmente, el pasado día 15 se convoca un Consejo Político Provincial en el cual no se debate qué hacer frente a la situación creada tras las agresiones, sino que se hace un informe alabando la postura del Coordinador Provincial en este tema y abriendo expedientes disciplinarios a 6 dirigentes y afiliados de IU, así como la expulsión de la Ejecutiva Provincial de tres dirigentes. Como muestra de alguna de las “grandes preocupaciones” que ocupan sus mentes, también se discutió el cambio de local, para abandonar la sede del PCE, que siempre estuvo a disposición de IU.

Los marxistas que militamos en IU, junto con independientes y miembros del PCE y las Juventudes Comunistas no tenemos nada que reprocharnos en nuestra actuación frente a las agresiones fascistas. Creemos firmemente que sólo la organización y la movilización de los trabajadores y la juventud pueden aislar y acallar a los fascistas. Se equivocan quienes confían exclusivamente en los jueces y la policía, en el Estado de Derecho, en definitiva, que han demostrado su incapacidad de atajar estos ataques: el agresor fascista fue absuelto hace escasos meses en un juicio por agresiones contra el responsable de las Juventudes Comunistas en Guadalajara.

Seguiremos luchando dentro de IU contra los expedientes y contra la política seguidista de IU respecto al PSOE. Estamos convencidos que una inmensa mayoría de afiliados y votantes de IU están con nosotros en la lucha por una acción decidida y unitaria de masas contra el fascismo.


Nueva página

Para mantenerse al día con nuestras actualizaciones, por favor visite nuestra nueva página en luchadeclases.org